Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
“Hoy la ingeniería española se sitúa entre las mejores en todos los rankings mundiales y se encuentra acometiendo destacados proyectos de infraestructuras en todos los continentes”

Entrevista a Luis Villarroya, presidente de Tecniberia

David Muñoz21/10/2019

Desde su fundación en 1964 Tecniberia se define como “la voz de la consultoría de ingeniería española”, representando y defendiendo los intereses de este sector ante las grandes administraciones nacionales e internacionales. Entrevistamos a su presidente, Luis Villarroya, para conocer la situación de la Asociación Española de Ingeniería, Consultoría y Servicios Tecnológicos, profundizar en los mayores retos a los que tiene que hacer frente el sector y poner en valor el gran prestigio que sigue manteniendo la ingeniería española en el escenario internacional.

Se cumplen 55 años de la creación de Tecniberia. ¿Qué balance hace de la trayectoria seguida por la Asociación en todo este tiempo? ¿Cómo definiría el estado de salud por el que atraviesan actualmente?

Tecniberia goza de un gran reconocimiento nacional e internacional. Actualmente contamos con casi 60 empresas españolas de ingeniería de consulta presentes en más de 110 países a través de cerca de 455 oficinas locales en todo el mundo. En 2018, las empresas de Tecniberia facturaron aproximadamente 4.650 M€ (1.200 M€ en el mercado nacional y 3.450 M€ en el internacional).

A nivel interno, hemos realizado una serie de cambios financieros que nos han permitido mejorar la viabilidad económica, pero también organizativos, recuperando el dinamismo de nuestros grupos de trabajo, como las comisiones y los comités, con resultados inmediatos muy positivos. Por otra parte, volvemos a estar muy activos en las asociaciones internacionales EFCA, FEPAC y FIDIC (recientemente he sido nombrado miembro del Comité Ejecutivo de esta última) así como en la CEOE.

foto
Luis Villarroya, presidente de Tecniberia.

Para aquellos que aún no forman parte de Tecniberia… ¿cuáles son las principales ventajas que obtendrían asociándose?

En primer lugar está la alta representación en las administraciones públicas, tanto a nivel ministerial, como autonómico y local. Llegamos con toda la fuerza de nuestras empresas para defender los derechos e intereses comunes. La cúpula directiva está compuesta por empresarios con una gran trayectoria en el sector de la consultoría de ingeniería pero también con una larga experiencia en el ámbito institucional así que sabemos a qué puertas llamar en cada caso. Además, al ser miembros activos en las grandes entidades internacionales, trasladamos los mensajes de las empresas más allá de nuestras fronteras, en un momento tan crucial como la internacionalización de nuestras empresas.

Desde la asociación también damos apoyo con reuniones internas a las que todos los asociados están invitados. Convocamos a nuestras empresas a través de comisiones y comités en los que tratamos las principales problemáticas y los planes de actuación para abordarlas y solucionarlas. Esta manera de proceder resulta especialmente útil ya que se comparten problemas comunes y resoluciones exitosas.

Por último, quiero recalcar los eventos que se organizan desde la asociación, a petición de los miembros, con empresas cuyos servicios son de gran interés para su negocio y que les permite estar enterados de las últimas tendencias así como beneficiarse de condiciones especiales.

“El mercado en España ha desaparecido y la prueba son los escasos niveles de contrataciones de servicios de ingeniería por parte de la administración española”

A su juicio, ¿qué situación atraviesa el sector de la ingeniería, la consultoría y los servicios tecnológicos en España? ¿Ha mejorado en estos últimos años?

En los últimos cinco años se ha volatilizado una cuarta parte de la facturación del sector, el negocio doméstico se ha reducido a un tercio de lo que fue, los ingresos internacionales hace cinco años suponían menos de la mitad del negocio total de las empresas de Tecniberia y ahora suponen ya el 80%.

Muchas pequeñas empresas que eran esenciales en sus territorios han quebrado al no lograr sobrevivir a la crisis y otras han terminado bajo control de empresas extranjeras. Pero la ingeniería es un sector estratégico de vital importancia y un país sin ingeniería propia acaba siendo colonizado tecnológicamente, lo que puede conducir a una situación desastrosa.

En 2018 la facturación nacional ha aumentado gracias al sector privado en el ámbito de la energía sostenible, y la facturación internacional se ha contraído levemente por la inestabilidad general que existe a nivel mundial.

