Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Los materiales VAC están presentes en el nuevo avión Solar Impulse

22/07/2014

22 de julio de 2014

André Borschberg y el equipo del proyecto Solar Impulse han presentado el nuevo avión con el que pretenden dar la vuelta al mundo en cinco etapas en 2015 usando solamente energía solar. Solar Impulse 2 (SI2) es el sucesor de la aeronave Solar Impulse (HB-SIA), que acumula varios hitos, como realizar vuelos nocturnos (trayectos de 24 horas) y atravesar América del Norte, sin olvidar que logró el vuelo más largo tripulado impulsado por energía solar.

Ambos aviones están construidos usando materiales fabricados por VAC, empresa representada en España, Portugal y Chile por Anatronic.  Estos productos aportan propiedades específicas que contribuyen significativamente a mejorar el rendimiento de motores eléctricos de alta eficiencia.

El modelo SI2 se beneficia de actualizaciones para hacer frente a los nuevos objetivos de cruzar los océanos: contar con una cabina presurizada más espaciosa para altitudes superiores y con cableado y aviónica impermeables para resistir la lluvia. También se han incorporado sistemas redundantes para aumentar la fiabilidad. El suministro de oxígeno y otros sistemas de asistencia al piloto ahora pueden rendir en altitudes de vuelo de hasta 12.000 metros.

Con una envergadura de alas de 80 metros, el SI2 es ligeramente más ancho que su equivalente, el A380, gracias a un diseño ligero que no es más 'pesado' que un vehículo. La aleación Ultravac 44 V6 de VAC se ha integrado en el estator y el rotor los motores de la aeronave. También se han usado sistemas magnéticos unidos en forma de pequeños bloques de Vacodym. Este ensamblaje reduce las pérdidas de corriente inducida y, por lo tanto, incrementa la eficiencia del motor al 98 por ciento.

Los materiales NiFe han sido utilizados como alternativa al acero eléctrico, ofreciendo los beneficios de pérdidas de histéresis extremadamente bajas. La nueva aleación Ultravac 44 V6 también proporciona una resistencia eléctrica de 0.8 µΩ, casi el doble que la del acero eléctrico. El nuevo material minimiza la corriente inducida y, por consiguiente, es particularmente útil a la hora de responder a la necesidad de motores de alta velocidad. En general, la reducción de las pérdidas de hierro provoca una mejora en la eficiencia de los motores eléctricos y Solar Impulse 2 es una prueba de ello.

Este es sólo un ejemplo de los posibles usos de los materiales Ultravac y Vacodym en muy diversas industrias, como la aeronáutica y la automoción.