Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Una jornada plantea el estado del arte de la indumentaria para la práctica del deporte y las oportunidades que ofrece

El tejido para el deporte, en continua evolución

Laia Banús24/10/2012
En línea a la evolución de la práctica del deporte, cada vez más generalizada y presente en todo el tejido social, el sector de la indumentaria deportiva ha evolucionado de un modo constante durante las últimas décadas, adaptándose a las demandas de sus usuarios y refinándose cada vez más las prestaciones que ofrece. La práctica extensiva de actividad física también supone una oportunidad para las industrias textiles que decidan apostar por fabricar productos para este sector, como se demostró en la jornada ‘El textil y el deporte’, organizada por el Gremi de Fabricants de Sabadell dentro del ciclo ‘La innovación al día’.

El sector de la indumentaria deportiva se encuentra en una etapa de desarrollo constante desde las últimas décadas. Del mismo modo, el mercado ha experimentado un crecimiento paralelo: los consumidores dedican una cantidad de tiempo cada vez más grande a realizar actividades deportivas, lo que ha llevado a un incremento en la demanda de materiales e indumentaria de esta índole y de elevadas prestaciones, con especial énfasis en la funcionalidad de las piezas utilizada para mejorar el rendimiento y con un fuerte componente estético.

La jornada ‘El textil y el deporte’ intentó dar a conocer el estado del arte en el ámbito de la indumentaria deportiva, las innovaciones y tendencias, así como las posibilidades de los productos textiles en estas aplicaciones.

foto
El edificio histórico del Gremi de Fabricants de Sabadell acogió la jornada.

Así, cuando Luis Polo, director del Gremi de Fabricants de Sabadell, preguntó en el debate final a los asistentes qué opinaban sobre el factor precio de los tejidos para deporte, a menudo elevado, uno de los ponentes, Jordi Bertran de Arimon Centre Wellness, recordó cada vez más se baten récords de asistencia en pruebas atléticas a menudo extremas, para las que los participantes pagan inscripciones muy caras en épocas de crisis y usan materiales deportivos también caros. “Cuando la gente entra en una espiral positiva y hace algo que le satisface, como es el deporte, no mira el precio de lo que está comprando: mira que sea de calidad y cumpla sus expectativas. Es una compra emocional y hecha con ilusión”.

El tejido al servicio del rendimiento

‘Citius, Altius, Fortius’ reza el lema olímpico. Desde los primeros atletas griegos, que competían desnudos, hasta los acogió Londres el pasado verano, la indumentaria de los deportistas ha evolucionado para incrementar el rendimiento y poder alcanzar este ‘más lejos, más alto, más fuerte’. Jordi Bertran, de Arimon Centre Wellness, presentó la ponencia con el título ‘La evolución de los tejidos en la mejora del rendimiento deportivo’, en la que resumió la evolución del binomio textil-deporte a lo largo del tiempo, ejemplificado con diversas disciplinas deportivas, y cómo las prendas han evolucionado para adaptarse a las necesidades de los usuarios. “Cada vez más hay más inversión en I+D dedicado a estudiar el impacto fisiológico de las prendas deportivas sobre el rendimiento de los deportistas”, aseguró Bertran, que matizó las características que debe ofrecer la indumentaria textil para la práctica del deporte y que corresponden a lo que busca el deportista: seguridad y prevención de riesgos; mejora del rendimiento (fuerza, movilidad, elasticidad, resistencia, velocidad); confort y termorregulación.

Para incrementar la velocidad del deportista, Bertran puso el ejemplo de los materiales repelentes del agua, que minimizan el roce de la misma, como un tejido que mejora la velocidad pero comprime demasiado el músculo. Según el ponente, el tejido debe respetar el equilibrio entre elasticidad y compresión, puesto que la masa muscular tiende a deformar el tejido que la comprime, gastando un plus de energía en el intento. Otro ejemplo que puso Jordi Bertran en este apartado es un tejido patentado en Japón para el salto de esquí, cuya superficie alveolada permite que los esquiadores mantengan más rato el vuelo.

foto
Jordi Bertran de Arimon Centre Wellness.

