La Interprofesional del Aceite de Oliva presenta en Estepa el proyecto de mecanización del olivar tradicional

20/04/2012

20 de abril de 2012

Coincidiendo con la celebración de la XV Fiesta Comarcal del Aceite de Oliva Virgen Extra de Estepa (Sevilla) la Interprofesional del Aceite de Oliva Español ha presentado en sus jornadas técnicas el sistema integral de recolección de olivar tradicional que promueve la organización y que está desarrollando un equipo de investigadores de la Universidad de Córdoba que dirige el catedrático Jesús Gil Ribes.

La presentación de la ponencia corrió a cargo de la gerente de la Interprofesional, Teresa Pérez, que destacó en su intervención la apuesta que la organización ha realizado en el campo de la I+D+i desde que se puso en marcha la primera extensión de norma en 2008, “la Interprofesional quiere ser un motor de la innovación en todos aquellos campos que consideramos estratégicos: el producto, sus propiedades, beneficios para la salud, así como aquellos aspectos relativos a la mejora de la producción, con un claro objetivo, ser cada día más competitivos”.

Precisamente, el proyecto que trata de encontrar un sistema económico y eficaz para mecanizar el olivar tradicional fue el primero que la Interprofesional impulsó, “todos sabemos que los costes de recolección son una de las principales debilidades del olivar tradicional. Nos hemos marcado como prioridad encontrar una solución técnica que haga factible la recolección mecanizada”.

foto
Prototipo de recolector mecanizado que está desarrollando el equipo de investigadores de la Universidad de Córdoba que dirige el catedrático Jesús Gil Ribes.
A continuación intervino el responsable del proyecto, el profesor Jesús Gil Ribes, que desgranó algunas de las innovadoras características del prototipo. Se trata de un equipo arrastrado que utiliza para derribar el fruto un sacudidor de copa que originalmente se desarrolló para plantaciones de cítricos. Ha sido convenientemente adaptado para su uso en olivar tradicional. La gran innovación del prototipo es el sistema de recogida de los frutos derribados. Se trata de una plataforma que es capaz de interceptar la aceituna, la limpia, pesa y dirige a una tolva de almacenamiento. Las pruebas han demostrado que el equipo es capaz de interceptar hasta el 90% de las aceitunas derribadas. Y lo más importante, se logra un notable ahorro de costes, ya que todo el proceso está automatizado. Está previsto tener listo un equipo comercial en el plazo de unos dos años.