Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Saft mejora la distribución de energía en Brasilia

16/12/2016
foto

Saft, especialista en el diseño, desarrollo y fabricación de baterías de tecnología avanzada para la industria, ha conseguido un importante contrato con la empresa brasileña de energía eléctrica CEB (Companhia Energetica de Brasilia) para diseñar sistemas de batería de backup de níquel sin mantenimiento en las 34 subestaciones de distribución que sirven a Brasilia, la capital del país. Las baterías Saft Uptimax reemplazarán las baterías de plomo existentes en las subestaciones CEB con el fin de aumentar la confianza y disponibilidad del sistema, mientras se reducen el mantenimiento de la batería y los costes de reemplazo.

Brasilia es la Capital Federal de Brasil y la sede del gobierno del Distrito Federal. CEB controla los activos de distribución, generación y transmisión de energía eléctrica con una cubertura en superficie de más de 5.280 kilómetros cuadrados, prestando servicio a más de 990.000 clientes y casi 2.9 millones de residentes.

Las baterías de respaldo de la subestación juegan un papel crítico para CEB, asegurando una alimentación continua de 125 V para soportar las cargas auxiliares tales como cuadernas, automatización y circuitos de protección hasta 10 horas, en el caso de que hubiese una interrupción en la fuente de alimentación principal. Anteriormente, las subestaciones estaban equipadas con baterías de plomo-ácido. Por otro lado, esta es una aplicación particularmente exigente por sus temperaturas ambientales, que alcanzan los 35 °C y que contribuyen al riesgo de fallos impredecibles de la batería.

Precisamente, para garantizar la total fiabilidad de sus sistemas de emergencia, la CEB ha puesto en marcha el programa de un año para sustituir las baterías de las 34 subestaciones de distribución con las baterías Saft Uptimax. Estas baterías cuentan con el último desarrollo de Saft en tecnología de placas de bolsillo de níquel, que ofrecen un mayor rendimiento y funcionamiento sin necesidad de mantenimiento, con una larga vida útil y un comportamiento completamente predecible incluso a temperaturas elevadas.

“Garantizar la continuidad del servicio al usuario es un aspecto crítico de la actividad de distribución de energía de CEB. Por ello hemos tomado la decisión de comprar baterías de reserva de níquel por primera vez en la historia de nuestra compañía”, comentó Arthur Franklin, director de mantenimiento de subestaciones de CEB. “Este cambio a las baterías de Saft renueva nuestra confianza en que los sistemas de subsanación de la subestación funcionarán siempre según lo requerido y siempre que sea necesario”.

Cada subestación CEB estará equipada por dos bancos de baterías en paralelo. Saft suministra un total de 68 sistemas Uptimax, formado por 96 celdas con una capacidad de 100 a 170 Ah. Este contrato de un año refuerza la presencia de Saft en el actualmente en desarrollo mercado de utilities de Brasil. Los primeros sistemas han sido entregados a la CEB en junio de 2016.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.