La mejora del esfuerzo y el rendimiento muscular es el apartado dónde más se ha avanzado en cuanto a I+D en los último años, según aseguró Jordi Bertran. Por ejemplo, esta mejora del rendimiento se consigue mediante la compresión, cuyo objetivo es la reducción de la vibración muscular que consume una energía que se puede reinvertir en el esfuerzo. Incrementando la circulación sanguínea, también se aumenta el flujo sanguíneo, con lo que llega más energía al músculo. Por otra parte, también se puede incrementar el rendimiento mediante los tejidos termorreguladores. Por un lado, están los tejidos ionizados, que encapsulan dentro de la fibra iones negativos. La primera prueba se hizo en 2007 en un campeonato de rugby con camisetas confeccionadas por la empresa australiana Canterbury (en España las fabrica la marca Ion-One), y ya por entonces las llamaron ‘camisetas dopantes’. Con este tejido también se han confeccionado mantas para los caballos de carreras. Los iones negativos aumentan la temperatura del cuerpo y por ende el riego sanguíneo, con lo que en primer lugar, la musculatura funciona mejor, se contrae de forma más eficiente; y en segundo lugar, se elimina más rápido el ácido láctico que genera el cuerpo al hacer deporte y reduce la fatiga. Por otro lado, los tejidos biocerámicos tienen el mismo objetivo: ayudan a captar los infrarrojos de largo alcance con lo que se consigue mantener una temperatura constante en el músculo, es decir lo termorregulación.

Finalmente, Jordi Bertran hizo énfasis en el incremento del confort del atleta. Esto se consigue, entre otros factores, controlando el nivel de humedad de las prendas, con tejidos transpirables que evitan que la ropa quede mojada, cree incomodidad o pese. Otro ejemplo son las piezas con sistemas de refrigeración y aislamiento, como por ejemplo el X-bionic, que mantiene la temperatura interna del cuerpo gracias a unos canales internos del tejido y que funciona como un circuito cerrado de refrigeración: expulsa el vapor pero se queda el líquido que refrigera el cuerpo, cosa que ayuda a mantener una temperatura, evitando que suba la misma. “Sudar es bueno para la piel, pero sudar demasiado hace que la temperatura interna suba mucho. Con este sistema, se mantiene una temperatura estable a pesar del sudor”, aseguró Bertran. La regulación constante de la temperatura también se consigue con fibras huecas, que crean canales de aire; microcápsulas; cámaras de aire en tejido 3D; o nanotecnología.

foto
Bertran analizó la evolución de la indumentaria deportiva a lo largo de los años.

“¿Qué buscan los deportistas en su indumentaria?”, resumió Bertran. “Seguridad y prevención de lesiones; mejora del rendimiento: fuerza, movilidad, elasticidad, resistencia y velocidad; confort y termorregulación”. En la actualidad, pormenorizó el responsable de Arimon Centre Wellness, se vuelve a los orígenes, y como no es posible la desnudez total de los atletas, se tiende “cada vez más se tiende a ir más ajustado, con menos costuras, proporcionando mayor libertad de movimientos y a tejidos que casi ni nos enteremos que los llevamos y que nos ayudan a mejorar nuestro rendimiento”.

Tejidos inteligentes aplicados al deporte

Sensing Tex es una empresa tecnológica con origen en Barcelona especializada en el desarrollo y comercialización de textiles inteligentes para diferentes industrias y sectores como el interiorismo, la seguridad, la salud, el deporte, la automoción o la moda. Uno de sus responsables, Miguel Ridao presentó durante la jornada la oferta de la empresa en tejidos inteligentes aplicados al deporte. Ridao explicó que a diferencia de los tejidos convencionales, que siempre mantienen sus propiedades en función de su entorno, los inteligentes sí que pueden hacerlo. Todas estas alteraciones en sus propiedades aproximan al textil a una segunda piel y lo hacen capaz de ser interactivo. Así, una serie de elementos que antes eran propios de la electrónica y con formato rígido, como los sensores, ahora se convierten en un textil innovador y funcional.

foto
Tejidos de alta luminosidad y prendas que integran funciones táctiles, algunos de los artículos de Sensing Tex para el deporte.

