Seis tendencias clave para 2017

El futuro de las aulas inteligentes

José Tormo, director regional para España y Portugal de Aruba Networks

10/02/2017
La rapidez con la que los dispositivos móviles, las aplicaciones y el IoT entran en el mercado es rápida, y con eso no es de extrañar que estemos viendo a las aulas de la escuela (la educación) como a uno de los primeros lugares en adoptar esta tecnología.
foto

José Tormo, director regional para España y Portugal de Aruba Networks, una compañía de HPE.

Con los dispositivos móviles en el corazón de la interactuación de esta generación, las escuelas (instituciones educativas) se ven naturalmente incumbidas para ser pioneras en materia de innovación móvil que permita que los alumnos tengan una experiencia de aprendizaje mejorada. Para ello, deben invertir en tecnología que no obstaculice el deseo natural del alumno de ser móvil y que les mantenga enfocados en la tarea en cuestión, es decir, la lección, (el aprendizaje)

Con el plan de estudios y los formatos de los exámenes principales en constante evolución, es importante asegurar que las funciones de TI y de otros departamentos puedan seguir evolucionando para satisfacer las necesidades de los alumnos y del personal para dar a los alumnos las mejores oportunidades.

Trabajando en estrecha colaboración con nuestros clientes en educación, estamos en constante debate sobre las cambiantes demandas del aula, entre ellas: la proliferación de dispositivos, el uso de aplicaciones, los entornos de salas / edificio, la incorporación del IOT, la colaboración de alumnos y los profesores y la toma de decisiones basadas en datos, por nombrar unos cuantos.

A través de estas conversaciones hemos identificado seis temas y tendencias clave que esperamos ver llegar a buen término en un futuro muy cercano:

1. Difusión de la IoT a través de la institución – Considerando que Gartner estima que hubo 5,5 millones de nuevas “cosas” conectadas a las redes todos los días el año pasado, y estimando que serán casi 21 millones de dispositivos conectados en 2020, la IoT se expande rápidamente más allá de los dispositivos para las escuelas. El ataque puede llegar desde luces conectadas y las cerraduras de las puertas a la formación en el aula y los registros de los alumnos, donde cada vez se enseña más con presentaciones.

2. Experiencias Always-On- No son sólo los dispositivos de IoT los que exigen conectividad “en cualquier momento y en cualquier lugar”. Ya sea en el patio de recreo, las aulas, el gimnasio o el salón de ensamblaje, ahora todos los usuarios esperan un rendimiento rápido de sus dispositivos y aplicaciones, que les permita trabajar, enseñar y aprender a la perfección dentro y fuera. (En cualquier momento, en cualquier lugar y en donde sea).

3. Espacios Inteligentes - Hace un año, los servicios específicos de ubicación eran nuevos. Este año, la movilidad basada en el contexto está permitiendo agregar inteligencia a los espacios para que estos interactúen contigo. Por ejemplo, cuando un maestro entra en una habitación, la configuración del equipo y los servicios pueden ajustarse automáticamente al perfil de ese individuo. O, si un alumno que ha optado por las notificaciones, pasa por delante de un aula específica, en dicha aula recibirán una notificación que avise cuando su ejercicios estén hechos.

4. Wereables y soluciones de aviso por localización- Aunque los responsables de la toma de decisiones dentro de las escuelas todavía están elaborando directrices sobre el mantenimiento de la privacidad, muchos confían en que sea sólo cuestión de tiempo que las instituciones comiencen a aprovechar los datos recopilados de los dispositivos móviles y las redes. Atendiendo al estudio que establece que la asistencia a clase es el mejor predictor del rendimiento académico, la capacidad de identificar rápidamente a los alumnos en riesgo permite establecer intervenciones que pueden ayudarlos a volver al buen camino.

5. Realidad Virtual (VR) y Realidad Aumentada (AR) para la enseñanza - Un mayor acceso a productos de realidad virtual (VR) o de realidad aumentada (AR) está alejando la tecnología de los laboratorios de investigación y acercándola a las aulas. Desde el nivel más básico de aprendizaje al nivel superior, los profesores están adoptando VR y AR como mecanismos para sumergir a los alumnos en simulaciones realistas no disponibles en el pasado.

6. Mutiplicación de entornos alta demanda- Dadas las tendencias anteriores, es evidente que la densidad de dispositivos no se limita a salas de conferencias. Los alumnos utilizan múltiples dispositivos en el lugar, desde computadoras portátiles hasta sistemas de entretenimiento a luces conectadas. Fuera del aula, los alumnos esperan compartir sus experiencias en smartphones, smartwatches y tabletas. Los comedores se basan en medidores de temperatura para calentar las bandejas, en sensores en máquinas expendedoras y en escáneres para billetes de comidas, todos los cuales necesitan acceso a la red; además de los dispositivos de los estudiantes, que se usan durante las comidas. Desde la perspectiva de su red Wi-Fi, todos estos dispositivos son “cosas” que exigen conectividad. Lo que es más, dada la ubicuidad del móvil, hay poca tolerancia en estos días por tiempo inactivo o experiencias pobres.

Los alumnos de hoy en día tienen una habilidad innata para entender la mayoría de las interfaces de usuario, lo que significa que para la mayoría, los nuevos dispositivos son intuitivos de usar, integrar estos dispositivos en los planes de estudios y en la cultura escolar en general permitirá mantener altos niveles de compromiso. El aula inteligente siempre ha sido un tema emocionante pero sensible, dado que es imperativo que los alumnos continúen aprendiendo y aumentando sus conocimientos en materias básicas, pero con el aumento de los entornos de IoT seguros, esperamos verlo prosperar.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.