Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Seguridad y Vigilancia
“FES debe ser un apoyo e interlocutor necesario para nuestro Gobierno y autoridades comunitarias en esta travesía hacia la transformación digital”

Entrevista a Gricell Garrido, vicepresidenta primera de FES y directora general de Prevent Security Systems

Dirección Legal de FES20/04/2021

En esta entrevista, la vicepresidenta primera de la Federación Empresarial Española de Seguridad (FES) y directora general de Prevent Security Systems, Gricell Garrido, analiza la situación actual del sector de la Seguridad Privada en España abordando, entre otras cuestiones, las principales problemáticas a nivel normativo, los retos tecnológicos a los que tiene que hacer frente y la importancia que cobra la formación en esta materia.

1.Ante los nuevos retos planteados para la Seguridad Privada en España con las nuevas tecnologías y la transformación digital, ¿cuál cree que debe ser la postura de FES como patronal representante de las pequeñas y medianas empresas de seguridad frente a dichos retos tecnológicos?

Creo que FES debe estar muy cerca de sus asociados para conocer sus necesidades y dificultades reales, sirviendo de puente e impulsando y promoviendo con aquellas instituciones y organismos que podrían ayudar a las pymes a esta urgente necesidad de digitalización de los servicios que prestan nuestros asociados.

foto
Gricell Garrido, vicepresidenta primera de FES y directora general de Prevent Security Systems.

FES como representante de las pymes de seguridad, tiene la capacidad para presionar y promover decisiones políticas y económicas que favorezcan al sector en todas sus diferentes actividades, como se ha puesto de manifiesto durante el estado de alarma provocado por el COVID.

La Seguridad Privada es una actividad esencial para la sociedad, no para unos pocos, y aunque parte de la actividad está regulada, no debemos olvidar que generamos riqueza para este país asumiendo obligaciones como cualquier Sociedad mercantil a través del pagar nominas e impuestos como las demás previniendo el desempleo. Lamentablemente nuestro sector es el gran olvidado por nuestro Estado dado que no hemos recibido ningún tipo de ayuda y apoyo real. Desde FES estamos trabajando para que tanto políticos como nuestro gobierno nos vean como lo que somos, un lobby empresarial que garantiza la seguridad de nuestro país complementando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad cada vez más necesitado de nuevas soluciones tecnológicas para prevención de las amenazas y riesgos que afectan a la sociedad española. FES debe ser un apoyo e interlocutor necesario para nuestro Gobierno y autoridades comunitarias en esta travesía hacia la transformación digital.

Respecto a la Normativa de Seguridad privada vigente, ¿considera que dicha normativa representa el marco regulatorio adecuado para que las empresas de seguridad puedan adaptarse a las nuevas necesidades de seguridad tecnológica planteadas por sus clientes o bien entiende que es preciso que el legislador español asuma la elaboración de un nuevo modelo legal de Seguridad Privada?

La respuesta es: ¿cómo podemos considerar el marco regulatorio como adecuado, cuando la Ley es del 2014 y el Reglamento que debería desarrollarla es 20 años anterior? Es un auténtico despropósito que tengamos tantos parches y remiendos para compensar lo que se debería de haber solucionado hace 7 años y es que nunca parece que sea el momento apropiado, el Reglamento asoma la cabeza y vuelve al cajón y todavía nadie ha podido dar una respuesta comprensible a este misterio, ¿a qué se debe este retraso?

La tecnología ha avanzado en estos 20 años y han cambiado los delincuentes y su modus operandi y las necesidades de la sociedad y tengo que volver a mencionar el COVID, porque nos trajo una revolución, ya no trabajaremos nunca más como lo hacíamos antes del 2020, así que ha llegado el momento de que entre todos trabajemos para elaborar un nuevo modelo legal de Seguridad Privada, porque no es solo trabajo del legislador, la Seguridad es una figura poliédrica, con muchas facetas y un nuevo modelo de seguridad es una necesidad de todos y debe tomar en cuenta todas las voces intervinientes, incluyendo la ciberseguridad.

Ante la gran importancia adquirida por los servicios de seguridad informática y de las comunicaciones que son reclamados por los clientes, ¿cree posible y cómo estima que las empresas de seguridad puedan integrar este tipo de servicios en la oferta de los servicios de seguridad privada prestados por las empresas de seguridad frente a sus clientes? ¿Desde Prevent dirigen dicho servicio a sus clientes?

Como comentaba, veo la seguridad como una figura de múltiples facetas y articulaciones y, sin embargo, es una única figura, con diferentes y cambiantes riesgos a gestionar. Hace años la Seguridad Privada proponía medidas destinadas a la protección de las puertas y ventanas de nuestros clientes con vigilantes o con alarmas. Ahora las nuevas puertas y ventanas son todos y cada uno de los ordenadores de las empresas y sus empleados y con el teletrabajo, los riesgos se han multiplicado exponencialmente. Creo posible, y de hecho es hoy una realidad, que muchas empresas del sector ya incorporan la ciberseguridad entre su portfolio de productos y servicios y en el caso de las pymes, a quienes les resulta más complicado incorporar personal y software que les permitan competir comercialmente ante estas demandas, como es el caso de Prevent, se buscan colaboraciones y alianzas que permitan satisfacer las necesidades de los clientes que lo demandan.

foto

Recientemente en los últimos años, ha venido ocurriendo de forma lamentable la desaparición de importantes empresas de seguridad en la actividad de vigilancia y protección de bienes con la imagen que a nivel sectorial ello ha representado lo que ha desembocado en una crisis frente a la opinión pública. ¿Entiende que es preciso un cambio de modelo de negocio y de gestión en este tipo de actividad?

Sobre la obsolescencia de los modelos empresariales, me viene a la memoria el caso de la empresa Olivetti y sus máquinas de escribir o de Blockbuster la multinacional de alquiler de películas de vídeo o la empresa Kodak, una empresa que lideró el sector de la fotografía durante 130 años y que, sin embargo, cayó en menos de una década porque no supieron subirse al carro de las nuevas tecnologías. Fueron empresas en sectores que evolucionaron y que no supieron o quisieron evolucionar, por lo que se volvieron débiles o desaparecieron.

Las empresas que subestiman las nuevas tecnologías o a los nuevos competidores tienden a cometer equivocaciones. Son los cambios sociales y tecnológicos los que deben mover a los CEOs de las empresas, porque nada es inmutable, el mundo es un cambio permanente y cada vez los cambios se suceden con mayor rapidez.

No obstante, creo que, aunque es un modelo que va en declive, siempre existirá una pequeña demanda de personal físico que deberá ser cada vez más profesional y versátil. También creo que el marco normativo actual hace bastante inviable el modelo de negocio para aquellas empresas que trabajan con organismos públicos, por lo que nuevamente hay que insistir en la urgente necesidad de una nueva legislación del sector.

Como bien conoce, la protección de datos viene adquiriendo una gran importancia en la sociedad actual y esto no se halla al margen la Seguridad Privada. Así, el Delegado de Protección de Datos es una profesional que debe estar presente en las empresas de seguridad por obligación legal (LOPDGDD); Sin embargo, ¿considera que las empresas de seguridad han asumido esta nueva realidad normativa, así como las obligaciones impuestas por la normativa de Protección de Datos? Y si no lo han hecho, ¿cuáles han sido las causas o motivos?

La Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales LOPDGDD fue publicada en diciembre del 2018 y ha significado en 2019 un reto para todas las empresas y muchísimo más para las pymes de cualquier sector y no solo para las empresas de seguridad.

Para las grandes empresas este reto normativo ha sido de menor impacto, ya que muchas de ellas disponen de equipos jurídicos propios ya incorporados a dichas empresas como personal integrado en las mismas. Sin embargo, para las pymes que no disponen de equipo este tipo de medios tanto humanos como económicos, la implantación ha sido mucho más complicada.

