Iberdrola pone en marcha sus dos primeros parques eólicos en Asturias

04/04/2013

4 de abril de 2013

Iberdrola acaba de poner en funcionamiento los parques de El Candal y El Segredal, sus dos primeras instalaciones eólicas en Asturias, que, ubicadas en la zona occidental del Principado, suman una potencia conjunta de 74 megavatios (MW).

Gracias a estos parques, Iberdrola no sólo entra en el sector eólico en una de las pocas regiones en las que no estaba presente sino que sigue consolidándose como la empresa de referencia en este negocio en España, con una potencia de más de 5.700 MW.

El parque de El Candal está situado entre los municipios de Castropol y Boal y dispone de una potencia de 38 MW, repartidos entre 19 aerogeneradores de última generación. Por su parte, El Segregal, ubicado en Villayón, tiene de una potencia de 36 MW gracias a sus 18 aerogeneradores.

foto
Parque eólico de El Segredal.
La potencia conjunta de estas dos instalaciones, situadas en una de las áreas con más viento de España, permitirá suministrar energía renovable a cerca de 25.000 hogares asturianos y evitar la emisión a la atmósfera de unas 100.000 toneladas anuales de CO2.

La construcción y puesta en marcha de ambos parques ha corrido a cargo de la filial de ingeniería de Iberdrola. Por otro lado, ambos cuentan con aerogeneradores de última generación, del modelo Gamesa G80, cuya altura de torre asciende a 67 metros y su diámetro de rotor es de 80 metros.

Para la construcción de las dos instalaciones ha sido necesaria la contratación de cerca de 100 personas y para la operación y mantenimiento se han creado unos 20 nuevos empleos fijos, que han sido cubiertos, principalmente, con personas del área de influencia de las mismas.