Como señaló Ridao, algunos de estos productos ya son ‘commodities’, como por ejemplo los pulsómetros que se conectan a los teléfonos móviles, puestos en el mercado por marcas como Suunto pero que ya han llegado a las grandes superficies y al gran consumidor. Otros productos de esta índole pertenecen a nuevos nichos de mercado, por ejemplo los tejidos calefactables con baterías; el entretenimiento audio; o los ‘sports marketing’, en las que marcas deportivas crean comunidades o foros en Internet en las que, después de un entrenamiento, se puede capturar ritmo cardíacos y otros datos de rendimiento.

La oferta en este sector de Sensing Tex pasa por la ‘Luz textil’, tejidos que se consideran la evolución de fuentes de luz, realizados con materiales muy simples, extensibles y elásticos (son 100% textil) y que ofrecen tecnologías flexibles 180º. Por otro lado, el ‘Sensor textil’ incluye las funciones táctiles de control. De fácil integración en el textil, ofrece alta resolución y multicontacto.

La empresa Sensing Tex utiliza la electrónica que se encuentra en el mercado para combinar con sus tejidos inteligentes. Así, los smartphone, “una plataforma electrónica potentísima con la posibilidad de hacer uso de muchas aplicaciones”, se usa como la interficie del usuario o como una pasarela del textil en la web. “Se trata de una arquitectura global de soluciones que fundamentalmente se ofrecen a través de varios kits de integración”. Ridao presentó estos kits, como por ejemplo, códigos de colores para captar la calidad del aire (App+receptor interface inalámbrico+tejido lumínico); alta visibilidad, con tejido lumínico con intermitencia; otro kit con botoneras, que permite recibir llamadas mientras se corre o controlar la música del móvil; o proporcionar confort térmico a través de guantes que se calientan, o energía móvil a través de paneles solares textiles.

foto
‘Sports marketing’, en las que marcas deportivas crean comunidades en Internet para compartir datos de entrenamientos.

Lo más innovador en indumentaria deportiva

Moisès Morón, del Centro Tecnológico Leitat, impartió la ponencia ‘Ejemplos de productos innovadores’, en la que realizó una incursión en el mercado, presentando una selección de materias primas innovadoras, nuevas estructuras textiles y acabados de elevado valor añadido que se pueden encontrar en el mercado textil con aplicación en el ámbito de la indumentaria deportiva. Como demostró en su ponencia Morón, las tendencias detectadas son el uso de fibras funcionales, los acabados ecológicos, la reducción del peso, sistemas de fabricación más eficientes para reducir mermas (‘seamless’) y una sinergia de materiales funcionales para destacar de la competencia, que aúna fibra más estructura y textil más acabado y diseño. En general, Moisès Morón coincidió en varios puntos y ejemplos con Jordi Bertran, poniéndoles nombre y apellido a referencias de fibras, tejidos, aprestos y productos que repelen el agua, mejoran el confort, termorregulan el cuerpo o incrementan la circulación sanguínea.

foto
Moisès Moron (de pie) del Centre Teconològic Leitat, presento varios ejemplos de productos innovadores en cuanto a textiles y deportes.

En lo que se refiere a fibras innovadoras, en el mercado se puede encontrar por ejemplo Hygra, un filamento bicomponente de polímero superabsorbente y nylon. Este polímero puede retener 35 veces su peso de agua y la puede expulsar mucho más rápido que los polímeros convencionales. Su capa exterior de nylon aporta resistencia a la tracción y estabilidad dimensional. Este desarrollo de la marca japonesa Unitka ofrece además buenas propiedades antiestáticas.

La empresa Nurel ha desarrollado y patentado una tecnología de microencapsulación interna y permanente para las fibras de nylon en prendas para fitness. Ofrece cuatro líneas de su producto Novarel: antioxidante (vitamina E); Aloe vera (hidratante); reafirmante (retinol, ceramidas, aloe vera y ácidos grasos); y anticelulítico (cafeína, retinol, ceramidas, vitamina E, ácidos grasos y aloe vera).

Otra fibra a tener en cuenta es Dryarn, microfibras de polipropileno que aportan densidad baja, alta capacidad de evaporación, son antibacterianas, 100% reciclables y además su proceso de fabricación se realiza con bajas emisiones de CO2.

Por su parte, las fibras de poliamida 6.6 con cristales minerales bioactivos Emana provocan el rebote de las ondas de infrarrojos lejanos mejorando la microcirculación de la sangre y la termorregulación durante el ejercicio, reduciendo además la fatiga muscular.

Otros ejemplos son el Drirelease, un hilo que mezcla dos materiales diferentes, uno natural hidrofílico y uno sintético hidrofóbico que se complementan; o el Qmilch milk fibre, fibra natural realizada con caseína de la leche e indicada para pieles hipersensibles.

En cuanto a nuevas estructuras textiles, Morón mencionó Stomatex, una combinación de tejidos que consiguen un neopreno —aislante térmico—, que además es transpirable. También se hizo referencia a la tecnología ‘seamless’, esto es la fabricación de piezas de vestir sin costuras, facilitando su confección (se reducen un 40% sus costes) y mejorando el diseño y la adaptación al cuerpo. El ‘seamless’ facilita asimismo la combinación con diferentes estructuras textiles que proporcionan mayor compresión del músculo.

foto
Los aprestos también pueden favorecer la transpiración del tejido y su impermeabilidad.

En lo referente a los aprestos más funcionales, el miembro del Leitat mencionó la empresa Pulcra Chemicals que dispone de varios ejemplos de aprestos que proporcionan transpirabilidad tanto a las fibras sintéticas como a las naturales y reducen el tiempo de secado de los tejidos. Otra compañía, Schoeller, fabrica Energear, un apresto con cristales minerales bioactivos en los que rebota las ondas de infrarrojo lejano y que mejora la microcirculación de la sangre y la termorregulación durante el ejercicio, reduciendo asimismo la fatiga muscular. También de Schoelle, Ecorepel es un apresto a base de cadenas largas de parafina imitando la naturaleza. Se trata de un producto ecológico libre de fluorocarburos y que cumple la norma Oeko-Tex Standard 100.

Por su parte, Hohenstein Institutes ofrece Nano-Sol Coating, un apresto súper hidrófugo aplicable en bañadores que evitan las turbulencias creadas por el aire que hay en el tejido, que no absorbe en absoluto el agua.

Finalmente, Celessence es un apresto no tóxico de Ecopel que incorpora microcápsulas repelentes de mosquitos.

Para finalizar, Morón se refirió a productos finales ya incorporados en el mercado, como la cremallera ultraligera YKK Ultra Light Zipper, muy flexible, que no requiere costuras, sin dientes y pensada para ‘seamless’ y roba ultraligera.

También, los calcetines de compresión desarrollados por el profesor Dirk Höfer del Hohenstein Institute, que mejoran la regeneración de los músculos y el rendimiento de los deportistas, además de reducir la fatiga muscular.

Un ejemplo más es la chaqueta Ghost Whisperer Fabric, realizada en un tejido ‘ripstop’ ultraligero, repelente del agua y el viento que tan solo pesa 53 gramos. Ocupa tan poco uqe se puede guardar en un bolsillo.

Las bondades de la lana Merino

La jornada finalizó con la conferencia ‘Merino-The Ultimate performance’, pronunciada por Johann Mittermayer, responsable de deportes de Woolmark International, que presentó la lana merino como “una de las fibras más avanzadas técnicamente del mundo por sus propiedades únicas de regulación de la humedad y la temperatura”. Con prendas realizadas con lana Merino “el cuerpo no se siente ni húmedo ni caliente mientras se está practicando deporte”. Mittermayer destacó asimismo la línea de productos MerinoPerform; productos de lana merino para indumentaria deportiva y actividades de exterior, que proporcionan elevados niveles de confort y funcionalidad. MerinoPreform se basa en un sistema de capas: capa base, capa intermedia y capa exterior. Esto le da al usuario la oportunidad de ajustar la ropa que usar a la meteorología, así como al nivel de la actividad física.

foto
Johann Mittermayer, responsable de deportes de Woolmark International.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos