COX Energy construirá un parque fotovoltaico de 1.000 MW de potencia en Chile

26/09/2014

26 de septiembre de 2014

La compañía energética española COX Energy, presidida por Enrique Riquelme Vives, construirá un parque fotovoltaico de 1.000 MW de potencia instalada en Chile, que se convertirá, posiblemente, en el mayor parque fotovoltaico del mundo una vez que en 2020 haya finalizado su construcción. La empresa prepara su salida al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) con objeto de acelerar el desarrollo de su plan de negocio.

El parque, denominado' El sol de Vallenar', ocupará una extensión superior a las 2.150 hectáreas y está situado en el desierto de Atacama en Chile, uno de los puntos con mayor nivel de irradiación solar del planeta, y por tanto, un lugar óptimo para la producción de energía proveniente del sol. La producción del parque se divide en cuatro fases. La primera de ellas comenzará a finales de 2014 y supondrá la generación de 300 MW de potencia instalada y una inversión de más de 340 millones de euros.

Según el presidente, Enrique Riquelme Vives, “la puesta en marcha de El Sol de Vallenar, supone para Cox Energy, la oportunidad de situarse a la cabeza de las compañías fotovoltaicas que están desarrollando parques en Latinoamérica y convertirse en referente dentro del sector de la energía solar fotovoltaica con un proyecto en el que las subvenciones no son necesarias para ser rentables”.

foto
Enrique Riquelme Vives, presidente de COX Energy.

Cox Energy está ultimando todos los permisos y licencias necesarios para el inicio de las obras del parque El Sol de Vallenar, consolidando lo que supone una ventaja competitiva, ya que obtener la aprobación de un proyecto como éste en Chile suele durar varios años.

Chile es una de las economías más boyantes de Latinoamérica y se encuentra entre las mejor valoradas de todo el continente. Las agencias internacionales, Moodys, Fitch y Standard and Poor's le otorgan una calificación de riesgo país equiparable con las economías desarrolladas del continente europeo.

El precio de la energía en Chile es uno de los más elevados del mundo. Esto de se debe tanto a causas geográficas, (aislamiento territorial del país que afecta gravemente a las importaciones de electricidad o el alto peligro sísmico que le impide la construcción de centrales nucleares), como estructurales. En este sentido el Gobierno chileno construirá, en los próximos años, una nueva línea de transmisión de más de 1.000 MW de capacidad, a lo que se une la aprobación, en 2013, de una ley por la que se duplica la participación de las Energías Renovables No Convencionales (Ernc) en la composición de la matriz eléctrica chilena. La principal consecuencia de esta normativa ha sido elevar la obligación de participación de las Ernc, como la fotovoltaica, en el mix de energía chileno, de un 10% previsto en 2024 a un 20% en 2025.