Edificio Vital Eraikina, sede corporativa de Caja Vital Kutxa

La sede de Caja Vital Kutxa, el edificio que plasma la naturaleza

Monográficos Wicona21/10/2008

21 de octubre 2008

La nueva Sede Corporativa de la Caja Vital Kutxa, obra de carácter emblemático e innovador, responde al deseo de los responsables de la entidad de conjugar y reflejar su compromiso empresarial con el desarrollo sostenible y la defensa de los valores medioambientales. De hecho está ubicada en un entorno medioambiental privilegiado, en los humedales de Salburúa, con zonas de nidificación de aves y un parque urbano importante. El edificio cuenta con 16.578 metros cuadrados repartidos en sótano y tres alturas. La fachada realizada por Wicona es de 10.000 metros cuadrados y tiene una longitud de 120 metros.
foto
Diseñado por los arquitectos Javier Mozas y Eduardo Aguirre, Wicona ha participado activamente en todo el proceso de cerramiento del edificio.
Los arquitectos del edificio han planteado una referencia conceptual que resume el orden y el caos que confluyen en las creaciones de la naturaleza. Además, reproduce a través de su escala, el paisaje y las masas vegetales del entorno en el que se sitúa. En este caso, consiste en dar una imagen exterior semejante al código genético de un organismo vivo.

Asimismo, la geometría celular se plasma en el edificio hasta el extremo y por eso, reproduce con su plata uno de los elementos más importantes del núcleo de una célula: el cromosoma, con su clásica silueta en H, con los brazos unidos por su parte central.

foto

Estética y composición

La nueva sede de la Caja Vital Kutxa se dispone como un volumen bajo, de menos de 15 metros de altura, con cuatro brazos y con un espacio central en el que se sitúa el vestíbulo de acceso, el corazón latente del edificio. Uno de los brazos se eleva sobre el terreno como un vuelo de 26 metros, simulando el despegue del edificio e imitando a un organismo en movimiento.

Uno de los elementos más diferenciadores del edificio, su fachada, también se inspira en las formas orgánicas a la vez que definen dos conceptos básicos: la verticalidad y la sensación de movimiento. El primero de ellos viene marcado por los troncos de los árboles que delimitan los humedales de Salburúa y que ejercen de división visual ante la ciudad que crece a lo lejos. El segundo viene definido por el movimiento de los juncos que se encuentran en las balsas y que caracterizan el humedal. Para los arquitectos ha supuesto un reto reproducir este movimiento a través de una imagen estática pero lo han conseguido gracias a una técnica propia del mundo del arte: quebrando la imagen y superponiendo una misma figura repetida en varios planos.

La esencia del edificio

La fachada del edificio se divide en distintos planos. La primera está formada por la estructura metálica de acero inoxidable pulido mate que recuerda a la directriz vertical de los árboles del entorno. Constituye el esqueleto del edificio. La segunda es la que lleva consigo la verdadera esencia del cerramiento, que se disuelve en el espacio por los reflejos ocasionados por los distintos planos de vidrio negro. Es un paño terso de vidrio oscuro que deja en el centro las ranuras continuas y menos opacas por donde el edificio mira al exterior. Y la tercera es la que conforma el cerramiento hermético. El patio ocupa un lugar central. Los elementos de acero inoxidable le aportan una verticalidad importante pero contrastada por la superficie horizontal del pavimento de grava negra que se refleja en ellos.

En cuanto a las fachadas, la piel intermedia del edificio está formada por un vidrio corrido a testa sin montantes verticales. Estos vidrios están sujetos por el muro cortina Ferro-Wictec. A continuación existe una cámara de aire de 210 mm, y la piel interior, formada por fijos y ventanas de la serie Unicity con doble acristalamiento. Ferro-Wictec está formado por una cabeza de acero galvanizado, anclada a las estructura portante. En este caso se han colocado tapetas del sistema Wictec 50, ya que son más finas y aportan mayor esbeltez a la fachada. Es una solución ideal teniendo en cuenta que como la piel intermedia no lleva montantes, se ha tenido que colocar un sistema de muro cortina más resistente en la piel interior. Ferro-Wictec tiene la fuerza del acero con las ranuras técnicas del aluminio. Además de soportar más peso y fuerza, se suelda rápidamente a la estructura, aportando mayor rapidez de montaje, ya que se evita el mecanizado de los perfiles.

Otra de las soluciones a medidas que conviene resaltar de este edificio es la combinación de dos series de muro cortina Wicona en una misma fachada. La fachada de la planta baja del edificio, de gran altura, constituye una excepción en comparación con el resto de plantas. Cuenta con una sola piel donde se ha colocado el sistema Wicsky SG ya que, al no tener presores, permite mantener la estética del vidrio corrido en toda la planta. La planta inmediatamente superior ya cuenta con el sistema de muro cortina Ferro-Wictec gracias al elemento de transición entre sistemas que se ha desarrollado expresamente para esta obra.

En el muro cortina de salida al patio interior se ha colocado el sistema de vidrio de silicona estructural, Wicsky SG. Como esta fachada está dotada de gran altura, se ha colocado una viga horizontal de acero que divide el muro cortina en dos partes con la finalidad de reducir la carga de viento que soporta la estructura. Esta viga de 7 metros de largo cuneta con unos tensores anclados al forjado para asegurar, aún mejor, su resistencia. El muro cortina cuenta además con puertas PG ocultas gracias a que se ha encolado un cristal por la parte exterior.

foto

Barandillas y pasarelas

Para los remates superiores del edificio se han utilizado dos fórmulas diferentes, despendiendo del uso de las terrazas. En las cubiertas transitables, como la de salida de la biblioteca, las barandillas cuentan con una estructura de hierro con doble vidrio exterior e interior realizada con Ferro-Wictec. Los coronamientos de las terrazas de no uso, en cambio, se han realizado con ladrillo y el mismo sistema de muro cortina.

En cuanto a las pasarelas, ubicadas en el hueco intermedio de las fachadas, todas están conectadas y sujetas a la piel interior gracias al muro cortina Ferro-Wictecx de Wicona.

Ficha técnica del edificio

Obra: Edificio Vital Eraikina, sede corporativa de Caja Vital Kutxa

Cliente: Caja Vital Kutxa

Fachadista: Alcotan

Arquitectos: Mozas Aguirre Arquitectos: Javier Mozas y Eduardo Aguirre.

Fachadas ligeras: Wicona

Soluciones utilizadas: Wictec 50, Ferro Wictec y Wicsky SG

Estructura: NB 35

Instalaciones: Aguilera Ingenieros

Obra artística: Javier Pérez (vestíbulo) y Miguel González de San Romás (estacionamiento en sótano)

Gestión del proyecto: Gerens

Dirección de ejecución de la obra: BC 100: Ainhoa del Río

Fotografía: César San Millán y Wenzel

TOP PRODUCTS

Rooxat

Cortadora automática OMRM 125

Rooxat

Rooxat

Limpiadoras de esquinas CNC

Rooxat

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS