Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Vestuario Profesional

Zona de diseño

Adolfo Domíguez: "Encuentra tu uniforme"

Carmen Orús15/01/2021

Tras los pasos de figuras de la moda como Pertegaz o Elio Berhanyer, el famoso diseñador gallego Adolfo Domínguez tomó las riendas de la uniformidad de Iberia en 2005, incorporando el pantalón, junto al traje de chaqueta de alta costura, en azul, de nuevo. Azul noche en este caso. Además, como toque diferenciador, el modisto se empeñó en añadir un sombrero al uniforme de las azafatas, que no tuvo continuidad. Hoy el diseñador presenta su nueva colección femenina con el lema ‘Encuentra tu uniforme’. Además, desde 2019, en las etiquetas o desde soportes publicitarios se lanzan mensajes como ‘Piensa, luego compra’; ‘Piensa si te durará’; ‘Piensa si lo necesitas’.

foto
El diseñador y empresario Adolfo Domínguez.
Tanto en el ámbito de la uniformidad como en el de la moda, hacerse estas observaciones es pertinente. Una forma de obtener calidad, durabilidad, una imagen que se impone en el tiempo y la diferenciación que toda marca anhela.

También tuvo mucho eco su campaña ‘Ropa vieja’, que rescataba diseños del pasado para demostrar su vigencia hoy en día. Una forma de afirmar que con la marca Adolfo Domínguez se anda sobre seguro en atemporalidad y calidad.

Comprar mejor y con proyección de futuro es un consejo que nosotros también damos a nuestros lectores. Esta forma de pensar refuerza el concepto de sostenibilidad que debería estar presente en todas nuestras compras. La industria textil es la que genera mayor cantidad de detritos y solo con la ayuda del consumidor podrá reorientarse.

Breve paso por una larga trayectoria

Adolfo Domínguez es uno de los diseñadores españoles más reconocido fuera y dentro de nuestras fronteras. Creador de la famosa frase ‘la arruga es bella’, su moda siempre ha estado muy unida a la ecología. Fue mencionado por el Reputation Institute como una de las 30 empresas más populares de España. Además, Interbrand la eligió como una de las compañías más importantes a nivel internacional. En 2019, el Ministerio de Cultura y Deporte le concedió al diseñador el Premio Nacional de Diseño de Moda por “su significación en la historia contemporánea de la moda de España”.
foto
Colección otoño-invierno 2020 presentada con un desfile por la playa de O Rostro en A Costa da Morte (Galicia). Los modelos eran no profesionales como parte de la reivindicación de la marca de la belleza anónima.

Tras pasar por un proceso de expansión internacional, la compañía decidió replegarse para hacer frente a la crisis que sufría, reorganizando todos los equipos creativos del grupo, volviendo a producir en Ourense, punto de partida de la marca, y devolviendo el control a la familia. En mayo de 2019, Adriana Domínguez firmó como consejera delegada. En otoño de ese mismo año se anunció que su hermana Tiziana sería la encargada de ponerse al frente del diseño.

Como parte de su nueva estrategia, Domínguez está apostando por la moda atemporal como fórmula de sostenibilidad. Su campaña primavera/verano 2020 tenía el eslogan ‘Compra ropa que dure más que las modas’ y para llevarla a cabo, la casa recibió donaciones de prendas de sus propios clientes. Prendas que, en algunos casos, se adquirieron hace 40 años, y que, muchas décadas después, transmitían vigencia y una apariencia envidiable.

La reina Letizia es una gran fan de la marca y suele apostar por vestidos diurnos, como el blanco que lució en su viaje a La Habana o el tie-dye que llevó para viajar a Sevilla en verano de 2020, y básicos atemporales, como la camisa rosa satinada que llevó en el Día Mundial de las Enfermedades Raras.

ESNE y Adolfo Domínguez crean la cátedra de Sostenibilidad e Innovación

La Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE) y el grupo Adolfo Domínguez crean la Cátedra de Sostenibilidad e Innovación Adolfo Domínguez en la que se están formando 300 alumnos procedentes de todos los ámbitos del diseño y la moda para la aplicación de la I+D+i con el fin de fomentar modelos de consumo más sostenibles. El diseñador ourensano inauguró la cátedra con una clase magistral en línea en la que participaron más de 200 alumnos.

“Debemos ampliar la mirada a través de la generación de nuevo conocimiento para crear entre todos una industria que camine hacia un impacto positivo”, explica Adriana Domínguez, presidenta ejecutiva de Adolfo Domínguez", grupo que tiene con esta su primera cátedra formativa.

foto
‘Sé más viejo’, la campaña de Adolfo Domínguez que apuesta por un nuevo modelo de consumo más sostenible, ganó el Premio Eficacia 2019.

Tête à tête con Adolfo Domínguez

Un diseñador famoso distante del bullicio que genera su oficio. Un poeta que se expresa a través de sus colecciones como su medio de comunicación. Un empresario con inquietudes y proyectos ambiciosos. Un hombre conceptual que da significado a lo que hace. Un gallego universal tanto por la difusión de su firma como porque se considera ciudadano del mundo. Un ser humano muy al tanto de la realidad que se preocupa por el devenir de nuestro país y por las personas que el sistema margina. Y su sensibilidad le lleva aún más lejos. Respetuoso de la naturaleza y del entorno en que vivimos, mientras estudiaba Bellas Artes y Cine en la Universidad de Vincennes, París, se fue forjando en él un espíritu ecológico, caldo de cultivo que se consolidó y, cuando las circunstancias le reunieron con Al Gore, no dudó en aceptar que le nombrara embajador en su lucha contra el cambio climático. Lo cierto es que ya hacía tiempo que había creado la línea ‘Eco’ para hombre y mujer. Corrobora el que su forma de actuar responde a sus convicciones, el que se vista habitualmente con trajes hechos con celulosa, el tejido que crea menor impacto medioambiental.

Adolfo Domínguez ha sabido imponer sus criterios estéticos, aunque haya sido a contracorriente. Muy preciso al hablar, sus frases causan impacto por su contenido. Lo ilustramos con algunos ejemplos. “La pasarela es un ejercicio que tiene como objetivo embellecer a la gente, sin embargo, muchos diseñadores se empeñan en lo contrario”. “Sí, la belleza es rentable, aunque algunas veces a largo plazo. En cambio, el feísmo se paga caro con el tiempo. Una ciudad bella será siempre una ciudad rentable”. “En la vida es tan importante la competencia como la colaboración con los demás”. En cuanto a su estilo, se declara nada unisex y su estandarte son las faldas.

foto
Adriana Domínguez, presidenta ejecutiva de Adolfo Domínguez, durante su intervención en el XXIII Congreso nacional de la Empresa Familiar.
  • Usted ha confesado que no entiende a las mujeres que van con pantalón vaquero. ¿No le parece arriesgado?

¿Arriesgado por qué?

  • También le encanta lo fluido por encima de lo ceñido.

Es mucho mejor sugerir que mostrar.

  • Determinadas marcas han puesto la moda al alcance de todos los bolsillos. ¿Qué tiene de bueno y qué tiene de malo?

No es ni bueno ni malo, cada uno opta por una manera de hacer las cosas. Nosotros apostamos por el lujo asequible con conciencia ecológica.

  • Antes con la moda se marcaban las diferencias de clase, ¿cómo hacemos ahora?

Adolfo Domínguez no marca la diferencia de status, marca la diferencia de espíritu, alma e intelecto. Dios es belleza.

  • ¿Cuáles son las prendas comodín para la mujer?

Un vestido, sin duda. Un vestido de punto.

  • ¿Y cuáles las del hombre?

Un cárdigan de cuello alto, un traje de pantalón, o un pantalón de punto.

  • Usted viste con su marca de pies a cabeza, incluyendo los zapatos. ¿Es una forma de promoción?

Todo importa. Una pamela a veces hace la diferencia, o un zapato. Buñuel no sería lo mismo sin un bottier.

  • ¿De no haberse dedicado a la moda qué otro oficio le llama la atención?

Si volviera a empezar me gustaría ser físico; me encantan las estrellas.

  • ¿Se descubrió como diseñador después de haber valorado otras salidas artísticas?

No pensaba serlo, pero la profesión me estaba esperando en una de las vueltas de la vida.

  • Se le atribuye la frase de que “la obesidad se debe al ocio”. ¿Cuánto come usted?

No lo peso, pero lo justo para vivir. Cuando yo era niño las neveras estaban vacías. El ser humano siempre comió menos de lo que quiso hasta hace 30 o 40 años.

  • Usted trabaja en familia, con sus hijas Adriana y Tiziana y con su sobrina Gala ¿Qué rol tienen encomendado en su organización?

Adriana es ahora quien dirige la firma, con el respaldo y participación de todos. Mi hija Tiziana es una pintora formidable, siempre ha sido una mujer muy artista. Nosotros la dejamos hacer y desarrollarse como diseñadora. Además es la directora del Departamento de Responsabilidad Social Corporativa. Gala, mi sobrina, trabaja hace años con nosotros. Ella lleva una carrera independiente con su blog, que es un rotundo éxito. Viene y da su opinión, y dirigió varias temporadas una parte de la colección línea U que es la Music Collection. Es una buena estilista, fotógrafa y modelo.

  • ¿El buen diseño es rentable en estos momentos?

El buen diseño es obligatorio.

  • Dicen que la historia se repite. ¿Las crisis también?

Todo se repite, pero siempre con variables.

  • ¿Cómo ve el futuro del estado del bienestar tras la pandemia?

Yo no hablo de futuro.

  • ¿En este momento es posible dar aliento a quienes están empezando en el mundo de la moda?

