Posicionamos su web SEO / SEM
La caída de la facturación, los negocios ilegales y la presión de las aseguradoras

Reparación de talleres

Redacción Interempresas15/04/2013
Nadie puede poner en duda que tan importante es el fabricante de vehículos como el taller y el profesional que los repara y los mantiene. Por lo menos en el plano teórico. Pero, pese al crucial papel que desempeña cada uno de los 45.000 talleres de reparación de nuestro país en aspectos como la seguridad, nuestros coches no visitan sus instalaciones todo lo que debieran. Además, el usuario busca alternativas más baratas y espera a acumular abollones para acudir a su taller, lo que ha propiciado una caída en la facturación de un 24% en los últimos años. A ello se le suma la presión de las aseguradoras y la irrupción en el mercado de talleres ilegales, que representan ya el 20% del total. Grandes retos y amenazas para un sector malherido que necesita soluciones a sus problemas: nuestros talleres necesitan una reparación, una puesta a punto.

Aunque no existe un censo fiable, se estima que nuestro país cuenta con unos 45.000 talleres, que emplean a una media de 3,5 ó 4 personas por taller, es decir, entre 160 y 180.000 trabajadores aproximadamente. ¿Pero qué situación viven hoy estos talleres? La crisis generalizada ha influido de forma directa en la venta de automóviles en nuestro país. Podría deducirse entonces que los usuarios prefieren reparar su coche antes que invertir en uno nuevo, y que, por tanto, el sector de los talleres de reparación se ha visto beneficiado en este escenario. Pero no es así. “Contrariamente a lo que comúnmente se piensa, la situación económica actual ha propiciado que cada vez se tarde más en acudir al taller”, explica a Interempresas Manuel García Arenas, presidente de Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (Cetraa). Asimismo, se realizan menos kilómetros porque se utiliza menos el coche y se retrasa su mantenimiento.

El parque está envejeciendo pero no por ello se realizan más revisiones o reparaciones. Además, se da otra paradoja: los propietarios de un automóvil le dedican más cuidados a un vehículo nuevo que a uno antiguo. “A un coche viejo no se le suelen reparar los abollones de chapa, por ejemplo”, apunta García Arenas. Además, cuando el propietario de un vehículo acude al taller es mucho más sensible al precio, tanto de la mano de obra como de los componentes utilizados en las reparaciones y mantenimientos. “En muchas ocasiones sólo se acude al taller cuando no hay más remedio, y se repara lo que es meramente necesario para que el vehículo pueda seguir circulando, a pesar de que muchas de las piezas no reparadas están directamente relacionadas con la seguridad”. Esta situación ha derivado en un dato preocupante: el índice de caída de facturación desde el inicio de la crisis es del 24% (6% anual).

El nivel tecnológico y los profesionales de nuestros talleres

Para Manuel García Arenas, presidente de Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (Cetraa), el nivel tecnológico y de equipamiento de los talleres es, en términos generales, el más adecuado para atender las demandas de los propietarios de vehículos. Así, el tipo de prestación de un taller dependerá de las herramientas y la maquinaria de que disponga. “La mayoría se adecuan a los más altos niveles ya que eso va en su propio interés: cuantas más herramientas y más equipo tecnológico, mayor será el número de vehículos que puede reparar y, lo que también es importante, en menor tiempo”, explica. Por otra parte, la inversión en estas herramientas dependerá del tipo de taller, ya que, según apunta, no es lo mismo un taller de mecánica rápida que uno de chapa y pintura o uno de electromecánica.

En cuanto al nivel de preparación y la preparación y servicio de nuestros profesionales, el sector es “un colectivo muy preocupado por la formación continua y el reciclaje”. Según García Arenas, son muchos los profesionales que se forman continuamente a lo largo de toda su carrera profesional. “Una de las competencias más importantes de Cetraa es la de poner a disposición de sus asociados medios para realizar cursos que permitan adquirir las últimas técnicas con el fin de conseguir profesionales más preparados. Y esto no sólo es válido para la gente joven”, añade.

Los dos perfiles de conductor

Entonces, ¿cumplimos los españoles con las pertinentes revisiones periódicas de mantenimiento y puesta a punto de nuestros vehículos? Según el presidente del Cetraa, con y sin crisis, existen dos claros perfiles de conductores: aquel que no es consciente de la importancia de las revisiones y puestas a punto del coche y aquel que sí lo es. Independientemente de la crisis, el conductor del primer perfil no realiza las revisiones oportunas y sigue circulando con el vehículo hasta que el coche presenta un problema de movilidad. En el segundo caso, si el conductor dispone de un presupuesto más ajustado que otros años, prestará más atención al precio y buscará alternativas más baratas, pero siempre dentro del marco legal y respetando las fechas de revisión. En cuanto a datos se refiere, García Arenas apunta que el 75% de conductores realiza el mantenimiento siguiendo las recomendaciones del fabricante, frente a menos de un 11% que no lo hace. El 12,5% restante realiza las revisiones antes de tiempo.