Nuestros clientes nos perciben como un valor añadido de alta especialización y calidad. Gracias a ellos somos referente mundial en el diseño de ferrocarriles, tanto de alta velocidad, como convencional, cercanías, metro ligero o tranvía, de carreteras, autopistas, intervención en la configuración de las ciudades, así como en diseños de instalaciones de gestión de agua y residuos, o en instalaciones de producción de energías limpias (solar y eólica), entre otros.

foto
Tecniberia cuenta con casi 60 empresas españolas de ingeniería de consulta presentes en más de 110 países a través de cerca de 455 oficinas locales en todo el mundo. En 2018, las empresas de Tecniberia facturaron aproximadamente 4.650 M€ (1.200 M€ en el mercado nacional y 3.450 M€ en el internacional).

¿Cómo se vio afectado este sector por la crisis del 2008-09? ¿Fueron la internacionalización y la diversificación las principales vías de escape?

La crisis ha supuesto una importante pérdida para las empresas nacionales, que han tenido que llevar a cabo grandes reducciones de plantilla e incluso ceses de actividad. El mercado en España ha desaparecido y la prueba son los escasos niveles de contrataciones de servicios de ingeniería por parte de la administración española. La facturación de las empresas asociadas a Tecniberia ha caído cerca del 45 por cierto desde 2008 y el número de empleados casi un 60%. Sin embargo, las compañías que han superado la crisis se han fortalecido notablemente y aquí es donde la internacionalización ha sido clave para la supervivencia de la ingeniería en estos últimos años.

La excelencia y profesionalidad de las empresas, su enorme capital humano, capacidad técnica, innovación y cada vez mayor grado de diversificación, han sido fundamentales para la penetración en los mercados internacionales. Hoy la ingeniería española se sitúa entre las mejores en todos los rankings mundiales y se encuentra acometiendo destacados proyectos de infraestructuras en todos los continentes.

Podríamos afirmar que la internacionalización ha sido el salvavidas para muchas empresas y también el camino para su consolidación, reportándoles considerables éxitos como la adjudicación de proyectos emblemáticos alrededor del mundo.

A pesar de la creciente complejidad a la hora de competir fuera de nuestras fronteras y de algunas posibles amenazas del actual contexto internacional, la vocación hacia la internacionalización de las ingenierías no cesa. Es más, el alto grado de cualificación alcanzado en las ingenierías hace que éstas ya no se centren únicamente en mercados naturales (como el caso de Latinoamérica), sino que hayamos ampliado horizontes hacia otras regiones y logrado que la ingeniería española esté altamente considerada en los principales organismos internacionales.

Finalmente, no debemos olvidar que las nuevas tendencias internacionales en el sector, como el potencial de los mercados emergentes y la competencia por las nuevas tecnologías, nos deben llevar a construir propuestas de valor, diversificar aún más nuestro negocio y generar alianzas para ir más allá de las áreas de negocio tradicional de la ingeniería. Solo así podremos seguir competiendo y alineándonos a las nuevas estructuras de nuestros clientes internacionales.

Respecto a la internacionaliación, ¿tienen más o menos contabilizados cuántos ingenieros y consultores se vieron forzados a salir de España debido a la brusca caída de actividad que sufrió nuestro país? ¿Han regresado ya muchos de ellos?

Nuestra preocupación no es tanto cuántos ingenieros inmigraron para buscar un mejor porvenir que no le podía ofrecer su país durante la crisis, como que de 2010 a ahora ha descendido la matriculación en escuelas de ingeniería y arquitectura un 28%. A este hecho se suma el que los ingenieros que regresan ahora se plantean su primera experiencia laboral fuera de España, lo que hará que muchos de ellos ya no regresen, por lo que la tasa de reposición natural no se podrá cubrir.

foto
La excelencia y profesionalidad de las empresas, su enorme capital humano, capacidad técnica, innovación y cada vez mayor grado de diversificación, han sido fundamentales para la penetración en los mercados internacionales.

Y respecto a la diversificación, imagino que muchos profesionales especializados en Obra Civil y Edificación (las grandes damnificadas de la crisis) tuvieron que reciclarse hacia otros ámbitos de actividad (Energía, Industria, etc.). ¿No es así?

La gran capacidad de los ingenieros hace que sean multidisciplinares, y que su adaptación a otros subsectores no sea traumática. Trabajamos para solventar los problemas de la sociedad, que van cambiando cada día, y nos vamos adaptando. Esto no solo viene provocado por la crisis, también responde a los cambios naturales en las exigencias sociales. Los retos a los que nos enfrentamos actualmente, hace 5 años simplemente no existían o no nos lo habíamos planteado, y sin embargo hoy por hoy estamos plenamente capacitados para dar las respuestas necesarias.

¿Cuáles de estos sectores cree Ud. que ofrecen actualmente mayor potencial de desarrollo? ¿Energía… por el crecimiento de las Renovables? ¿Urbanismo… por la transformación de las ciudades en Smart Cities?

Ambos sectores tienen mucho por desarrollar debido a la necesidad de ser cada vez más sostenibles. En este sentido, la ingeniería también tiene mucho que aportar con su ingenio e innovación.

Los edificios son los responsables de entre un 30% y un 45% de la energía que consumimos, y con la llegada de la descarbonización del transporte, y el aumento del uso del coche eléctrico, esta cifra crecerá en los próximos años de manera sustancial. El pasado 1 de enero de 2019 se traspuso la Directiva 2010/31, la cual obliga a que todos los nuevos edificios públicos sean de consumo casi nulo.

El 84% de los edificios de viviendas o locales con certificados energéticos en los últimos años en nuestro país tienen una clasificación E, F o G. Dicho de otra forma: 8 de cada 10 edificios en España suspenden desde el punto de vista de la eficiencia energética.

También conviene tener en cuenta que no se dispone de información de eficiencia energética del estado de los edificios públicos o de uso público, como son los aparcamientos.

La movilidad urbana es uno de los grandes campos de actuación política en la ciudad en los próximos años, no solo por las obligaciones del marco normativo europeo, sino por la conciencia pública de que la mejora del espacio público merece la reducción del tráfico y su ocupación por el vehículo privado.

La aparición de nuevos operadores de transporte, especialmente los de coches eléctricos de alquiler o bicicletas, y la enorme capacidad de conocimiento sobre la ciudad del Big Data, está modificando también el marco de los Planes de Movilidad Urbana Sostenible.

La transformación de las calles tiene que ser variada. Habrá proyectos emblemáticos en el espacio público, pero también muchos proyectos ágiles, que recuperen con dignidad el espacio del peatón y la infraestructura verde. Se incrementará el espacio e infraestructuras destinadas a vehículos eléctricos de alquiler, ocupando una posición predominante, y se reducirán áreas y edificios de aparcamiento.

Esta transformación conlleva actualizar las políticas urbanísticas y el empleo de nuevas técnicas de este ámbito, que reconviertan espacios urbanos.

Según los expertos, el coche va a desaparecer del centro de la ciudad. Lo que viene es una oportunidad sobre el espacio que libera en calles y edificios, pero también el reto de planificar y construir los nodos de intercambio con sistemas de transporte público, privado o compartido, en la periferia.

Así pues, la sociedad está asistiendo a grandes cambios en distintos ámbitos, lo que implica nuevas necesidades que atender. La consultoría entra en juego en la consecución de esas necesidades y todas ellas representan grandes oportunidades.

“Nuestra preocupación no es tanto cuántos ingenieros inmigraron para buscar un mejor porvenir que no le podía ofrecer su país durante la crisis, como que de 2010 a ahora ha descendido la matriculación en escuelas de ingeniería y arquitectura un 28%”

Aunque estemos aún sin Gobierno… ¿cómo definiría la relación que mantiene Tecniberia con la Administración? ¿Cuál es su papel de lobby?

La relación con las diferentes administraciones es fluida: trabajamos con las administraciones autonómicas y locales para sacar lo mejor para la sociedad y nuestros clientes en esta nueva legislatura.

Por otra parte, el actual vacío de poder de la administración central está frenando la economía y muy especialmente el sector de la ingeniería, ya que necesita estabilidad para planificar y elaborar proyectos. Hace falta que la política aporte credibilidad al mercado y que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado que, como pronto, será en 2020. La actual situación de incertidumbre impacta en el proceso de toma de decisiones de inversión. Todo ello nos hace ser poco optimistas.

