Las baterías de Saft alimentan el Internet de las Cosas en la Expo Sensors de Rosemont

04/07/2014

4 de julio de 2014

Las baterías desempeñarán un papel cada vez más importante en los dispositivos con sensores inalámbricos que dependen de energía fiable para alimentar el Internet de las Cosas. Saft, destacado en diseño y fabricación de baterías de tecnología avanzada para la industria, suministra baterías de larga duración, fiables y eficientes para alimentar ese Internet de las Cosas.

Wayne Pitt, Business Development Manager de Saft, fue el encargado de dar la conferencia ‘Alta temperatura de litio-ión: la ampliación de la gama de temperatura y tiempo de ejecución en entornos difíciles’ que tuvo lugar el pasado miércoles 25. Saft también acogió en su stand una presentación bajo el nombre de ‘Baterías que alimentan el Internet de las Cosas’.

“Las aplicaciones de sensores son variadas en lo que a necesidades de energía se refiere, requisitos de alimentación, físicos y medioambientales, por lo que demandan de una amplia gama de soluciones energéticas compatibles”, dijo Pitt. "El bajo rendimiento o fracaso de la fuente de energía para estos sensores inalámbricos puede derivar en altos costes de operación, pérdida de la función, e incluso problemas de seguridad, por lo que es imprescindible contar con una comprensión de la variedad de soluciones de energía de alto rendimiento necesarios hoy en día”.

foto
Baterías Saft.

Las baterías de Saft requieren mantenimiento nulo y suministran red de sensores wifi y aplicaciones Máquina a Máquina (M2M) con fiabilidad y autonomía suficiente bajo cualquier condición. Saft ha mostrado en la Expo Sensors 2014 diversos productos de cloruro de litio-tionilo (Li-SOCI2), dióxido de azufre y litio (Li-SO2), dióxido de litio-manganeso (Li-MnO2) y de iones de litio (Li-ión).

Las células primarias de litio de la compañía y las baterías alimentan directamente dispositivos terminales IoT en un amplio rango de condiciones climáticas, sin necesidad de mantenimiento o sustitución durante la vida útil del dispositivo. Las baterías y pilas de ión-litio recargables son de larga duración y ofrecen una amplia gama de temperaturas de funcionamiento para apoyar a los sistemas de captación de energía WSN. Las baterías primarias de litio de alta temperatura de Saft tienen la capacidad de soportar entornos duros y temperaturas de hasta 150°C. También tienen una opción de almacenamiento de energía para garantizar la autonomía durante toda la vida útil del dispositivo.

Actualmente, Saft ofrece soluciones de energía de alta calidad para una amplia gama de aplicaciones industriales, comerciales y para sensores residenciales, respaldada por más de 30 años de experiencia. Además, la cartera de baterías primarias de litio de Saft ha demostrado durar hasta dos décadas, un ciclo de vida más largo que el propio contador en aplicaciones de medición al aire libre.