Eneragen presenta sus contribuciones al nuevo Plan Nacional de Acción de Eficiencia Energética 2014-2020

11/07/2014

11 de julio de 2014

El Gobierno español presentaba, el pasado mes de abril, a la Comisión Europea el nuevo Plan Nacional de Acción y Eficiencia Energética 2014-2020, como herramienta central de la política energética española para alcanzar los objetivos de ahorro y eficiencia energética que se derivan de la directiva 2012/27/UE y en el que se define la estrategia que orientará las actuaciones en materia de ahorro y eficiencia energética a nivel nacional durante los próximos años.

Eneragen, en el ánimo de fortalecer el desarrollo del Plan de Acción, presenta su visión y aportaciones, contribuciones avaladas por la amplia experiencia de las agencias de energía en el desarrollo de actuaciones propias de ahorro y eficiencia energética en sus respectivos ámbitos competenciales y territoriales, por su especializado y profundo conocimiento del sector, seña de identidad de las agencias de energía, así como por el éxito alcanzado, y reconocido en el propio Plan, en la gestión de las distintas líneas de incentivos durante anteriores programas estratégicos.

En un exhaustivo análisis del nuevo plan, las agencias españolas de energía integrantes de la asociación plantean una serie de consideraciones y propuestas que consideran imprescindibles para la consecución de los objetivos establecidos y para garantizar una aplicación eficiente de las medidas.

Eneragen pone de manifiesto en el documento la necesidad de definir claramente la conexión y complementariedad existente en relación con las medidas, presupuestos, fuentes de financiación, indicadores, agentes a intervenir y metodología de ejecución existente entre el nuevo plan de acción y el anterior 2º Plan de Acción Nacional de Eficiencia Energética de España 2011-2020. En la misma línea, se solicita desde la Asociación, que se clarifique la contribución individual de cada una de las medidas propuestas al objetivo final de ahorro, que se establece en un 26.4 %, así como la distribución presupuestaria entre ellas, al objeto de poder valorar eficazmente la viabilidad en la consecución del objetivo global propuesto.

Eneragen considera acertado el relevante papel que se otorga a las empresas de servicios energéticos. No obstante, aunque apuesta por este modelo, considera imprescindible que se produzcan cambios normativos que permitan afrontar las barreras todavía existentes en la actualidad, tanto de tipo financiero como administrativo, proponiendo para ello, que se regulen los contratos de servicios energéticos en el sector público, de forma que computen como un servicio más y no como endeudamiento. Eneragen advierte en su análisis de la distorsión que puede ocasionar el hecho de que las empresas comercializadoras puedan delegar sus obligaciones de eficiencia energética en las empresas proveedoras de servicios energéticos, recordando que muchas de estas empresas pertenecen precisamente al mismo grupo empresarial que las comercializadoras, a las que se ofrecería, por tanto, una doble vía para actuar. Es necesario que el procedimiento de control evite estas posibles duplicidades.