Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Empleabilidad: las habilidades con mayor demanda

Manuel Domene19/01/2018
La visión apocalíptica de las máquinas (y los robots humanoides) que expulsan del mercado laboral a las personas es cierta sólo en parte. Hay cualidades, habilidades y competencias que son exclusivas del ser humano. Por tanto, las máquinas –pese a los avances de la Inteligencia Artificial (IA)- tienen poco que hacer en ese campo (al menos por el momento).

El informe Pearson –en colaboración con Nesta y la Escuela Oxford Martin- que responde al título de “Future of skills. Employment in 2030”, se ha preguntado lo que también se preguntan muchos trabajadores europeos: ¿qué perfiles profesionales solicitará el mercado en una década? La inquietud subyacente es mantener y fomentar la empleabilidad, en ningún caso retroceder en este campo pese a los incesantes y vertiginosos cambios del mercado laboral. En este texto sintetizamos el top-ranking de las habilidades laborales para los años venideros, siempre según la visión de Pearson.



El futuro de las habilidades

Como ya se ha dicho, las habilidades humanas tienen futuro y son un seguro frente a la automatización creciente. No cabe el miedo en esta coyuntura, si bien nos enfrentamos a unas ‘megatendencias’ generadoras de incertidumbre y, que según Pearson, son el cambio tecnológico, globalización, cambio demográfico, sostenibilidad ecológica, urbanización, creciente disparidad económica e incertidumbre política.

En el horizonte laboral de mañana (ya es hoy) cobran valor habilidades/cualidades como la empatía, el trato personal y las relaciones de grupo. Igualmente se imponen como norma las estrategias pedagógicas dinámicas, la capacitación y el reentrenamiento constantes. Vamos sin dilación a la lista de habilidades en demanda (son los datos obtenidos en el Reino Unido, aunque podemos extrapolarlos al resto de Europa).

-Aprendizaje activo. Comprender las implicaciones de nueva información tanto para la resolución de problemas futuros como la toma de decisiones.

-Resolver problemas complejos. Identificar problemas complejos y revisar información relacionada para desarrollar y evaluar opciones y adoptar las soluciones.

-Coordinación. Conseguir una simbiosis de nuestras acciones con las de terceros

-Pensamiento crítico. Usar la lógica y el razonamiento para identificar las fortalezas y debilidades de las soluciones alternativas, conclusiones o enfoques de los problemas.

-Razonamiento deductivo. Es la habilidad de aplicar las reglas generales a problemas específicos para generar respuestas con sentido lógico.

-Educación y conocimiento. Conocimiento de los métodos y principios para el diseño de la formación curricular, la enseñanza y la instrucción para individuos y grupos, así como la evaluación de los resultados formativos.

-Fluidez de ideas. Cualidad de generar ideas sobre una materia, sin poner el acento exclusivamente en su calidad, corrección o creatividad.

-Maestría. Capacidad de enseñar a los demás los conocimientos.

-Juicio y decisión. Considerar los costes implícitos y los beneficios de las posibles opciones para optimizar la decisión.

-Estrategias de aprendizaje. Seleccionar y usar métodos y procedimientos de instrucción y entrenamiento para situaciones de aprendizaje o instrucción de nuevos conocimientos.

-Monitoreo. Control y evaluación del desempeño personal, el de otros individuos u organizaciones con vistas a hacer mejoras o emprender acciones correctivas.

-Originalidad. La cualidad de hacer aflorar ideas inusuales o inteligentes sobre un tema o situación determinados, o de abrir vías creativas a la solución de problemas.

-Psicología. Conocimiento de la conducta y la capacidad humana, la diferencias individuales de la habilidad, personalidad e intereses, aprendizaje y motivación; métodos de investigación psicológica y la evaluación y tratamiento de los trastornos afectivos y conductuales.

-Percepción social. Estar al tanto de las reacciones de los demás y entender la causa de las mismas.

-Sociología y antropología. Conocimiento del comportamiento grupal y su dinámica, tendencias sociales e influencias, migraciones humanas, etnicidad, culturas, sus orígenes e historia.

-Análisis de sistemas. Determinar cómo debería funcionar un sistema y cómo puede verse afectado por el cambio de las condiciones, operaciones y el entorno.

-Evaluación de sistemas. Identificación de medidas o indicadores del rendimiento de un sistema y las acciones que se necesitan para mejorar o corregir su desempeño en relación con los objetivos de dicho sistema.

Implicaciones

Afectan al sistema educativo, las empresas y los propios individuos:

-Sistema. Ir más allá de las definiciones genéricas de “Habilidades del siglo XXI”. Los sistemas educativos deberán potenciar la práctica docente y evaluar las habilidades de mayor demanda.

-Empresas. Deberán rediseñar los papeles para equilibrar la tecnología y los recursos humanos. El camino para maximizar la productividad será a través del uso efectivo de la tecnología que complemente las habilidades exclusivamente humanas. En educación, hablamos de tecnología que suplementa (no suplanta) al educador para personalizar el aprendizaje.

-Personas. Desarrollar habilidades que son únicamente humanas. Aunque el avance de la automatización y la inteligencia artificial puede parecer una batalla perdida para algunos, las personas deberán enfocarse en desarrollar las habilidades exclusivamente humanas, como originalidad, fluidez de ideas, y escucha activa.

En pocas palabras, los humanos debemos explotar el hecho diferencial que nos separa –y nos distingue- de las máquinas.