Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Lemken Iberia, S.L. - Cultivadores

Lemken Karat 12

Cultivadores de cuatro filas: para un laboreo superficial y profundo en terrenos difíciles y en trabajos de labranza sin arado

Foto de Cultivadores de cuatro filas
Especialmente en terrenos difíciles y en trabajos de labranza sin arado, el Karat 12 puede emplearse de forma idónea para un laboreo superficial y profundo. Cuatro filas de cuchillas, en lugar de tres, con unos 23 cm de distancia entre líneas consiguen el efecto de mullido necesario y, en función de la forma de la reja, el mezclado correspondiente del terreno a una profundidad de trabajo de hasta 30 cm. Con ocho tipos de reja, se dispone de la combinación de herramientas adecuada para todas las condiciones de trabajo. Con el sistema de cambio rápido, disponible de forma opcional, pueden cambiarse de forma sencilla y rápida. Para un rendimiento por unidad de superficie especialmente alto es recomendable emplear las nuevas puntas de reja K8H con revestimiento de metal duro.

Incluso con grandes cantidades de materia orgánica, un despeje al suelo de 80 cm y una distancia entre púas de 80 o 90 cm ofrecen suficiente espacio libre. Al igual que en las otras series de cultivadores Kristall y Karat 9, también en el Karat 12 unos discos cóncavos procuran una nivelación óptima. Los discos y los rodillos están diseñados como una unidad, de forma que con diferentes profundidades de trabajo no es necesario ajustar los discos por separado. El tren de rodaje del cultivador de Lemken se encuentra integrado entre las cuchillas y los discos cóncavos. De esa forma, el cultivador resulta extremadamente compacto, estable y muy fácil de maniobrar tanto en la cabecera como durante el transporte por carretera. Gracias a la adecuada distribución del peso, pueden emplearse también rodillos pesados para conseguir una buena reconsolidación.

En su versión estándar, el Karat 12 está provisto de un sistema de seguridad de sobrecarga automático que no requiere mantenimiento. Las cuchillas pueden desplazarse hasta 20 cm hacia arriba, lo que permite trabajar de forma segura y sin interrupciones en suelos pedregosos, muy comunes en España. La fuerza de presión de más de 550 kg garantiza, además, la buena fijación de las cuchillas al terreno. Con el sistema de ajuste de profundidad hidráulico se puede ajustar la profundidad de trabajo de forma continua por medio de los rodillos cómodamente desde el asiento del tractor durante la marcha.