Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Rehabilitaciones y reformas

El sector fotovoltaico: el COVID como oportunidad

José Donoso, director general de Unef15/02/2021

El pasado 14 de febrero se celebró el Día Mundial de la Energía. Una fecha importante para actores del sector como la Unión Española Fotovoltaica (Unef), que vivimos volcados en el ámbito energético y representamos a más del 90% de la actividad del sector fotovoltaico en España.

foto

Como parte de nuestra actividad y continua inquietud para hacer avanzar el sector de forma correcta, hemos observado que la pandemia y los fondos de recuperación que se llegan desde Europa han acelerado los cambios en el proceso de descarbonización que ya se estaban produciendo, reforzando el papel de la fotovoltaica como motor de la economía de nuestro país. Ha sido en 2020, según los datos recopilados a través de los socios de Unef, cuando se está demostrando la resiliencia del sector gracias al autoconsumo, que el pasado año creció un 30% con respecto a 2019 -año en el que se colocaron 459 MW- gracias a la instalación de 596 MW de nueva potencia fotovoltaica.

Y, ahora, cuando la mayoría de los sectores de la economía sufren una grave paralización de la demanda, nosotros hemos podido re-confirmar que el autoconsumo ha llegado a España para quedarse.

De los 596 MW citados estimamos que un 2% corresponden a instalaciones de autoconsumo aisladas de la red. Y si lo desglosamos por sectores, la mayoría de esta nueva potencia, un 56%, se ha instalado en el sector industrial, un 23% en el comercial y un 19% en el sector doméstico, que es donde el autoconsumo ha experimentado un crecimiento sin precedentes.

Para entender este buen desempeño, e intentar estimar hasta dónde podemos llegar en 2021, debemos desglosar y tener en cuenta que el sector industrial es el que más ha crecido en 2020, con 334 MW instalados. Una evolución que se estancó el pasado año por el importante embate de la COVID-19 en este sector industrial, principal demandante de las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico por sus interesantes periodos de retorno de la inversión (3-7 años),

Y aunque el segmento comercial ha mejorado notablemente, alcanzando los 137 MW en 2020 desde los 92 MW instalados en 2019, la gran sorpresa ha venido del residencial, que suma 113 MW en 2020, desde los 46 MW en 2019 (+63 MW), representando un 19% del total de la potencia instalada en 2020 frente al 10% del 2019.

foto

Unas cifras que ponen claramente de manifiesto que, a pesar de que 2020 ha sido un año muy complicado, en el que la pandemia de la COVID-19 produjo un gran descenso de la demanda energética en términos generales, las familias han querido optar por esta forma de energía más barata y limpia, madurando su presencia en este sector.

Esos núcleos familiares que no se han visto abocados al paro y a un ERTE, con el impacto económico que supone, han podido ahorrar -según el INE, la tasa de ahorro de las familias ha pasado de un 8% a más de un 31%- e invertir ese remanente en dotarse de una energía más económica y sostenible. Contando, además, con los beneficios de los incentivos locales, deducciones en el IBI y la eliminación de barreras administrativas, dependiendo de la zona.

No olvidemos que ahí, precisamente, radica una de las prioridades de Unef: lograr la simplificación administrativa frente al autoconsumo. Este año son ya ocho las Comunidades Autónomas (Islas Baleares, Cataluña, Galicia, Extremadura, Castilla León, Valencia, Islas Canarias y hasta 10 kW Andalucía) que han eliminado la licencia de obra para las instalaciones sobre tejado y esperamos que otras se sumen muy pronto. Así se abaratarán los costes y sumaremos para conseguir un crecimiento sostenido a lo largo de la próxima década, algo que pasará inevitablemente por disminuir el término fijo de la factura eléctrica española, el más elevado en Europa.

El boom de la energía fotovoltaica es extensivo a toda Europa: el año pasado se instalaron 18,7 gigavatios de potencia más según la según la asociación del sector Solar Power Europe. En Alemania, de lejos el mayor mercado fotovoltaico de la UE, el año pasado se añadieron otros 4,8 GW, y el porcentaje de las energías renovables en la producción neta de electricidad, es decir, el mix energético que realmente sale del enchufe, superó en 2020 el 50 por ciento. España ha quedado relegada a un tercer puesto después de Alemania y Holanda.

Yendo paso a paso, triunfo a triunfo, debemos, por supuesto, celebrar ese crecimiento del 30 % anual de autoconsumo fotovoltaico en 2020. No debemos apalancar nuestra ambición, sobre todo, cuando parece que existe voluntad política para ello. Celebramos que el MITECO haya doblado el presupuesto inicial de 200 millones de euros destinados a fomentar el autoconsumo en el sector industrial y de servicios, y esperamos cuanto antes la aprobación e implementación de la Estrategia Nacional de Autoconsumo. Debemos también lograr que se visibilice el papel fundamental del autoconsumo fotovoltaico dándole el reconocimiento que se merece en la futura Ley de Cambio Climático.

Empresas o entidades relacionadas

Unión Española Fotovoltaica