Lula Da Silva participa junto a Ignacio Galán en el encuentro internacional de directivos de Iberdrola

28/03/2014

28 de marzo de 2014

El expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ha participado junto al presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, en el tradicional encuentro internacional de directivos del Grupo, que se celebra cada año en la Torre Iberdrola de Bilbao la víspera de la Junta General de Accionistas.

Previamente, ambos han visitado el estadio San Mamés, siguiendo el deseo de Lula da Silva de conocer el nuevo recinto deportivo del Athletic Club Bilbao, dada su conocida afición por el fútbol. Allí han sido recibidos por el presidente del Club, Josu Urrutia, quien les ha explicado las características del nuevo estadio y la situación de las obras, que está previsto concluir en los próximos meses.

El exmandatario brasileño ha expuesto su trayectoria vital y su papel en la transformación de Brasil, asegurando que su objetivo al llegar a la presidencia fue “probar que era posible gobernar un país de forma diferente”. “Era muy importante el crecimiento económico, pero había que demostrar que era posible hacerlo de manera equitativa”, ha señalado.

Asimismo, Lula da Silva ha valorado el aumento de la prosperidad a través de iniciativas como Luz para Todos, el programa de electrificación de mayor envergadura impulsado por el Gobierno de Brasil, en que participa Iberdrola, y que ha permitido conectar a la red eléctrica a tres millones de familias de zonas rurales, beneficiado a unos 15 millones de personas.

Posteriormente, Ignacio Galán ha calificado de auténtico privilegio poder contar con el expresidente brasileño, a quien ha hecho entrega de una camiseta de la Selección Española de Fútbol firmada por los jugadores. En tono distendido, ha recordado que el equipo dirigido por Vicente del Bosque y patrocinado por Iberdrola irá en junio al Mundial de Brasil como vigente campeón del título.

 

foto
Galán, Lula Da Silva y Urrutia en San Mamés.

La presencia de Lula da Silva en la reunión de directivos de Iberdrola pone de relieve también el importante proceso de internacionalización experimentado por la compañía en los últimos años, donde Brasil ocupa un papel fundamental.

El último gran hito de la expansión internacional del Grupo tuvo lugar, precisamente, en Brasil, con la integración en 2011 de Elektro. Iberdrola -presente en el país desde 1997 a través de su participada Neoenergia- es hoy la primera distribuidora de energía eléctrica por número de clientes, con 12,4 millones de puntos de suministro, y cuenta con una potencia instalada de 1.883 megavatios (MW).

El Grupo, que invirtió más de 610 millones de euros en Brasil a lo largo de 2013 –el 20% del total-, prevé destinar cerca de 800 millones de euros adicionales entre 2014 y 2016 principalmente al área de generación y a redes.

Tras la intervención de Lula da Silva, el presidente de Iberdrola ha realizado un balance del ejercicio 2013 ante los directivos del Grupo, procedentes de los principales países en los que la empresa está presente, como España, Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y México.

Según ha explicado Ignacio Galán, el modelo de negocio basado en la internacionalización ha permitido a la compañía mitigar el impacto de las medidas regulatorias y fiscales en España. Al mismo tiempo –ha señalado- se ha reforzado la solidez del balance, reduciendo la deuda en más de 2.250 millones de euros con respecto al ejercicio anterior.

El presidente de Iberdrola ha subrayado que, a pesar de la incertidumbre regulatoria en Europa, las acciones de la empresa se han revalorizado a lo largo de 2013 un 10,5%, por encima del Eurostoxx Utilities y de los principales competidores europeos.