Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Vestuario Profesional

Disfraces que han nacido de la publicidad

Redacción Interempresas02/03/2020
La publicidad ha llegado a un punto que se ha convertido en un negocio multimillonario. Tenemos publicidad hasta en la sopa. Mires hacia donde mires siempre aparece la publicidad. Tal es así que nuestras vidas no serían lo mismo sin la existencia de la misma, ya que si la publicidad no funcionara como inversión, las empresas no gastarían tanto dinero en ella anualmente. Cabe destacar que las personas recibimos entre 3.000 y 5.000 impactos publicitarios diarios.
Por medio de la publicidad muchas personas modifican sus propósitos o estilos de vida. Influyen a la hora de lo que queremos comer, beber, cómo vestir, llegando a modificar e incluso crearnos necesidades que antes no teníamos.

Es decir, la publicidad en varios casos favorece al consumo de determinados productos sin que exista necesidad ninguna por parte de la persona a comprarla.

Pero ante todo ello, hay que tener en cuenta que si nos dejamos influenciar por ella es porque el mensaje que nos ha transmitido nos ha llamado la atención y nos ha parecido original. La originalidad es la esencia de la publicidad para destacar frente a su competencia.

Y como de todo se saca partido, nosotros mismos somos los que nos beneficiamos de estas ideas y originalidad sobre todo en fechas donde esta tiene que estar más presente que nunca. Sí, ¡hablamos de Carnaval o Halloween!

foto

Pero, ¿cómo ha influido la publicidad en los disfraces?

La publicidad por donde pasa arrasa, tanto es así que afecta a cualquier ámbito de nuestra vida y deja huella, como es por ejemplo en el caso de elegir nuestro disfraz para algún evento o fiesta. En esta clase de fiestas, el único propósito que ronda por tu cabeza aparte de pasártelo bien es lucir el disfraz más original.

Y no solo hablamos de la publicidad reciente, sino hasta los logos con más años de la historia siguen siendo tendencia en el mundo de los disfraces. Y no solo los logos, sino también personajes que van vinculados a esas marcas y que se nos ha permitido conocer gracias a la publicidad.

Un ejemplo aquí es el disfraz de Capitán Pescanova, ese personaje caracterizado por llevar un chubasquero amarillo, camiseta marinera de rayas y una boina. Otro que cabe destacar es el disfraz de Ronald McDonald’s, el personaje que usa de mascota dicha marca. Se caracteriza por llevar los colores corporativos de la marca y por ser un payaso alegre y feliz y con poderes mágicos, amigo de los niños. Tampoco olvidar a Bibendum, el famoso muñeco de la marca de neumáticos Michelín, otro de los símbolos comerciales más famosos y reconocidos del mundo con más de 120 años de historia.

Y es que últimamente en cualquier fiesta de disfraces, no paramos de ver disfraces de productos que comercializa una marca, sobre todo si hablamos del sector de alimentos y refrescos, como latas de Coca-Cola, dulces de Emanems, etc.

Tanto niños como adultos están cayendo cada vez más en este tópico. Es evidente que lo que más se busca es la originalidad, destacar en las fiestas de disfraces, y ser el disfraz más ‘molón’. Y es por ello, que la publicidad nos ayuda a sacar nuestro lado más creativo y recrear disfraces que ella misma ha creado.

Cuando tenemos que pensar en un disfraz, lo primero que hacemos es pensar en nuestro día a día, en cosas que vemos cada día, y la publicidad es algo que nos rodea 24 horas los 7 días de la semana. De ahí a que todos ellos han marcado tendencia a la hora de disfrazarse en carnaval o cualquier otro evento de disfraces.

Y tú, ¿ya tienes pensado tu próximo disfraz?