Tecniberia, en su papel de lobby, entiende que el futuro Gobierno debería empezar lo antes posible a considerar la ingeniería como una cuestión de Estado y para ello propone actuaciones en cuatro líneas muy concretas:

  1. Reforzar la diplomacia comercial para facilitar la participación de las empresas españolas de ingeniería en grandes proyectos internacionales, como ya sucede con las grandes empresas de la construcción.
  2. Apoyar con instrumentos financieros la internacionalización de la ingeniería doméstica.
  3. Apostar de forma más decidida por la innovación, impulsando por ejemplo las compras públicas de tecnología.
  4. Habilitar un marco fiscal que favorezca ese proceso de internacionalización creando, por ejemplo, una deducción en IRPF para los ingenieros españoles expatriados en proyectos en el extranjero.
“La sociedad está asistiendo a grandes cambios en distintos ámbitos, lo que implica nuevas necesidades que atender. La consultoría entra en juego en la consecución de esas necesidades y todas ellas representan grandes oportunidades”

¿Existe intrusismo en el sector? ¿Cómo fomentan desde Tecniberia la calidad en el servicio y la imagen de sus profesionales?

No existe intrusismo como tal, pero sí que debemos hacer frente a lo que consideramos competencia desleal. Desde Tecniberia pedimos a la administración que evite la competencia de las empresas públicas con el sector privado, respetando los principios de igualdad, libre concurrencia y mérito, haciendo uso de los medios propios para los fines que se establecen en la Ley de Contratos del Sector Público (LCSP).

Por otra parte, no entendemos el protagonismo de las empresas públicas en los mercados internacionales. El nuevo Gobierno debe entender la internacionalización de la ingeniería como una cuestión de Estado.

foto
El sector se está adaptando a las nuevas tendencias tecnológicas como el BIM, la automatización, la electrificación, 5G, etc.

¿Cómo está impactando en el sector las nuevas tendencias tecnológicas como el BIM, la automatización, la electrificación, 5G, etc.? ¿Considera que los ingenieros españoles están preparados para afrontar con las máximas garantías estos retos?

El sector se adapta a las nuevas tendencias, incluso en muchas ocasiones se adelanta a ellas. A todo ello hay que añadir el alto nivel de formación de nuestros profesionales que están perfectamente preparados para aplicar estas nuevas tecnologías.

El uso del Big Data - Business Intelligence en la Dirección de Proyectos es clave, ya que es una herramienta que permite realizar estimaciones de costes y tiempos, así como la elaboración de planes de contingencia, basados en datos de proyectos reales.

Nuestro sector lleva más de 10 años trabajando en BIM (Building Information Modeling). Esta nueva metodología de trabajo colaborativa afecta a todo el ciclo de vida del proyecto y genera una gran cantidad de sinergias, entre las que destacan ahorro de tiempos, costes y duplicidades.

En el sector público, la UE estableció unas recomendaciones sobre el uso del BIM en la Directiva 2014/24/EU de contratación pública, que han sido transpuestas en la LCSP que entró en vigor en marzo de 2018; en el sector de edificación español es obligatorio desde el pasado diciembre, y en infraestructuras, a partir de diciembre de 2019.

Por lo tanto se puede decir que no solo estamos ampliamente preparados sino que estamos deseando sacarle el máximo partido a las nuevas tecnologías en nuestros proyectos.

¿Considera que la formación que se está dando en España sobre todas estas nuevas tecnologías es la adecuada? ¿Hay riesgo de que nuestros ingenieros dejen de estar tan solicitados fuera de nuestras fronteras como ocurría en el pasado?

La formación siempre ha ido un paso por detrás de la necesidad del mercado, siendo un problema puntual, ya que los ingenieros están a lo largo de toda su carrera profesional formándose y aprendiendo nuevas tecnologías.

No hay riesgo alguno de que nuestros ingenieros dejen de estar tan solicitados fuera de nuestras fronteras. La formación de base es amplia y de gran calidad, los nuevos egresados son políglotas y eso se sigue valorando mucho dentro y fuera de nuestras fronteras.

foto
Acto de la firma del nuevo convenio de ingeniería entre Tecniberia y los sindicatos. De izq a dcha: Luis Villarroya (Tecniberia), Juana de la Puente (Federación de Servicios de CC OO), María Pedraza López-Rey (Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT), Eduardo Castán Sánchez (Tecniberia).

¿Qué ha supuesto para Uds. la reciente firma del Convenio de Ingeniería con los sindicatos? ¿Qué implica esto para el sector?

La firma del XIX convenio colectivo, que regula las condiciones laborales de las empresas de ingeniería y sus trabajadores, es un documento fundamental para nuestro sector y que aporta una dimensión del gran trabajo que venimos realizando. En este último documento, los cambios más significativos han tratado principalmente sobre la jornada laboral, el salario y sus complementos.

“Se puede decir que no solo estamos ampliamente preparados sino que estamos deseando sacarle el máximo partido a las nuevas tecnologías en nuestros proyectos”

¿En qué próximas actuaciones se van a centrar desde Tecniberia? ¿Cuáles son las principales inquietudes del sector desde las que Tecniberia podrá actuar?

Además de las líneas de actuación mencionadas anteriormente, nuestra asignatura pendiente es que seguimos asistiendo a subastas para la contratación de los servicios de la gestión de proyectos, en las que prevalece la valoración económica sobre la técnica. Se contrata la asistencia técnica en obras y supervisión de la seguridad en obra como si no fueran servicios de carácter intelectual, lo que puede conllevar consecuencias extremadamente graves.

¿Cómo cree que evolucionará el sector en los próximos meses? ¿Cree que todas las noticias negativas que están llegando (aumento del paro, caída de venta de automóviles y de vivienda, Brexit, crisis comercial EE UU- China) nos llevarán a una nueva crisis?

Es cierto que el entorno internacional está revuelto, y ello frena la economía doméstica y muy especialmente el sector de la ingeniería, ya que necesita estabilidad para planificar y elaborar proyectos. Sin embargo somos optimistas, ya que el país tiene varios retos que afrontar, por su gran potencial, como es el sector del agua. Tal y como podemos comprobar en países de nuestro entorno, estos buscan una mayor eficiencia en los recursos públicos y privados sin renunciar a una mejor dotación de infraestructuras hídricas y servicios públicos. Se estima que el 20% de las inversiones en infraestructuras hasta 2030 van a destinarse al mercado del agua.

Las infraestructuras de transporte experimentaron una larga fase de alta inversión desde la entrada de España en la UE hasta la llegada de la crisis, lo que ha supuesto un rejuvenecimiento de su stock. En la última década, la caída de la inversión ha hecho que estemos en niveles de antes de la entrada en la UE, lo que ha propiciado una reducción y un envejecimiento del mismo, que hay que paliar.

“Es necesario que el Gobierno entrante defina la responsabilidad por el incumplimiento de la normativa europea para desbloquear la inversión en la depuración y saneamiento de las aguas, obteniendo así una solución más barata, duradera y ecológica”
foto
Tecniberia ofrece una completa información de sus servicios en su página web.

¿Qué retos y perspectivas hay para el próximo año?

Entre los principales retos a los que se enfrenta Tecniberia está insistir ante el Gobierno, una vez formado, sobre la importancia de nuestra labor para la sociedad y, por otro, demandar un aumento de la inversión nacional con una cartera de proyectos que ofrezca un pago justo por los servicios de nuestras empresas. Actualmente la falta de acuerdos fiscales con algunos países provoca que las consultorías de ingeniería españolas se vean sometidas a una doble tributación, por ello solicitamos que se impulsen acuerdos evitando esta doble imposición con países estratégicos y velar por su correcta aplicación, para evitar situaciones de pérdida de rentabilidad por parte de estas empresas en el desarrollo de su actividad internacional.

Por otro lado, hoy por hoy las consultorías de ingeniería españolas se presentan a licitar en proyectos internacionales en desventaja frente a las consultorías de otros países, debido a una ‘falta de liderazgo’ de las instituciones españolas homologadas respecto a otras agencias europeas en el uso de fondos europeos y de los principales instrumentos de cooperación. Por ello consideramos necesario dotar a las agencias españolas de cooperación e instituciones de carácter financiero con instrumentos y procedimientos que les permitan identificar oportunidades y respaldar la actividad internacional de nuestras empresas.

He comentado ya el tema de la inversión en infraestructuras del agua. Es necesario que el Gobierno entrante defina la responsabilidad por el incumplimiento de la normativa europea para desbloquear la inversión en la depuración y saneamiento de las aguas, obteniendo así una solución más barata, duradera y ecológica.

En lo referente a las perspectivas, el sector de la ingeniería no debe acomodarse en su situación actual, sino que tiene que explorar nuevos modelos de negocio basados en la innovación. Las consultoras de ingeniería deben reinventarse apostando de forma decidida por las nuevas tendencias tecnológicas (BIM, drones, analytics, …) y desde Tecniberia queremos acompañarles en todo el proceso para ayudarles a identificar las mejores opciones.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Empresas de Ingeniería, Consultoría y Servicios Tecnológicos

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Tecma - IFEMA - Feria de MadridGenera - IFEMA - Feria de Madrid: 5 - 7 de febrero 2020Greencities & Sostenibilidad

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS