Posicionamos su web SEO / SEM

GMV participa en el proyecto Arcfuel para el cartografiado de combustibles forestales

19/12/2013

20 de diciembre de 2013

GMV, multinacional tecnológica española, participa en el proyecto Arcfuel, que ofrece una metodología completa y moderna para el cartografiado de combustibles forestales en la región mediterránea de Europa, así como una serie de bases de datos geospaciales de clasificaciones de combustibles accesibles a través de la web, y basadas en datos accesibles e interoperables de acuerdo con los principios Inspire.

Arcfuel está enmarcado en el programa Life+, el único instrumento financiero de la Unión Europea dedicado, de forma exclusiva, al medio ambiente. La metodología del proyecto Arcfuel, que utiliza técnicas de teledetección y datos de observación de la tierra, se ha demostrado en una serie de áreas de test en la cuenca mediterránea, el área más duramente afectada por los incendios forestales en la Unión Europea.

Los incendios forestales no respetan las fronteras y en verano no es raro ver que un fuego se propaga desde un estado miembro al vecino. La gestión efectiva de los incendios forestales requiere una cartografía de combustibles que raramente se encuentra disponible. Con muy pocas excepciones, las cartografías de combustible forestal existentes en Europa son de ámbito local o regional y muy heterogéneas entre sí, pues además de corresponder a distintas fechas, se elaboran con distintas aproximaciones metodológicas. Arcfuel pretende paliar esa insuficiencia mediante la estandarización de un flujo de producción, aplicable en cualquier lugar de Europa, que además es compatible con los esquemas para datos geoespaciales de Inspire.

foto
Proyecto Arcfuel.
La composición, estructura y el estado del combustible forestal son dos factores que dominan la dinámica del fuego. Conocer los modelos de combustible y sus patrones espaciales es trascendental para que se pueda coordinar la estrategia de gestión más adecuada para los incendios forestales, acorde a las cuatro fases del ciclo de vida de los mismos:

• Fase de prevención y preparación (anterior al fuego): requiere acciones de educación y concienciación, de modelos de riesgo de incendios forestales, y de acciones que aumenten la resiliencia tanto de la población, como del medio natural. La cartografía de combustibles es clave en la planificación de estas medidas, incluyendo las quemas prescritas.

• Fase de emergencia (durante el fuego): requiere información fiable, en tiempo real, para identificar prioridades del riesgo y tomar decisiones de forma rápida. La simulación de la propagación del fuego se apoya necesariamente en una cartografía de combustibles forestales.

• Fase de impacto (tras el fuego): Los incendios forestales aumentan el riesgo de inundación y/o erosión, en un grado que depende del tipo de combustible existente.