Central Lechera Asturiana reduce el impacto ambiental de sus productos mediante el cálculo de la huella de carbono

25/11/2011

25 de noviembre de 2011

Central Lechera Asturiana, en colaboración con el Centro Tecnológico AZTI-Tecnalia, trabaja en la reducción de las emisiones de CO2eq (bióxido de carbono equivalente, tomado en cuenta el potencial de calentamiento de cada gas respecto al CO2) derivadas de sus productos más vendidos (leche en brick y en botella) a través de la medición de la huella de carbono, fiel a su compromiso en la lucha contra el cambio climático y en el marco de su plan estratégico de sostenibilidad.

El cálculo se ha llevado a cabo de acuerdo con la norma PAS 2050, internacionalmente reconocida, incluyendo un análisis pormenorizado de todas las etapas del ciclo de vida de producto 'B2C' (Business to Consumer) desde la obtención de materias primas, pasando por el tratamiento lácteo, envasado, transporte y distribución, uso o consumo y el fin de vida del producto.

Esta iniciativa parte de la intención de Central Lechera Asturiana de disminuir los impactos ambientales más allá de sus propios procesos, implicando a toda la cadena de suministro. La medida de la huella de carbono ha permitido cuantificar las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y concretar en términos de CO2eq las diferentes mejoras ambientales promovidas fruto de su Plan de Sostenibilidad iniciado en el año 2008.

Un ejemplo es la puesta en marcha de un Plan de Movilidad Sostenible que implica diversas medidas enfocadas a la mejora del sistema de distribución y logística. Entre otras acciones, ésta iniciativa está impulsando la utilización del ferrocarril para el transporte de mercancías, el empleo de biocombustibles para vehículos y la optimización de rutas de transporte alcanzándose una reducción de 3.228 toneladas de CO2eq emitidas a la atmósfera durante  el año 2010.

Asimismo, el compromiso de la empresa en la lucha contra el cambio climático también se ha visto reflejado en la adopción de medidas de reducción de emisiones a través de la eficiencia en los procesos e incorporando paulatinamente energías alternativas más limpias. De este modo, gracias al ahorro de energía primaria generado en el año 2010 por los sistemas de cogeneración y trigeneración implantados en sus instalaciones se consiguió evitar la emisión de 14.000 t de CO2eq a la atmósfera.

La medición de la huella de carbono permite introducir criterios de sostenibilidad en la estrategia de la empresa así como un enfoque más preciso de las medidas a adoptar para la reducción de las emisiones de CO2. Esta apuesta se enmarca dentro de uno de los cinco pilares del Plan Sostenibilidad que Central Lechera Asturiana ha elaborado con la vocación de orientar todas las iniciativas desarrolladas por la organización dentro de este compromiso y sentar las bases para compatibilizar el crecimiento económico con la preservación ambiental, mediante el aumento de la eficiencia en la productividad, consumiendo menos recursos y generando menos residuos.

El cálculo de la huella de carbono es sólo una de las acciones que Central Lechera Asturiana está realizando para reducir los impactos ambientales. La gestión eficiente del agua (a través del cálculo de la Huella Hídrica, es decir, el agua que gasta para producir un litro de leche), la optimización de los consumos energético o la reducción de los residuos de envases puestos en el mercado o los generados en el propio proceso productivo son algunas de esas actividades.

Empresas o entidades relacionadas

Corporación Alimentaria Peñasanta, S.A.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS