Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
La leche sin lactosa gana adeptos en el mercado por ser sana y equilibrada

¿No le sienta bien la leche?

Fuente: Kaiku12/09/2011
¿Ha sentido alguna vez que sus digestiones se alargan o se vuelven pesadas tras ingerir leche o algún producto lácteo? Sensación de hinchazón, gases, diarrea, malestar, náuseas… son síntomas que pueden aparecer cuando se tiene alguna dificultad para digerir la lactosa.

Pero… ¿qué es la lactosa?

La lactosa es un azúcar presente en la leche de los mamíferos (tanto animal como humana) compuesta de dos azúcares simples: glucosa y galactosa. Para su absorción, se desdobla en sus dos componentes por una enzima llamada lactasa. Este desdoblamiento se produce en la digestión, simplificando la lactosa en dos y haciendo más fácil su digestión.

foto

Intolerante a la lactosa

Cuando hay una deficiencia en la lactasa (la enzima digestiva encargada de desdoblar la lactosa en dos azúcares simples), la lactosa no se absorbe correctamente y la digestión resulta incómoda y pesada. A esta afección intestinal se le llama Intolerancia a la Lactosa.

Existen dos tipos de intolerancia a la lactosa:

  • a) Intolerancia Primaria o Genética: este tipo de intolerancia es genética y afecta a personas que les falta la lactasa desde el nacimiento.
  • b) Otras personas se vuelven intolerantes a la lactosa como consecuencia de una agresión a la mucosa intestinal por un virus, bacterias, antibióticos o quimioterapia, diarreas infecciosas, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, enfermedad celiaca, etc. A este tipo se le denomina Intolerancia Secundaria a la lactosa y es transitoria y recuperable.

Hay muchas personas que sin ser diagnosticadas con intolerancia a la lactosa se sienten pesadas tras ingerir algún producto lácteo. Asimismo, se estima que entorno a un 35-50% de la población española tiene problemas para digerir la lactosa en mayor o menor medida. Por ello la frase “no tomo leche, es que no me sienta muy bien” es tan común en nuestra sociedad.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas suelen aparecer de los 15 minutos a las 2 horas después de haber ingerido alimentos que contengan lactosa, generalmente acompañados de flatulencias, cólico intestinal y diarrea. Los síntomas desaparecen entre 3 y 6 horas más tarde. Esto se debe a que la lactosa no ingerida en el intestino delgado, pasa al intestino grueso y allí es fermentada por las bacterias de la flora intestinal produciendo hidrógeno y otros gases.

Los síntomas más comunes de una mala digestión de los lácteos son: náuseas, calambres, gases, dolor abdominal, inflamación, diarrea…

*Importante: A veces los síntomas de la alergia a la proteína de la leche de vaca se confunden con los de la intolerancia a la lactosa, si bien son muy distintas. La intolerancia a la lactosa se debe a que las personas que padecen esta afección no producen enzima lactasa en suficiente cantidad para poder digerir la lactosa de la leche causando así molestias. Muy distinto es la alergia a la proteína de la leche de vaca, que es el resultado de una reacción inmunológica. Los síntomas de la alergia aparecen a nivel gastrointestinal, respiratorio, dérmico, etc. mientras que los de la intolerancia se localizan solamente a nivel gastrointestinal.

foto

¿Cómo saber si sufro de intolerancia a la lactosa?

Hay varios métodos para detectar si realmente se padece de dicha intolerancia o no. Entre ellos, los más comunes son:

Test de hidrógeno espirado: consiste en medir la producción de hidrógeno del aliento tras la ingestión de 50 gramos lactosa, que estará aumentada en las personas con déficit de lactasa debido a la producción de hidrógeno como consecuencia de la fermentación bacteriana.

Test de tolerancia a la lactosa: esta prueba se realiza determinando los niveles de glucemia tras la ingestión de una carga lactosa. En el paciente, todo incremento de glucosa plasmática inferior a 20 mg/dl en cualquiera de las muestras tomadas 30, 60, 90 y 120 minutos después de una carga 50 gramos de lactosa. Sugiere muy claramente el diagnóstico.

Biopsia de intestino delgado: las muestras de una biopsia del intestino delgado pueden obtenerse por EGD (esófagogastroduodenoscopia) u otra endoscopia del tracto gastrointestinal superior. Se introduce un tubo flexible de fibra óptica (endoscopio) a través de la boca o nariz hacia el tracto gastrointestinal superior. Las muestras de tejido obtenidas durante la endoscopia son enviadas al laboratorio para ser examinadas. Se constata la presencia o no de lactasa en la mucosa intestinal.

Si tengo intolerancia a la lactosa, ¿qué puedo hacer? ¿No podré volver a tomar leche ni lácteos?

Hasta hace unos años la única solución tras detectar una intolerancia a la lactosa era la supresión total de todo producto que contuviese lactosa.

En 2005, Kaiku consciente de dicha situación y mediante una tecnología exclusiva lanzó la primera bebida sin lactosa del mercado: Kaiku Sin Lactosa desnatada. Desde entonces, Kaiku ha ido creando una amplia gama de productos 100% digestivos a los que se les elimina totalmente la lactosa, manteniendo todo el sabor y las propiedades de los lácteos de alta calidad.

Además la gama de productos Kaiku Sin Lactosa garantiza al 100% la ausencia total de lactosa en sus productos. Por ello, desde el comienzo, todos los productos Kaiku Sin Lactosa han contado con el sello de certificación de producto 'No Lactosa' otorgado por la Asociación de Intolerantes a la Lactosa España (ADILAC).

foto

¿Qué tipo de productos sin lactosa hay en el mercado?

Año tras año el abanico de posibilidades ha ido aumentando y hoy en día la gama morada de Kaiku cuenta con toda clase de productos Sin Lactosa que permiten mantener una dieta sana y equilibrada sin miedo a que sienten mal:

  • Kaiku Sin Lactosa Entera, Semidesnatada y Desnatada: para que desde los más pequeños de la casa hasta los que quieren cuidar su línea puedan disfrutar de un sano y nutritivo desayuno.
  • Kaiku Sin lactosa Natural Azucarado y Sabor Fresa: para tomarlo de postre o en la merienda.
  • Batido de Chocolate Kaiku Sin Lactosa: perfecto para tomar en cualquier lugar y momento del día.
  • Queso Gouda en lonches y Emmental rallado Kaiku Sin Lactosa: son quesos 100% digestivos a la par que sabrosos para elaborar ricas recetas.
  • Benecol Zero Kaiku Sin Lactosa: Kaiku, empresa pionera en productos contra el colesterol y productos lácteos sin lactosa, sigue apostando por la salud. Con este producto, único en el mercado, Kaiku trata de ayudar a todas aquellas personas que deban cuidar sus niveles de colesterol pero que a la vez quieran disfrutar de unas digestiones ligeras.
  • Natas Kaiku Sin Lactosa: para cocinar y montar. Estas dos nuevas referencias son uno de los productos más solicitados. Gracias a ellos, tanto los platos como los postres serán igual de sabrosos que siempre pero sin lactosa.

¿Dónde puedo informarme?

Kaiku Sin Lactosa sigue trabajando en el desarrollo de nuevos productos Kaiku Sin Lactosa. No obstante, mediante la Comunidad Morada Kaiku (www.kaikusinlactosa.com) se reciben y se escuchan todas aquellas dudas o sugerencias que se quieran ofrecer. Consejos, promociones, preguntas… todo aquello que se necesite saber acerca de la lactosa y las digestiones ligeras se encuentra disponible en esta página.


Empresas o entidades relacionadas

Kaiku Corporación Alimentaria, S.L.