Considero que los empresarios estamos poniendo todo de nuestra parte para cumplir con todas las exigencias normativas que nos vienen impuestas, que debo decir que no son pocas, las propias de una empresa y las asociadas a una actividad regulada como la nuestra. Por esta razón, desde FES hemos formalizado acuerdos que permitan a sus asociados contar con asesoramiento especializado de altura y se han remitido guías con recomendaciones y pautas que intentan facilitar la labor a nuestros socios.

La formación de los profesionales de la Seguridad Privada se califica como esencial para que la calidad de los servicios prestados por las empresas de seguridad sea valorada por sus clientes. ¿Qué contenidos formativos entiende que deberían ser impartidos al personal de seguridad para mejora de los servicios de seguridad que presta su empresa?

Un filósofo francés del siglo XVIII, Tomas Reid, nos dejó una frase que, a mi entender, describe la importancia de la formación y de los procesos en las empresas: “Una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil”, porque las empresas no son los coches o las paredes. En realidad el valor de la empresa radica en su capital humano y por tanto la formación no debe entenderse como un coste sino como una inversión. El principal objetivo debe ser en las empresas mejorar los conocimientos y competencias.

Las necesidades formativas del sector son diversas, las propias y necesarias para vigilantes, operadores de centrales de alarmas, técnicos instaladores, detectives, ingenieros, etc., y deben entenderse como un proceso de reflexión amplio que implica una actividad progresiva, sistemática, planificada y permanente. Porque es a través de las personas, de sus ideas, de sus proyectos, de sus capacidades y de su trabajo como se satisfacen las necesidades de los clientes. Por lo tanto, la consecuencia de esta formación continua será que se lograrán los objetivos de la empresa, minimizando los errores e incrementando por tanto la rentabilidad.

foto

En su ámbito territorial de actuación, ¿cuál es la principal problemática que afecta a las empresas de seguridad además de la crisis que va a surgir con motivo del COVID-19? ¿Qué cambios o medidas podrían ayudar a resolver la misma?

Estamos ante una situación inusual que se caracteriza por la incertidumbre: no es una crisis al uso, no tenemos manual, pero sí sabemos que en tiempos de crisis el consumidor nos exige más eficiencia, mejores comunicaciones y más opciones, presentando una mayor tendencia a la infidelidad. Esta crisis nos está exigiendo un mayor ejercicio de reinvención, de contención del gasto y de flexibilidad.

Es verdad que las medidas de ayuda que hemos visto en otros países europeos no son las que se implantado en España, especialmente para las pymes, que de nuevo son las más perjudicadas, aparte de los ICOS o los ERTEs, no hay ni comparación con los paquetes de ayuda directas, inyecciones de capital o bajadas de IVA, entre otras, que hemos visto en países como Francia, Alemania o el Reino Unido. Es necesario un mayor dialogo entre los diferentes actores sociales, entre políticos y empresarios.

Soy consciente que tanto desde la CEOE, como desde CEPYME y CEIM se han elaborado propuestas que pretenden acercar posturas para minimizar el impacto y confío en que prevalezca el sentido común y en estas medidas estará presente FES.

¿Qué es y qué debe representar FES para los asociados presentes y futuros ante los nuevos retos para la pequeña y mediana empresa de seguridad?

La Federación Empresarial Española de Seguridad es una organización empresarial de ámbito nacional, de índole confederativo y sectorial que aglutina las múltiples actividades relacionadas con la seguridad privada y debe en primer lugar ostentar la representación, fomento y defensa de los intereses empresariales de la pequeña y mediana empresa.

El objetivo de FES está enfocado a prestar atención a las necesidades de información, asesoramiento y asistencia técnica de las organizaciones y empresas asociadas, estudiando y divulgando cuantos temas puedan afectar a las mismas, llevando la voz de las pequeñas y medianas empresas de seguridad ante las principales instituciones y organismos del gobierno, partidos políticos y sindicatos, relacionados con nuestra actividad.

Asimismo, gestiona acuerdos beneficiosos para sus socios, mantiene una comunicación activa sobre las modificaciones legales que le afectan, está presente en la negociación de los convenios y demás iniciativas normativas que van a emprenderse en los próximos años tras la pandemia.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.