Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Conectores industriales Harwin para resistir fuertes vibraciones y choques

18/10/2018

Los componentes pertenecientes a la nueva serie de conectores M225 de Harwin son capaces de resistir una fuerza de vibración de 10G durante 6 horas y se dirigen a aplicaciones industriales.

Estos dispositivos compactos y de alto rendimiento para conexiones de cable a placa se caracterizan por su construcción robusta para una larga vida operativa gracias a sus carcasas de sulfuro de polifenileno (PPS) reforzado con vidrio, con una resistencia mínima de aislamiento de 100MO que garantiza la integridad de la señal de forma continua. Tienen una configuración de contactos en doble fila con un paso de 2 mm para la conexión de sus conectores macho para inserción en la placa a los conectores crimpados correspondientes y son aptos para cables de diverso tamaño (de 22AWG a 28AWG).

foto

Los contactos crimpados se suministran en tiras para facilitar su uso en procesos de montaje automático de gran volumen.

Cada contacto macho de aleación de cobre estañada tiene una corriente nominal de 3,3A (3,0A cuando todos los contactos se cargan eléctricamente de manera simultánea) y una resistencia máxima de contacto de 25 mO. Cuando están unidos, cada contacto hembra de una sola pieza tiene 3 superficies que tocan la patilla macho correspondiente. Como resultado de ello se conserva una interconexión fiable, incluso cuando se instalan en las aplicaciones más exigentes y bajo unas condiciones de trabajo extremadamente adversas.

Se ha desarrollado un sistema de retención rápida de la conexión antes del bloqueo para aumentar la fuerza de sujeción del conector y ayudar así a resistir las vibraciones. El conector hembra incorpora sujeciones de goma y las patillas de bloqueo se suministran sueltas. Estas patillas se empujan hasta la parte posterior del conector hembra cuando está unido y de esta forma expanden las sujeciones de goma para incrementar el agarre al conector macho.

No hay contactos cubiertos en los elementos del conector macho y hembra, evitando así que se produzcan daños, mientras que las carcasas polarizadas ofrecen protección frente a la posibilidad de una mala conexión. Los contactos crimpados hembra se suministran en carretes (para producción automatizada de gran volumen) o sueltos (para prototipos) y también se ofrece una herramienta de crimpado para producciones pequeñas. El rango de la temperatura de trabajo es de -55 °C a +125 °C y su vida operativa es de 50 ciclos de conexión. Estos componentes se dirigen a aplicaciones de automatización industrial y maquinaria de procesos, accionamientos industriales, robótica, instrumentación de prueba y supervisión, equipos portátiles de prueba y controles de automatización industrial.