Posicionamos su web SEO / SEM
Una colaboración internacional a tres bandas permite la fabricación de fachadas protectoras para rascacielos sin que los plazos ajustados o los diseños complejos se conviertan en obstáculos.

Colaboración que crece

Gladys Fouché25/04/2008

25 de abril de 2008

Cuando Enclos –una empresa estadounidense de diseño, ingeniería e instalación– consiguió el contrato para construir las fachadas protectoras de dos rascacielos emblemáticos, sabía a quién recurrir. “Nuestro fabricante en Tailandia, Envelex, buscaba un proveedor de burletes de alta calidad”, recuerda Dan Green, Director General de Enclos para la Costa Oeste. Los burletes son juntas de elastómero que se enclavan entre la estructura de un muro cortina y el acristalamiento e impiden la entrada de aire y agua en el edificio. “Recomendamos a Envelex que contactara con Mike Scanlon y Trelleborg EPG puesto que son uno de nuestros proveedores preferidos de burletes y juntas. La filial estadounidense de Trelleborg siempre nos ha suministrado materiales de calidad, con una respuesta rápida y aportaciones proactivas al diseño”.
En 2006, Enclos comenzó a trabajar en dos rascacielos fuera de lo común. Uno en Las Vegas: el hotelcasino Encore, de 61 plantas propiedad del magnate local Steve Wynn, que abrirá sus puertas a principios de 2009 y cuya construcción habrá costado 2.200 millones de dólares. El segundo edificio, en Los Ángeles: un rascacielos de 54 plantas que costará 900 millones de dólares y forma parte de un ambicioso proyecto urbanístico destinado a revitalizar el centro de la ciudad. El edificio, llamado LA Live, será inaugurado en 2010.
foto
El edificio LA Live será finalizado en 2010.
Encore y LA Live implicaron varios desafíos. Por ejemplo, el proyecto Encore debía cumplir unos plazos muy ajustados con penalizaciones elevadas en el caso de que no se cumplieran. “Pero Trelleborg EPG y Envelex mantuvieron un programa riguroso y fueron entregando los materiales en la fecha estipulada o incluso antes. Siempre han respondido rápidamente y son conscientes de lo que está en juego si surgen problemas”.

Mientras tanto, en LA Live, el mayor reto fue trabajar con un diseño arquitectónico único. “El edificio es un sueño para un arquitecto pero está lleno de desafíos para un ingeniero”, explica Paul Cannon, director de Envelex. “Hay pocos muros lisos y muchos elementos salientes”.

En ambos proyectos, era fundamental utilizar juntas de la mejor calidad. “Si utilizas juntas de mala calidad, puedes tener problemas catastróficos”, explica Cannon. “Una vez que se han instalado los elementos de estanqueidad para la lluvia y el viento en el muro cortina y que el muro ha sido colocado en el edificio, es imposible acceder a los elementos para cambiarlos. Trelleborg EPG fue elegida por su fiabilidad”. Envelex, Enclos y Trelleborg EPG están acabando el trabajo en Encore. La fachada protectora ya cubre casi todo el edificio y ahora empiezan centrar su atención en el proyecto LA Live en Los Ángels. Hacia finales del año, se efectuará una prueba simulada en una maqueta del muro cortina de 14 metros de ancho y 12 metros de alto. “Se probará el muro para certificar su cumplimiento con las especificaciones de diseño, incluso simulando terremotos y huracanes”, dice Scanlon. “Esta serie de pruebas confirmará que el muro cumple las exigencias de impermeabilidad al aire y al agua, así como las exigencias estructurales y térmicas especificadas”.

Las tres empresas coinciden en que la clave del éxito ha sido su estrecha relación de trabajo. “No somos sólo clientes y proveedores, somos socios en el proyecto”, dice Scanlon. “Ya sabemos que volveremos a trabajar juntos”, concluye Green.

Una protección galardonada

Un muro cortina es la facha protectora que recubre un edificio. Generalmente, consiste en una estructura de aluminio a la que se fijan placas de metal y vidrio. Normalmente se construye en otro lugar y luego se monta de una vez. “Debe excluir aire, agua, ruido, contaminación, polvo e insectos … Incluso debe resistir huracanes y objetos arrastrados por el viento, como árboles”, explica Mike Scanlon, director comercial de Trelleborg EPG, proveedor líder de juntas para el sector de acristalamiento con sede en Ohio.

Trelleborg adquirió la empresa en 2006. Ese mismo año, Trelleborg EPG finalizó uno de sus proyectos más mediáticos, cuando suministró 30.000 juntas para el muro cortina del Symphony Tower, un galardonado rascacielos acristalado en el centro de Atlanta. El edificio ganó el prestigioso Emporis Skyscraper Award, que premia los mejores rascacielos. “El muro cortina fue acristalado in situ, una práctica que ya no es muy corriente”, dice Scanlon.

foto
El Symphony Tower de Atlanta, también conocido como el edificio Peachtre e 1180, ganó el prestigioso premio Emporis Skyscraper Award.

TOP PRODUCTS

Rooxat

Cortadora automática OMRM 125

Rooxat

Rooxat

Limpiadoras de esquinas CNC

Rooxat

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS