La planta que Schneider Electric tiene en Valencia se encarga de la fabricación mundial de la quinta generación de sistemas modulares de baja tensión: Acti 9

De Meliana al mundo con un rasgo diferencial

Mar Martínez13/05/2011

12 de mayo de 2011

Acti 9 es la quinta generación de sistemas modulares de Schneider Electric y es la gama más avanzada dirigida a los sectores de edificio terciario e industrial. Desde el pasado mes de mayo sustituye a su predecesor, el sistema Multi 9, y es una de las apuestas de la compañía para los próximos años. La planta de Meliana (Valencia) tienen mucho que ver en ello: desde el centro de desarrollo que la compañía tiene en la localidad levantina se fabrican los productos de alto valor añadido de la gama Acti 9 y desde allí se suministran a todo el mundo. Se prevé que desde esta planta salgan más de 4 millones de unidades del nuevo sistema al año.

foto
El interruptor diferencial Acti 9 sustituye al modelo Multi 9.

Dicen sus responsables que Acti 9 es “la nueva referencia mundial en sistemas modulares de baja tensión”. Además, permite “que seamos capaces de satisfacer las mismas necesidades consumiendo lo menos posible”, explica Javier Martín, director de Power Products de Schneider, ya que ha sido diseñado para reducir las pérdidas por calentamiento hasta un 20% y facilitar la comunicación con sistemas de supervisión y control. Acti 9 comprende toda una nueva gama de soluciones de distribución eléctrica en los campos de la protección, el control y los sistemas de instalación.

Seguridad, eficiencia y sencillez

El nuevo interruptor diferencial cuenta con un sistema de seguridad —Visisafe— que garantiza el aislamiento del circuito aguas abajo, “incluso en las condiciones más severas en términos de sobretensión y polución”, explican desde la compañía. En la parte frontal cuenta con un doble aislamiento que permite la manipulación sin riesgos más allá del entorno o la experiencia del usuario.

Otra de las características de Acti 9 es que dispone de un pequeño dispositivo —VisiTrip— que se ilumina en rojo para alertar en caso de sobrecarga, cortocircuito o defecto en el diferencial. La superinmunización de los interruptores diferenciales garantiza la máxima continuidad del servicio eléctrico tanto en redes perturbadas como en entornos húmedos, entre otras situaciones. Una prestación de especial importancia en aquellos centros donde el funcionamiento de la red es básico, como pueden ser hospitales, centros de datos, telecomunicaciones o túneles.

foto
El marcaje de Acti 9 se realiza en láser y tinta.

El diferencial cuenta con sistemas de instalación sencilla —Multiclip, Distribloc, Quick Vigi y Reflex— y segura, que minimiza el tiempo de montaje y el cableado e incluso hace innecesarias las herramientas.

Para muestra un cortocircuito, “para que veáis hasta dónde podemos llegar”

En la presentación de lo último de Schneider en Meliana —la fábrica se consagró es su origen, en 1860, a la fabricación de baldosines de porcelana, en manos de Miquel Nollà, bisabuelo de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberà— una comitiva de periodistas pudo presenciar un ensayo de cortocircuito extremo. “Un ensayo bastante destructivo, para que veáis dónde podemos llegar”, explicaba el director del centro de producción de Schneider Electric en Meliana, José Luis Valiente. Tras la explosión en una cámara protegida, el técnico mostró el diferencial que había seccionado el cortocircuito y que se conservó frío y sin aspecto aparente de deterioro por la alta temperatura a la que había sido sometido. “Aún está al 50% de sus prestaciones, y eso da tiempo al usuario para recurrir al electricista, mientras que el servicio sigue funcionando”, comentó Valiente.

Antonio López, responsable del Departamento Técnico y Laboratorio de baja tensión, comentó algunos de los procesos a los que se someten los productos para su testeo. Es el caso de los ensayos de niebla salina para probar la degradación por corrosión de los productos. En el laboratorio, se someten a pruebas de tropicalización, por las que durante un periodo de tiempo sufren temperaturas que superan los 57º y humedad que puede llegar al 99%, para observar su proceso de envejecimiento. Otras de las pruebas clásicas tiene que ver con el calentamiento del producto ante el riesgo de incendio, con el objetivo de verificar que los materiales sean autoextinguibles. Las áreas de bobinado toroidal del cobre, el marcaje con láser y tinta y de acabados de Acti 9 fueron otros de los espacios que mostraron los técnicos.

José Luis Valiente, director del centro de producción de la Comunidad Valenciana: “La fabricación de Acti 9 supone la viabilidad de la planta de Meliana para los próximos años”
foto
El equipo de Schneider Electric España, que presentó el nuevo producto de la firma en la planta valenciana.

Schneider en Meliana

La fábrica de Meliana (Comunidad Valenciana) es uno de los 9 centros de producción españoles de Schneider Electric. El de Meliana, con 42.000 metros cuadrados y 300 trabajadores, es un referente en innovación dentro del grupo. La inversión de la compañía para la producción de Acti 9 supera, según datos facilitados por la misma, los 20 millones de euros en los últimos 3 años. Según José Luis Valiente, la fabricación de este nuevo producto “supone la viabilidad de la planta de Meliana para los próximos años”.

foto
Línea de acabado del producto en la fábrica de Meliana.

En la fábrica de Meliana se fabrican los dispositivos de mayor valor tecnológico de la gama Acti 9, como son los diferenciales, los reconectadores automáticos Ara, los mandos motorizados para reconexión remota RCA o los dispositivos compactos de protección y control Reflex.

Según datos facilitados por la compañía, en la actualidad en España hay instalados más de 30 millones de interruptores diferenciales y 200 millones de polos magnetotérmicos fabricados por Schneider Electric.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Eficam 9 y 10 de marzo Pabellón de Cristal de la Casa de Campo

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS