Europa y Norteamérica lideran la demanda de lubricantes sostenibles

26/02/2014

26 de febrero de 2014

La creciente fabricación de vehículos unida a la entrada en vigor de políticas de protección medioambiental, han impulsado el mercado mundial de los lubricantes. La demanda se intensificará especialmente en los países en vías de desarrollo como Brasil, Rusia, India y China, con Asean (Asociación de países del sudeste asiático), Oriente Medio, Sudamérica y África emergiendo también como mercados con un alto potencial de crecimiento. Mientras estas regiones en desarrollo acumularán gran parte del crecimiento por volumen del mercado de lubricantes, Europa y Norteamérica aumentarán su demanda de productos premium de alta eficiencia, en respuesta a las nuevas exigencias normativas y a las necesidades de sus clientes.

Según un estudio de Frost&Sullivan denominado ‘Análisis estratégico del mercado mundial de lubricantes e impacto de las materias primas ecológicas’, el mercado generó ingresos en 2013 por valor de 123,64 billones de dólares y se estima que alcanzará los 178,87 billones de dólares en 2020. Este estudio analiza los lubricantes empleados en los sectores industrial, automovilístico, marino y aeronáutico.

foto
Las cada vez más rigurosas normativas medioambientales, tales como el marco establecido por la Comisión Europea para reducir las emisiones de dióxido de carbono y las normas estadounidenses destinadas a reducir el consumo de combustible, potencian la necesidad de contar con lubricantes cada vez más eficientes.

“Los clientes, especialmente en el sector de la automoción y en la industria, están optando por lubricantes de alto valor (grupos II y III) con mejorada calidad y rendimiento, estimulando así un crecimiento del mercado”, señala la responsable de Frost&Sullivan Soundarya Shankar. “Esta transición es más frecuente en Europa y Norteamérica, ya que los mercados de Asia-Pacífico y del resto del mundo son extremadamente sensibles al precio de los productos”.

Mientras los lubricantes avanzados de mayor precio suponen buena parte de los ingresos del mercado en los países desarrollados, los mayores periodos entre cambios de aceite que permiten estas versiones reducen el número de veces que el vehículo/equipo tiene que pasar un mantenimiento, reduciendo así también los volúmenes consumidos. La tendencia creciente de fabricar componentes y materiales con mayores resistencias es otro factor que disminuye el uso de lubricantes.

La contracción de la economía en Europa se ha sumado a este desafío, afectando a las ventas de la automoción y del sector industrial. La caída de actividad ha obligado a muchos fabricantes a trasladar algunas de sus fábricas a Asia-Pacífico y a otras partes del mundo para beneficiarse de oportunidades inmediatas en los sectores de la automoción e industrial y del potencial a largo plazo que ofrecen los sectores marinos y de aviación.

“Establecer líneas de producto sólidas tanto en lubricantes sintéticos como biológicos, será clave para atraer a fabricantes de maquinaria que están focalizados en la eficiencia de los vehículos/maquinaria y en la sostenibilidad medioambiental. En el caso de los biolubricantes que son formulados empleando materias primas biodegradables y renovables, los avances tecnológicos y una buena actividad de I+D que mejore el rendimiento, serán factores críticos para ofrecer una respuesta extendida”, concluye Soundarya Shankar.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS