Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas

Solomillo: un restaurante con piezas de diseñadores españoles proyectado por Borrell Jover Arquitectos

Revista ICandela01/07/2016

Ubicado en el Hotel Alexandra DoubleTree by Hilton de Barcelona, este espacio gastronómico se caracteriza por una atmósfera cálida conseguida a través de piezas de mobiliario y luminarias que replantean grandes clásicos del diseño contemporáneo.

foto

Solomillo es un nuevo restaurante de la capital catalana donde la carne es la protagonista y que se encuentra en el céntrico hotel Alexandra. Por este motivo, el estudio Borrell Jover Arquitectos, encargado de realizar el proyecto, ha querido crear un espacio donde se mezclaran los instintos más básicos y primitivos con las necesidades y gustos actuales.

Para hacerlo se han escogido piezas de diseño español que evocan al periodo modernista y que pueden recordar, según la óptica con la que se observe, un clásico restaurante de la ciudad.

Por este motivo, al visitante le cuesta ubicar el momento en el que se ha confeccionado este lugar gracias a que los materiales son atemporales y a que algunas de las piezas más visibles son reediciones o diseños clásicos de hace años. Como la luminaria Funiculí de Marset diseñada por Lluis Porqueras en 1979 o la Básica Mínima de Santa&Cole que en 1987 apostó por la calidez, asentando las bases del diseño que se defendía entonces.

El mármol negro de Cosentino (Almería) o los tonos verde caqui y el color granate son ingredientes de la carta cromática que acentúan esta sensación de espacio clásico dentro de la modernidad de sus diseños.

En la sillería, Andreu World, una empresa reconocida por su trayectoria en el diseño español es la fabricante del asiento Carola que se encuentra en el restaurante acompañando las mesas de otra firma puntera valenciana, Inclass. A sus pies una madera de aspecto natural configura el parquet que es de la seguntina MH Parquets. Otro material noble se aprecia en el rattan de algunos asientos y mesitas de Expormim, donde trabajan su curvado artesanalmente desde Moixent.

Para sentarse a comer en su barra de mármol, los elegantes asientos-taburete, Don, son de la firma de sillería vasca Ondarreta, con acabado en piel color cacao. Los textiles para los exigentes acabados contract son de la empresa familiar Gancedo y de Nanimarquina son las alfombras Medina que presiden la sala de espera, bajo unas butacas Tonella con acabados en bronce de la tapicera de Yecla, Sancal, y de los apliques de luz de la barcelonesa Vibia. Todas las macetas de la terraza exterior frente al bar son de Vondom. Los accesorios son de la firma navarra Delica, con el diseño esencialista y de aire nórdico de sus reposa platos y posa vasos.

Todas las empresas citadas pertenecen a RED (Reunión de Empresas de Diseño).

Fotos: José Hevia

foto
foto
foto
foto
foto