Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Iberdrola colabora en Kenia con Energía sin Fronteras en el suministro eléctrico a la 'Ecoaldea Nyumbani'

07/03/2014

7 de marzo de 2014

Iberdrola, a través de su Fundación y de su filial de Ingeniería, ha colaborado con la Fundación Energía sin Fronteras en la construcción y puesta en marcha de un huerto solar en la aldea keniata de Nyumbani.

Este proyecto de suministro eléctrico se enmarca dentro de la iniciativa solidaria desarrollada por Energía sin Fronteras, entidad de la que la Fundación Iberdrola es patrono, junto a varias entidades y empresas, en la que se están facilitando diversos servicios en esta aldea de Kenia.

La’Ecoaldea Nyumbani’ es un proyecto desarrollado desde 1991 por la ONG local’Amigos de Nyumbani Children of God Relief Institute’, que es la responsable de la construcción y estado actual de la aldea.

Ubicada en la provincia del Este, en el distrito de Kitui, la aldea fue creada para 1.000 niños huérfanos de padre y madre -fallecidos a causa del VIH- y 100 abuelos que se ocupaban de ellos. Actualmente, este lugar ya atiende a más de 4.000 niños y abuelos que viven en la aldea y a la población que acude al centro de salud.

El poblado de Nyumbani cuenta con unas 100 viviendas, todas ellas con un pequeño huerto y una granja de animales domésticos, que son atendidas por los habitantes de la aldea.

foto
Aldea de Nyumbani.

Esta población carecía hasta la fecha de suministro eléctrico fiable, siendo su única fuente de energía unos grupos electrógenos para el bombeo de agua y la maquinaria de los talleres y unos paneles fotovoltaicos aislados para iluminación básica.

Para desarrollar este proyecto, se han instalado de 216 paneles solares de última generación, conectados a una micro red local, que disponen de una potencia de 45 kilovatios (kV) y que han sido transportados desde España.

Gracias a esta iniciativa, todos los habitantes de la aldea tienen suministro de energía eléctrica de una forma regular, mejorando las condiciones de vida de la población y permitiendo que se puedan realizar en mejores condiciones las labores de educación y los servicios de salud y de formación que se desarrollan en esta aldea. Además, el acceso a la energía evita a esta localidad sufrir dependencia del combustible fósil, con los altos costes que requieren e incluso permite a la ecoaldea ser autosuficiente.

En Nyumbani se da atención sanitaria a la población, se imparte educación básica en escuelas de primaria y secundaria y formación profesional a través de dos Centros Politécnicos. También se realizan actividades productivas como los cultivos para la obtención de biomasa, la reforestación para producción maderera y se han creado talleres para trabajar la madera y metal. El número de personas atendidas por la organización desde 1999 en estos momentos crece a un ritmo de 100 al mes y abarca las comunidades de Kangemi, Waithaka, Kawangware, Riruta, Mutuini Ruthimitu, Kibera y Kariobangi.