Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Alimentación ininterrumpida con las nuevas fuentes de alimentación Weidmüller

Eurofach Electrónica05/04/2016
weidmullerGroupPowerSupplDisponer de un conjunto de soluciones en fuentes de alimentación perfectamente combinables entre sí es un requisito básico en cualquier armario de distribución y parte fundamental del suministro eléctrico de todo sistema de automatización, ya sea la fabricación de maquinaria e instalaciones, en centrales de energía y en las industrias química, farmacéutica y de procesos, donde existen zonas con riesgo de explosión y altos requerimientos. La calidad de las fuentes de alimentación determina la fiabilidad de los componentes conectados a ellas y con ello un funcionamiento exento de problemas y que garantice una elevada disponibilidad de la instalación. La gama de productos de Weidmüller está integrada por tres familias de fuentes de alimentación (PROeco, PROmax y PRO-H), sistemas de alimentación ininterrumpida, convertidores DC/DC, fusibles electrónicos y sus accesorios.

PROmax es la línea destinada a dar respuesta en los sofisticados sectores de fabricación de maquinaria e instalaciones. Por su parte, la económica y compacta serie de fuentes de alimentación conmutadas PROeco ofrece un suministro de energía fiable y eficiente incorporando todas las funciones básicas. Para aplicaciones mucho más exigentes, como por ejemplo las de la industria de procesos y las centrales de energía, la familia PRO-H opera con gran fiabilidad y su tiempo medio entre fallos (MTBF) alcanza los 1,8 millones de horas. Gracias a su modularidad, este concepto de fuentes de alimentación proporciona al usuario soluciones con diferentes grados de fiabilidad que se adaptan hasta el más mínimo detalle a cada aplicación concreta.

PROeco: la línea “económica”
Las fuentes de alimentación conmutadas PROeco son la mejor opción en armarios de campo, cajas de distribución o pequeñas máquinas en serie. Su diseño compacto y sus 100 mm de fondo permiten una fácil instalación en los armarios de distribución más pequeños. Están equipadas con todas las funciones básicas y destacan por su elevada eficiencia y sencillez de mantenimiento. Disponen de protección contra sobretemperaturas, cortocircuitos y sobrecargas, pudiendo emplearse prácticamente en cualquier aplicación. Con una eficiencia de hasta un 93 %, estas fuentes de alimentación son muy superiores a cualquier otro producto de su misma clase. Por otra parte, tienen una elevada disipación térmica, lo que facilita su utilización en armarios y cajas de reducido tamaño.

PROmax, la gama de alta potencia
Las fuentes de alimentación conmutadas PROmax, concebidas para un elevado rendimiento y una larga vida útil, resultan especialmente adecuadas para las exigentes aplicaciones de los sectores de fabricación de maquinaria e instalaciones, de procesos de iluminación y de construcción naval. Su deriva térmica se inicia a 60° C y absorben sobrecargas continuas de hasta un 20 % a temperaturas máximas de 45° C. Las fuentes de alimentación conmutadas reaccionan con particular facilidad a breves demandas de hasta el 300 % de potencia nominal y la temperatura de arranque es de -40° C. PROmax ofrece una robustez muy elevada gracias a su rango de tensiones de entrada admisible (en corriente alterna de hasta 277 V para dispositivos monofásicos) y a la conformidad de los ensayos realizados con los requisitos de la norma SEMI F47. Además, la entrada en el lado primario cuenta con protección contra sobretensiones de tipo 3.

PRO-H, la gama para aplicaciones especiales
Las fuentes de alimentación conmutadas PRO-H soportan las condiciones más extremas. Son adecuadas para aplicaciones especiales en centrales de energía y en las industrias química, farmacéutica y de procesos. Gracias a sus certificaciones ATEX y C1D2, ofrecen un elevado rendimiento en zonas con riesgo de explosión. Sus elevadas reservas de potencia, amplio rango de temperaturas de trabajo y un tiempo medio entre fallos (MTBF) de hasta 1,8 millones de horas hacen de estas fuentes de alimentación conmutadas el producto idóneo para los sectores de fabricación de maquinaria e instalaciones, la industria de procesos y la ingeniería energética. Los problemas en el suministro de energía eléctrica no suponen ningún obstáculo gracias a su tiempo de puenteo en caso de fallos de red: la familia PRO-H responde a fallos de red de más de 20 ms a 115 V AC / 230 V AC.

Soluciones en alimentación orientadas a la demanda
Weidmüller ofrece productos perfectamente combinables entre sí que garantizan la fiabilidad de máquinas e instalaciones y evitan costosos tiempos de parada. Entre sus innovadoras soluciones se incluyen fuentes de alimentación conmutadas, sistemas de alimentación ininterrumpida, fusibles electrónicos y convertidores DC/DC. Los módulos accesorios completan esta amplia gama de soluciones en sistemas de alimentación. Para los sistemas de alimentación ininterrumpida Weidmüller proporciona unidades UPS, módulos búfer y baterías para intervalos de back-up que van desde unos pocos milisegundos hasta varias horas. Los módulos de diodos y módulos redundantes conectan dos fuentes de alimentación para garantizar el suministro ante una elevada demanda de energía o bien para compensar el fallo simple de uno de los equipos. El módulo de condensadores mantiene reservas de energía que cubren breves necesidades puntuales como puede ser el arranque de motores. Además, este módulo entrega la energía necesaria para disparar interruptores magnetotérmicos permitiendo la desconexión selectiva de cargas en caso de sobrecargas o cortocircuitos. El convertidor DC/DC aísla eléctricamente la fuente de alimentación evitando que se produzcan, por ejemplo, pérdidas de tensión o bucles de tierra.