AEE solicita revisar los procesos por los que la eólica es la más afectada por las limitaciones a la producción

17/04/2013

17 de abril de 2013

La Asociación Empresarial Eólica (AEE), extremadamente preocupada por las limitaciones a la producción que ha sufrido desde principios de año, solicita a las autoridades que analicen los procesos por los que la eólica es la tecnología más afectada por estos recortes, con el fin de buscar una solución satisfactoria. En los tres primeros meses, estas limitaciones han supuesto una pérdida de ingresos de 43,3 millones de euros para el sector, un impacto claramente desproporcionado. En los once primeros días de abril, las pérdidas han sido de 26,5 millones, por lo que el impacto en el año asciende a 69,8 millones de euros.

AEE está enviando cartas y solicitando reuniones al Ministerio de Industria y Energía, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y el operador del sistema, Red Eléctrica de España (REE). El sector entiende que resulta más sencillo limitar la producción a la eólica que a otras tecnologías porque los sofisticados centros de control con los que está conectada REE a los parques eólicos en tiempo real le permiten modular con facilidad su aportación al sistema, lo que hace que la eólica sea una tecnología fácilmente gestionable. Ahora bien, AEE ha observado que en algunos casos se ha mantenido la generación con otras instalaciones que, de acuerdo con la reglamentación actual, deberían sufrir limitaciones antes o al menos en igualdad de condiciones que la eólica. Además, se han producido importaciones de electricidad, fundamentalmente a Portugal, en momentos en que el precio del mercado eléctrico era idéntico en ambos mercados, sin justificación económica alguna.

En los tres primeros meses del año, en los que la demanda eléctrica ha sido menor de lo previsto y las abundantes lluvias han obligado a desembalsar pantanos, se ha recortado la generación de 533 GWh eólicos, equivalentes al 5% de la producción del sector en el periodo. Coincidiendo con la Semana Santa, la situación ha sido especialmente grave en marzo, mes en el que se han perdido 456 GWh eólicos, suficiente electricidad autóctona y limpia como para cubrir la demanda mensual de electricidad de dos millones de hogares españoles. En los once primeros días de abril, los recortes han alcanzado los 325 GWh.

El perjuicio económico provocado por las limitaciones a la producción se suma a la pérdida de ingresos que está sufriendo el sector como consecuencia de las últimas medidas adoptadas por el Gobierno, fundamentalmente el Real Decreto-Ley 2/013 –cuya aplicación supone de facto una fuerte reducción de la retribución del sector- y el impuesto del 7% sobre la generación eléctrica. Las previsiones de AEE apuntan a que estas medidas le cuesten unos 600 millones de euros al sector en 2013, lo que además ya se está traduciendo en pérdidas de inversión y de empleo.

AEE considera que la CNE debería crear los mecanismos adecuados que permitan analizar las limitaciones a la generación eólica y evaluar su conveniencia, así como asegurarse de la aplicación de las prioridades previstas en la reglamentación, con el fin de reducir el indeseable desperdicio de un recurso renovable como es el viento.

En otros países de la Unión Europea, como Alemania, Italia o Irlanda, las instalaciones eólicas que ven restringido su acceso a la red son compensadas posteriormente. Además, la Directiva 2009/28 de la UE sobre energías renovables expresa en el preámbulo que “en determinadas circunstancias, no es posible garantizar completamente el transporte y la distribución de electricidad generada a partir de fuentes de energía renovables sin que ello afecte a la fiabilidad o la seguridad de la red. En estas circunstancias, puede ser conveniente conceder una compensación económica a estos productores”.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Empresarial Eólica