Más de 500 asistentes de 26 países acuden al Cleantech Forum Europe 2013

23/04/2013

23 de abril de 2013

Más de 500 asistentes de 26 países han participado, del 16 al 18 de abril, en el Cleantech Forum Europe 2013, encuentro empresarial organizado por Cleantech Group e Innobasque, Agencia Vasca de la Innovación, que por primera vez se ha celebrado en el sur de Europa. Inversores, emprendedores y grandes corporaciones, el 70% de los cuales eran de procedencia extranjera, han compartido sus experiencias, identificado proyectos de alto potencial y buscado oportunidades de negocio innovadoras en tecnologías limpias.

La plataforma de las tecnologías limpias liderada desde Euskadi, Southern Europe's Cleantech Hub, ha mostrado sus fortalezas en el sector de los componentes de automoción, la energía, el tratamiento de aguas residuales y la edificación sostenible. Además, se ha posicionado como el puente natural entre Europa y Latinoamérica, donde, al igual que en el resto de mercados emergentes, las necesidades en tecnologías limpias son una gran oportunidad de negocio e inversión, debido a los ratios de crecimiento e industrialización que experimentan.

foto
Una de las sesiones del Cleantech Forum Europe 2013.
Así, por ejemplo, la transformación urbanística latinoamericana se estima en unas inversiones anuales de unos 12.000 millones de euros, en las 180 ciudades de tamaño medio con proyectos actuales o futuros. América Latina vive una fase de crecimiento demográfico y económico que requiere una planificación y desarrollo urbano que sea eficiente en el consumo de recursos, incorporando nuevas tecnologías.

Frente al estancamiento de las economías europea y norteamericanas, los mercados emergentes de Latinoamérica y Asia, donde China pronto será el primer consumidor mundial de energía por delante de Estados Unidos y que está adquiriendo un papel cada vez más relevante en inversiones de fondos de inversión, se presentan como las grandes oportunidades de futuro.

En el foro ha quedado patente que el crecimiento de la población mundial y los actuales niveles de consumo de energía y recursos naturales hacen más necesario que nunca el desarrollo de las tecnologías limpias para garantizar un crecimiento sostenible. Las tecnologías limpias, una industria de fuerte componente innovador, aumentan la competitividad de las empresas reduciendo considerablemente el consumo de recursos y materias, y por tanto sus costes operativos, y por extensión, aumentando su competitividad y minimizando el impacto medioambiental inherente a su actividad.