Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Carl Zeiss Iberia, S.L. - Equipos de verificación y medición

Zeiss CSC

Cabezal giratorio: permite rotaciones completas de 360 grados

Foto de Cabezal giratorio
El cabezal CSC (Continuous Sensor Carrier) de Carl Zeiss permite alcanzar puntos de difícil acceso y consigue mayor flexibilidad a la hora de realizar mediciones especialmente en la industria de la automoción. Este sofisticado cabezal se dirige especialmente a empresas que precisan mediciones complejas en fabricación de prototipos o en la optimización de procesos, sobre todo aquellos orientados a la industria de la automoción.

El cabezal articulado DSE de Carl Zeiss IMT ha sido el estándar más empleado durante los últimos 20 años. Sin embargo, estaba limitado a media rotación, de modo que para mover el sensor desde la posición de un reloj en las 11 a la 1 en punto, el DSE debía invertir casi una rotación completa. Con el CSC se elimina esta situación.

Con las correspondientes modificaciones de software, el CSC completa una rotación entera en una sola dirección e incluso realiza múltiples rotaciones cuando sea necesario. El resultado es que la unidad de articulación puede tomar el camino más corto para la posición de medición siguiente y no tiene que invertir las direcciones como su predecesor. Esto ahorra tiempo, aumenta la flexibilidad y permite a los operadores medir fácilmente en el interior de las carrocerías.

Por primera vez, se pueden emplear extensiones de palpador de hasta 800 milímetros, un considerable aumento sobre los 600 disponibles en el pasado. Además, se ha desarrollado un nuevo palpador junto con este cabezal articulado. Este palpador no requiere conexión eléctrica o aire comprimido; lo que hace que la herramienta sea más fiable y rentable.

El CSC también es más seguro, ya que si las extensiones del palpador o los sensores encuentran un obstáculo, los tres puntos de rodamientos se abren y la máquina se apaga. Una vez que el obstáculo ha sido retirado, el brazo se mueve de nuevo a su posición de trabajo sin la necesidad de una realineación.