Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Protectores contra sobretensiones de Clase II

Eurofach Electrónica19/11/2010

Iskra Zascite representada en España por Dismatel, presenta su nueva línea SAFETEC C PV de dispositivos de protección ante sobretensiones de Clase II / Tipo 2 / C y rayos, que ofrece unas magníficas prestaciones al mismo tiempo que ayuda a eliminar los costes asociados a la instalación de fusibles y portafusibles adicionales. Las unidades SAFETEC C PV, que se distinguen del resto de protectores de sobretensiones Clase II por prescindir de un fusible previo que facilite su desconexión, poseen un sistema que evita a degradación del varistor al impedir la existencia de corrientes de fuga. Estos protectores soportan largos periodos, incluso días, la existencia de sobretensiones temporales (TOV) y se convierten en el mejor aliado para redes de alimentación inestables o con mala calidad de suministro.

El uso de estos dispositivos de protección asegura la desconexión, en caso de deterioro por sobretensiones del elemento protector, por disponer de un fusible térmico que impide la formación de arcos fotovoltaicos tan peligrosos en instalaciones de tensión continua. Además, son los únicos protectores del mercado diseñados para impedir posibles incendios producidos por la dificultad en la desconexión del protector, llegado el final de su vida útil. Los dispositivos SAFETEC C PV, que son conformes a la normativa UTE 61740 (requerida para las instalaciones en Francia), también se caracterizan por soportar corrientes de descarga máximas Imax de hasta 40 kA por polo, conexiones TN-C, protección de modos L-PEN, rango de temperatura operativa de -40 a +80 °C, grado de protección IP20 y contacto de teleseñalización (versiones CR).

Por lo tanto, esta gama de dispositivos de protección PV elimina la necesidad de fusible previo, alarga la vida útil del elemento protector, soporta sobretensiones temporales de larga duración, ofrece desconexión de red segura e impide la generación de arcos voltaicos (Elimina la posibilidad de provocar incendios), como consecuencia del funcionamiento del control térmico (TC) sustituto del fusible externo que incorporan otros protectores.