Los talleres ilegales y la presión de las aseguradoras

Otra de las consecuencias de la crisis ha sido la aparición de talleres ilegales, cuyo porcentaje asciende ya en nuestro país al 20%. Además del fraude fiscal en el que incurren, representan no sólo “un claro peligro para la seguridad vial” sino también una importante competencia desleal para los talleres legales. “No disponen de las herramientas y maquinaria necesarias para realizar una reparación o revisión en condiciones”, asegura García Arenas.

Por otra parte, las aseguradoras están sometiendo a más presión a los talleres con sus políticas de tasación, imposición de precios de reparación y desvío de reparaciones a otros talleres. Otro amenaza para el sector es la liberalización de la información técnica para que, tanto los talleres oficiales como los talleres independientes, puedan trabajar en las mismas condiciones.

foto
Manuel García Arenas, presidente de Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (Cetraa).

Lo más demandado en el taller

Las reparaciones más habituales que atienden nuestros talleres son las de mantenimiento del vehículo, y el importe medio es de unos 120 euros, pero tal y como explica el presidente de la confederación, se trata de “un dato muy orientativo”, ya que la horquilla de precios engloba acciones muy diversas. “En los últimos años hemos podido observar cómo se ha ido reduciendo esta cifra”.

¿Por qué desconfiamos del taller?

Una opinión o un sentir, quizá generalizado, de muchos ciudadanos es que el taller se aprovecha de los pocos conocimientos de los conductores. “Nadie pone en entredicho el consejo de otros profesionales que desempeñan su cargo en sectores igualmente desconocidos para el usuario medio, y, sin embargo, dudamos de la veracidad de lo que nos recomienda el técnico de un taller, aun sabiendo que es el especialista en todo lo relativo a nuestro coche”, explica contrariado el presidente de la Cetraa, quien sostiene que es “imprescindible” confiar en los consejos del profesional.

¿Y cómo lucha el sector y la confederación contra este fenómeno, contra esta sensación popular? “Informar a los usuarios de su derecho a solicitar facturas detalladas de los servicios realizados y los materiales empleados es un factor que incrementa la transparencia de las actividades del taller. De la misma manera, otro de nuestros objetivos es luchar contra la creencia, afortunadamente menguante, de que perderán la garantía de sus vehículos si los llevan a reparar a un taller independiente”, afirma.

Según datos obtenidos recientemente sobre los criterios para elegir un taller, el 100% de los conductores considera imprescindible la confianza. Además, existen otras valoraciones calificadas igualmente como muy importantes como la fidelidad al taller, la oferta de precios económicos o la cercanía del mismo.

A la expectativa

Hemos querido preguntarle al presidente de la Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines cómo espera que se desarrolle el sector a lo largo de este año. García Arenas reconoce que poco pueden hacer los talleres hoy por mejorar su situación. “Estamos expectantes ante la efectividad de las nuevas medidas propuestas por el Gobierno para impulsar la economía y su efecto en nuestro sector. A pesar de las iniciativas que los talleres puedan llevar a cabo en el ámbito particular, el funcionamiento de los mismos siempre estará condicionado por la marcha de la economía del país”, concluye.

foto

Sobre la Cetraa

La Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (Cetraa) es una institución que agrupa a 34 asociaciones provinciales del sector del mantenimiento y reparación del vehículo. Fundada en 1979, está presente en las 17 comunidades autónomas, representando y defendiendo los intereses de cerca de 25.000 empresas e informando a los automovilistas sobre sus derechos y obligaciones en lo referente al mantenimiento de sus vehículos. En el ámbito internacional, Cetraa forma parte de Cecra, el Consejo Europeo del Comercio y la Reparación del Automóvil, con sede en Bruselas (Bélgica).

Entre las actividades de la confederación se encuentran las reuniones con la Administración Pública y entidades vinculadas con el sector, la participación en los foros sectoriales, ofrecer información y formación a sus asociados, firmas de convenios de colaboración, denuncias de talleres ilegales y labor de lobby, entre otras. Los objetivos son los de representar, gestionar y defender los intereses socioeconómicos y profesionales de las federaciones y asociaciones integradas en Cetraa.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS