Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

"El peligro de que el modelo de agricultura familiar desaparezca por no tener asegurado el relevo generacional es grande"

Entrevista a Lorenzo Ramos, secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA)

Redacción Tierras / Interempresas06/05/2021

Lorenzo Ramos afronta su último mandato al frente de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA). Los afiliados a esta organización agraria volvieron a depositar su confianza en el líder extremeño durante la celebración del 10º Congreso de UPA Federal el pasado mes de abril. Bajo el lema ‘Agricultura y Ganadería Familiar. Ahora más que nunca’, desde UPA reivindican que “es urgente” proteger este modelo de producción como solución a grandes retos globales como el cambio climático, la despoblación rural y la seguridad y soberanía alimentarias.

foto
“La agricultura familiar no quiere decir que sea de autosustento, no, se trata de una forma de producir que resulta rentable y que ha sabido modernizarse”.

¿Qué le ha motivado a seguir al frente de UPA y qué retos le parecen más desafiantes en estos momentos para el futuro del sector?

Estamos viviendo una época complicada y diferente debido a la pandemia. Este congreso era necesario celebrarlo pero aun así tenemos pendiente una renovación más profunda. Por el momento hemos decidido mantenernos en la ejecutiva algunos de los que más años llevamos en UPA y, a la vez, incorporar a gente joven para que vaya produciéndose la transición que esperamos hacer efectiva cuando se pueda celebrar un congreso en condiciones.

Tenemos por delante asuntos de tanto calado que me encuentro personalmente con la máxima ilusión para afrontarlos y culminarlos. Me refiero a la definición y puesta en marcha de la nueva PAC, a la defensa del modelo de agricultura familiar, al impulso del papel que está jugando el sector productor durante la pandemia, la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria…

¿Por qué el lema del congreso ‘Por una Agricultura Familiar’?

El apoyo de la ONU a este modelo es claro e insta a los gobiernos a impulsarlo. La agricultura familiar no quiere decir que sea de autosustento, no, se trata de una forma de producir que resulta rentable y que ha sabido modernizarse. Desde UPA creemos que es el modelo capaz de asegurar el suministro de alimentos a la sociedad, tal y como se comprobó durante el confinamiento. Además, garantiza que la actividad no se va a deslocalizar en una coyuntura desfavorable como sí sucede en los modelos de agricultura súper-intensiva que poco a poco se están introduciendo en cultivos como el olivar, el almendro y que pronto lo harán en el sector de frutas y hortalizas.

¿Cuál es la relación que existe con el resto de organizaciones profesionales agrarias? El clima de crispación política que se vive actualmente en España, ¿en qué medida impide una postura común por parte de las OPA ante los principales problemas que afectan al sector?

A excepción de las movilizaciones conjuntas que hubo antes de la pandemia, la gente no comprende como teniendo los mismos problemas las organizaciones agrarias vayamos cada una por nuestro lado. No obstante creo que cuando llegue la hora de, por ejemplo, cerrar un acuerdo sobre la nueva PAC las organizaciones nos vamos a poner de acuerdo.

El hecho de que los agricultores y ganaderos vayamos juntos a reclamar mejoras es bueno. Y gobierne quien gobierne. La unidad de acción hay que defenderla siempre porque es lo que nos pide la gente. Además de denunciar los problemas, es necesario aportar soluciones.

Sobre la nueva PAC, ¿cuál es el modelo que considera más justo a la hora de distribuir el presupuesto existente? ¿En qué aspectos del reparto actual cree que se están produciendo los mayores desequilibrios?

Es muy importante que se haya mantenido el presupuesto. Gracias a la importancia que ha cobrado el sector en esta pandemia se ha evitado que el recorte hubiera sido del 20% ó 30%, tal y como se planteaba antes de que comenzara.

Creemos que debe hacerse un reparto más justo de las ayudas, que sea un reflejo de la actividad en España para impedir que las reciban aquellos que no tienen nada que ver con el sector agrario. Las ayudas de la PAC tienen que ser para los agricultores y ganaderos profesionales que viven y trabajan en el medio rural.

El límite de ayudas por explotación nos parece necesario, junto a un presupuesto específico para ayudar a los productores que más lo necesitan. UPA ha propuesto que el 20% de las ayudas vaya destinado a las ayudas redistributivas, para las primeras hectáreas, las primeras cabezas de ganado, etc. Un reparto que favorece el modelo de agricultura familiar y que ya se conceden en países como Francia o Alemania y que ahora están pensando en aumentar de cara a la nueva PAC porque se ha demostrado que funciona.

Entendemos la postura de las CC AA porque ninguna quiere perder fondos en su territorio, pero es preciso que miren por el interés del sector en su conjunto.

"A excepción de las movilizaciones conjuntas que hubo antes de la pandemia, la gente no comprende cómo teniendo los mismos problemas las organizaciones agrarias vayamos cada una por nuestro lado"

foto

La entrevista se realizó de forma presencia y telemática en la sede de UPA en Madrid.

¿Qué lugar ocupa la agricultura sostenible en las propuestas de UPA y en qué se traduce esa apuesta?

La condicionalidad, el greening, normas europeas de calidad… Las explotaciones españolas están preparadas para el Pacto Verde y ya han alcanzado un alto grado de sostenibilidad; hay mucho trabajo desarrollado durante los últimos años.

El modelo que propone 'De la Granja a la Mesa' nos parece adecuado pero no la comparativa entre la agricultura convencional y la ecológica. Son dos sistemas que deben coexistir y creemos que los tratamientos con fitosanitarios o antibióticos están ya bastante regulados y no se deben criminalizar.

España está a la cabeza de la producción ecológica en Europa y con todas las posibilidades de alcanzar el objetivo que ha marcado el Pacto Verde. Sectores como el olivar, viñedo, frutas y hortalizas, ganadería… son proclives a este modo de producción pero, antes de nada, hay que pensar en la diferenciación y la salida comercial que tiene lo que producimos dado que los costes de producción son más elevados y los rendimientos menores.

¿Mantienen su compromiso con la agricultura de conservación?

La agricultura de conservación está en fase de expansión en España y por supuesto queremos que se mantenga esta tendencia. Por ello es importante que se considere su inclusión dentro de los eco-esquemas y que se potencie esta forma de trabajar a través de unas determinadas normas de conservación del suelo.

Desde siempre han apostado por que se permita un doble contrato al año en el regadío, que se bajen los impuestos al riego y que se promuevan y faciliten las energías renovables en el regadío, ¿cree que con el actual MITECO esos deseos están más cerca? ¿En qué momento están estas reivindicaciones?

El Gobierno lo que tiene que hacer es cumplir la ley. Esto viene de la sequía que hubo hace un par de campañas y pensamos que no es justo que un agricultor de regadío tenga que pagar la misma tarifa durante todo un año cuando solo necesita el riego durante tres meses.

Una cuestión importante es la que estamos abordando con el MITECO actualmente y que tiene que ver con el encarecimiento de las tierras de labor debido a la proliferación de instalaciones para energía solar. Creemos que este tipo de proyectos se pueden desarrollar pero sin que supongan un lastre para los jóvenes agricultores que quieran acceder a la tierra.

Desde UPA se critica especialmente la entrada en el sector de empresas ajenas al medio rural y que apuestan por un modelo de producción súper-intensivo. ¿Qué posibles alternativas plantean ustedes ante esta dinámica y por dónde creen que pasa la rentabilidad de la actividad agraria en los próximos años?

Nos preocupa especialmente la entrada de fondos de inversión en el sector, porque su único objetivo es ganar dinero. Esto es un peligro por la deslocalización de la actividad que se produce si no les salen las cuentas, porque realmente no están apegados al medio rural ni al territorio. No obstante, esto supone un acicate para el sector: sabemos que tenemos que lograr una mayor eficiencia a la hora de producir pero creo que estamos en el buen camino, aplicando agricultura de precisión y tecnificando nuestras explotaciones.

¿Cómo se defiende el olivar tradicional cuando actualmente se están imponiendo modelos de producción en intensivo y súper-intensivo?

En primer lugar pensamos que el olivar tradicional, especialmente aquel que se encuentra en zonas de difícil acceso, tiene que recibir ayudas asociadas en la PAC. Tiene que tener una ayuda específica, acoplada y adaptada a sus condiciones pero con el compromiso de mantener el cultivo.

Las ayudas son importantes pero creo que lo fundamental para hacer viable este sector es lo que se obtiene vía precios. Es necesario potenciar el origen del producto y lograr un mayor reconocimiento en el mercado.

Lo que no vemos justo es que se estén plantando olivos en súper-intensivo sobre unos derechos históricos que no se corresponden con este sistema de producción...

¿Cuál es su opinión sobre las macro-granjas? ¿Deben legislar las autoridades para evitar su proliferación?

La postura que defiende UPA es la de favorecer el modelo familiar y desde nuestro punto de vista es mejor tener muchas granjas que aporten riqueza a la actividad que no concentrarlo todo en proyectos de este tipo. En general, el hecho de imponer criterios de producción no nos parece bien como sucede en determinados modelos de integración.

En cuanto a la legislación, el ministro Planas ha comentado durante la celebración de nuestro congreso que el Gobierno va a sacar un decreto en 2021 para regular este tipo de proyectos (macro-granjas) que ponen en peligro, sobre todo, al sector lácteo de nuestro país.

¿Qué modelos de producción debería primar la PAC en ganadería? ¿Cuál cree que será el modelo productivo de la ganadería en el futuro?

Desde UPA pensamos que cualquier modelo productivo que cumpla con las normas debe tener acceso a las ayudas. Aunque para nosotros el modelo que merece prioridad o una diferenciación en este sentido sería el de la ganadería extensiva. Un modelo, además, que sería el más adecuado para potenciar la producción en ecológico en los próximos años.