Claro, siempre que sean conscientes de que esto es un oficio. Si diseñan que no se queden exclusivamente con el diseño, hay que producir y sobre todo vender pensando en el comprador. Un escritor puede escribir lo que quiera, un poeta también, pero un diseñador no. La soberbia es un vicio de juventud. Los chavales que hay ahora deben aprender a ser humildes y, a partir de ahí, todo llega.

  • Desde hace años se abren grandes tiendas —marcas globales— y se cierran las pequeñas. ¿Seguirá esta política en un futuro inmediato?

El futuro es tan imprevisible…

  • ¿Contra la actual crisis?

No hay otra opción que internacionalizar las marcas, aunque sea con una multinacional de bolsillo como la mía. Nuestra intención, postpandemia, es centrarnos en América Latina. Ya estamos muy asentados en Méjico.

  • ¿Cuál es el sello propio de sus colecciones que, aparte de atraer, se llevan buenas críticas?

El alma, la poesía.

  • Es usted embajador de la lucha de Al Gore contra el cambio climático. ¿Dónde coincidieron y cómo descubrieron que tenían ideas en común?

Al Gore llegó a mí porque en el mundo empresarial éramos cuatro gatos los que sentíamos esta inquietud. Una empresa ya no puede ser no sostenible. Debe adaptar el proceso de producción, la distribución y todas sus estructuras de manera sostenible, que no agredan al medioambiente. Las razones son claras, hace ciento cincuenta años sólo un millón de personas habitaban el planeta y, ahora, son siete mil. Lo cubren todo. Por otra parte, la tecnología que avanza tan rápidamente puede agredir de muerte a la naturaleza. Hay que reeditar unas normas éticas que hasta ahora han sido sólo para los humanos. Se hace imprescindible englobar toda la biosfera donde viven animales y vegetales, la naturaleza. Este comportamiento implacable que hemos infringido a nuestro entorno tiene que cambiar, porque todos somos hijos de la tierra.

  • Rechaza el que la mujer se vista como un árbol de Navidad. ¿La belleza está realmente en la sencillez?

Las mujeres tienen que ser mujeres, y los árboles de Navidad árboles de Navidad.

  • Ahora la moda reúne las tendencias más diversas. ¿Podemos considerarlo una riqueza o una falta de estilo?

Depende de qué tendencias.

Adolfo Domínguez nació en el seno de una familia de artesanos textiles, de ahí se puede afirmar que el oficio le viene desde la cuna. Sin embargo, se preparó en las materias que más le atraían, estudió Filosofía y Letras, Diseño y Cine. Anduvo viajando con lo que se hizo con una extraordinaria formación. En una época en que las nuevas corrientes llegaban tarde a España, a su regreso vio la oportunidad de aplicar los nuevos conceptos que había aprendido y las circunstancias más favorables las encontró dentro del campo del diseño.

Tras obtener buenas críticas en la Pasarela Cibeles y en Nueva York, en la década de los ochenta se encargo del diseño del vestuario de la mítica serie Miami Vice, que realmente operó una transformación en la forma de vestir de los hombres.

En los noventa, tras su consolidación, Adolfo Domínguez fue la primera empresa española de moda en salir a bolsa.

foto
Adolfo Domínguez recibió el premio Nacional de Diseño de Moda 2019 otorgado por el Ministerio de Cultura y Deporte.
En su larga trayectoria el diseñador obtenido premios de singular prestigio como el de ‘La Aguja de Oro’, que otorga el Ministerio de Cultura en España; o el ‘Livetime Achievement’ entregado en la Miami Fashion Week.

A lo largo de su actividad empresarial la vocación por el diseño le ha llevado a probar suerte con otras líneas de producto. En vestuario, incursionó en el mundo de los niños, obteniendo el premio a la mejor colección en la Feria Internacional de Moda Infantil de Valencia (FIMI). ‘Mi Casa’ es su aportación de diseño en el Hogar. Luego les siguieron ‘Joyas’, ‘Novias’ y ‘Mascotas’. En el 2009 causó un verdadero revuelo ‘The Music Collection’, ropa para chica y chico de un look informal, no exenta de la elegancia de la casa, y diferente de lo que se acostumbra a ver.

La buena imagen de Adolfo Domínguez se hace patente en sus tiendas, de estilo diverso. Mientras que los establecimientos ‘U’, dedicados a la juventud son frescos, modernos y con el blanco como protagonista; en las de la firma madre, ‘Adolfo Domínguez’, se impone un clasicismo muy depurado.

Adolfo Domingo ha dedicado más de treinta años a innovar sobre el patrón más difícil, el clásico. De ahí que sus piezas de sastrería rebosen modernidad y perfección. Por otro lado, los vestidos de mujer, sobrios y evanescentes, son garantía de elegancia. Fiel a su criterio, el diseñador lo entrega todo en cada colección porque le sale del alma.

foto
Desde 2019, en las etiquetas o desde soportes publicitarios se lanzan mensajes como ‘Piensa, luego compra’; ‘Piensa si te durará’; ‘Piensa si lo necesitas’.