La PMcM pide a Mariano Rajoy garantías para que el dinero fluya hasta pymes y autónomos

16/03/2012

16 de marzo de 2012

La Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM), impulsora de la Ley 15/2010 de Lucha contra la Morosidad en las Operaciones Comerciales, asistió a la reunión que mantuvo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con los principales representantes de proveedores de comunidades autónomas y ayuntamientos para presentarles el plan de 35.000 millones de euros puesto en marcha para liquidar las facturas pendientes de estas administraciones.

El presidente de la PMcM, Rafael Barón, tuvo ocasión de trasladar personalmente al Ejecutivo su petición de que, una vez que los ayuntamientos y comunidades autónomas empiecen a pagar a sus proveedores, “se generen mecanismos que garanticen que este dinero fluya hasta el último eslabón de la cadena, es decir, que se asegure que las empresas que cobren de las AA.PP. paguen las facturas que les adeudan a su vez a sus respectivos proveedores, en su mayoría pymes y autónomos, para que la efectividad de la medida tenga un efecto cascada real y definitivo”.

Asimismo, Barón instó a que este plan de pagos “no signifique un punto y seguido en la forma de hacer, de manera que dentro de unos años nos encontremos con el mismo problema”. En este sentido, solicitó que, una vez que el plan se ponga en marcha, se pida a las AA.PP. que “empiecen a pagar en plazos cumpliendo la Ley para corregir la deuda histórica del país, es decir, que las administraciones la cumplan directamente en sus nuevos concursos y adjudicaciones, no pagando en ningún caso a un plazo mayor al establecido legalmente”.

En esta línea, tanto Barón como el presidente del Gobierno coincidieron en que España debe cumplir la Ley 15/2010 de Lucha contra la Morosidad no sólo para acabar con esta lacra que causa el cierre de empresas, sino también por “competitividad e imagen internacional”.

En lo que se refiere a la puesta en marcha del plan de pago a proveedores, Barón valoró muy positivamente “la celeridad del Gobierno a la hora de crear esta medida, que haya cumplido con el compromiso que tenía con la PMcM de saldar la deuda histórica con proveedores y que por fin ésta vaya a ser cuantificada”.

En opinión de Antoni Cañete, portavoz de la PMcM, “con estas medidas el Gobierno ha iniciado un camino que debería llevarnos a buen puerto en abril de 2013, cuando será obligatorio pagar a 30 días tal y como exige la Directiva Europea, ya que en caso contrario, Europa sancionará al Gobierno español, según fuentes europeas”.

La PMcM continúa reclamando mecanismos que han sido muy efectivos en otros países que podrían ayudar a mejorar la situación en España, por ejemplo la figura del mediador en Francia como medida no coercitiva, al igual que la implantación de un régimen sancionador por incumplimiento.