"Producir alimentos es una labor que también conlleva el cuidado del medio ambiente y el medio rural. Nuestro sector tiene demasiados enemigos, algo que no entendemos"

foto

Lorenzo Ramos y José Manuel Delgado, responsable técnico de Vino de UPA, durante la conferencia de prensa en la que lanzaron un "grito" para salvar la viticultura.

¿Qué posición mantienen frente a la protección del lobo en el norte del Duero?

En este caso, la postura de UPA coincide con la del resto de organizaciones agrarias. Lo que le vamos a trasladar a la ministra es que los ganaderos no se dedican a cazar lobos y los que de verdad están en peligro de extinción en España son precisamente los ganaderos. Es necesario que se pongan en marcha medidas para que haya una convivencia.

La responsabilidad no es exclusiva del sector ganadero y estamos observando unas presiones bastante fuertes por parte de diversas organizaciones medioambientalistas que no tienen en cuenta el impacto que supone el ataque de lobos en las explotaciones, tanto a nivel económico como anímico para los ganaderos afectados.

"Nos preocupa especialmente la entrada de fondos de inversión en el sector, porque su único objetivo es ganar dinero. Esto es un peligro por la deslocalización de la actividad que se produce si no les salen las cuentas, porque realmente no están apegados al medio rural ni al territorio.

La nueva imagen de UPA es un claro guiño hacia el relevo generacional en este sector. ¿Qué peligro corre la actividad agraria en su conjunto de no producirse este relevo en los plazos adecuados?

El peligro de que el modelo de agricultura familiar desaparezca por no tener asegurado el relevo generacional es grande. Es el principal reto para los próximos diez años en la agricultura española. Lo que no podemos permitir es que una persona joven que tenga ganas de emprender en esta actividad tenga que abandonarla porque no le resulte rentable. Tiene que existir un mayor apoyo para los jóvenes que vienen de fuera del sector, en su mayoría gente que ha pasado por la universidad y que puede aportar muchas cosas a nuestro sector; por lo tanto debemos aprovecharlo.

En este sentido, creemos que el intercambio de experiencias entre los jóvenes que empiezan en el sector es muy importante para el desarrollo de la actividad. Iniciativas como 'Agricultores Jóvenes en Red' o el erasmus agrario para conocer de primera mano explotaciones modelo, son vitales para fomentar la colaboración y el aprendizaje. Al margen de que las condiciones tengan que cambiar a mejor para incorporarse al sector, tenemos que poner las bases para generar ilusión en torno a esta forma de ganarse la vida, a través de una mejora de la rentabilidad, con más apoyo por parte de la PAC… El relevo generacional es crucial para el sector y para conseguirlo es necesario que a los jóvenes les salgan las cuentas.

foto
El nuevo logotipo de UPA respeta el concepto de la puesta de sol sobre un paisaje agrario, y los colores naranja y verde, la seña de identidad de la organización, pero suaviza la paleta y actualiza las tipografías. El objetivo: modernizar la imagen de UPA y adaptar su simbología a los nuevos soportes y dispositivos, así como a un público más joven.

¿Uno de los aspectos positivos de la pandemia ha sido el aumento de la venta directa por parte de agricultores y ganaderos al consumidor final? ¿Es necesario potenciar aún más este canal a partir de ahora?

Efectivamente, una de las lecciones positivas de la pandemia ha sido la posibilidad de aumentar este cauce de comercialización de productos agrarios. En todo caso creo que es necesario reforzar la Ley de la Cadena Alimentaria y perseguir y denunciar las prácticas que no acaten esta ley. La cadena de valor de los productos agrarios está compuesta en su mayoría por empresas y personas que actúan de forma honesta, pero siempre hay algunos que quieren ganar más dinero del que les corresponde. A este tipo de intermediarios es a los que habría que expulsar de la cadena y, por supuesto, desde UPA vamos a estar muy vigilantes para hacer que se cumpla la ley en este sentido.

Hay que hacer un esfuerzo por, al menos, asegurar los costes de producción al agricultor y por eliminar del todo la venta a resultas.

¿Cómo se podría trasladar a la sociedad una imagen más realista y positiva de la actividad agraria?

Producir alimentos es una labor que también conlleva el cuidado del medio ambiente y el medio rural. Nuestro sector tiene demasiados enemigos, algo que no entendemos. Se nos culpa de que somos un sector muy contaminante, cuando esto no es cierto. Cuando se intenta criminalizar al sector, parece que con nosotros lo tienen demasiado fácil...

Es necesario explicar lo que hacemos a la sociedad en general y hacer hincapié en los aspectos positivos que tiene nuestra profesión. Pero no lo tenemos nada fácil a la hora de llevar nuestro discurso a los medios y lograr una difusión adecuada.

Empresas o entidades relacionadas

Upa, Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (Servicios Centrales)

Comentarios al artículo/noticia

#1 - Wagnermoreiracriador@gmail.com
06/05/2021 21:05:01
Parabéns a Lorenzo Ramos pela mentalidade de uma produção familiar, que mantem o jovem na zona rural e preserva a natureza, raças nativas de animais domesticos e garante sustentabilidade na agropecuária.

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.