Posicionamos su web SEO / SEM

Mecasolar realiza un proyecto europeo de I+D de los seguidores solares fotovoltaicos

14/06/2013

14 de junio de 2013

La Unión Europea ha puesto en marcha un nuevo proyecto de investigación que, bajo la denominación de 'Optimus' y enmarcado en el 'Programa de Cooperación Tecnológica Eureka', se centrará durante los próximos tres años en la investigación y desarrollo de nuevos materiales para su aplicación en los seguidores solares con el objetivo de maximizar su eficiencia. Con un presupuesto global de 830.577 euros, el proyecto internacional está liderado por Mecasolar  y también participan en el mismo las compañías Advanced Composite Fibers (ACF) e Iston.

El objetivo final del proyecto es dar respuesta a las necesidades tecnológicas de la industria solar que demanda productos finales que sean competitivos en costes, con una reducción en el consumo de materiales, del peso del seguidor y del tiempo necesario para su construcción. En este sentido, el carácter multidisciplinar del proyecto permitirá generar conocimiento y avanzar en el campo de los composites de base polimérica y en los de base cementicia, orientados a la producción de seguidores solares.

Para conseguirlo, bajo el liderazgo de Mecasolar, trabajarán durante los próximos tres años de forma coordinada las tres compañías participantes en el proyecto: Mecasolar (España), multinacional especializada en el diseño y fabricación de seguidores solares, estructuras fijas para suelo y tejado y tornillos de cimentación para grandes plantas solares fotovoltaicas; ACF (España), especializada en la comercialización, consultoría, diseño y ejecución de soluciones de elevadas prestaciones basadas en polímeros reforzados con fibra de carbono (CFRP) y fibra de vidrio (GFRP); junto a la compañía turca Iston (Turquía), especializada en elementos prefabricados de cemento y hormigón.

foto
Entre los aspectos que se mejorarán con los composites respecto a los actuales materiales (fundamentalmente acero galvanizado), destacan: la reducción de un 30% en el peso de la estructura, que actualmente oscila entre los 1.920 y los 2.225 kilogramos; una mayor resistencia a la corrosión en ambientes agresivos aumentando la durabilidad de los seguidores, puesto que la resistencia a los agentes químicos y a los ácidos orgánicos e inorgánicos es mayor en los composites; así como una disminución en el coste de mantenimiento de los seguidores y una esperanza de vida del seguidor que se espera sea idéntica a la de los paneles solares.

Empresas o entidades relacionadas

Mecasolar