Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Rehabilitaciones y reformas

La rehabilitación energética de edificios, clave para la eficiencia energética

06/04/2018

Tan sólo un 16% de los edificios españoles son eficientes desde el punto de vista energético. Así lo confirma un estudio de la EuroACE, la alianza de compañías por la eficiencia energética en los edificios, según el cual éstos son actualmente responsables del 31% del consumo de energía en España.

La eficiencia de los edificios es también una parte fundamental de la estrategia energética europea para los próximos años. Como muestra de ello el pasado 31 de enero los representantes permanentes ante la UE ratificaron el acuerdo que la Presidencia y el Parlamento Europeo habían alcanzado a finales de 2017 en relación a la eficiencia energética de los edificios. Gracias al mismo, se modificarán y complementarán las medidas incluídas en la Directiva 2010/31/UE Energy Performance of Buildings.

El objetivo de la nueva Directiva es impulsar la renovación de los edificios y avanzar así hacia la descarbonización del parque inmobiliario europeo. Entre las medidas concretas que incluye están la creación de un indicador de inteligencia para los edificios, la simplificación de las inspecciones de los sistemas de calefacción y aire acondicionado y el fomento del transporte sostenible mediante la creación de plazas de aparcamiento para vehículos eléctricos.

foto
Además de la necesidad de avanzar hacia una mayor sostenibilidad de las infraestructuras, la eficiencia energética también tiene un impacto en su rentabilidad.

En España el marco legal en cuanto a la eficiencia energética de los edificios está marcado por la obligada transposición de la legislación europea, especialmente las Directivas 2010/31/UE sobre eficiencia energética en edificios y de la 2012/27/UE de eficiencia energética. Una de las iniciativas más relevantes en este sentido es el Programa Ayudas para Actuaciones de Rehabilitación Energética de Edificios Existentes (PAREER II), financiado por el Fondo Nacional de Eficiencia Energética. El objetivo del mismo es incentivar y promover la realización de actuaciones de reforma que favorezcan el ahorro energético, la mejora de la eficiencia energética, el aprovechamiento de las energías renovables y la reducción de emisiones de dióxido de carbono en los edificios existentes, con independencia de su uso y de la naturaleza jurídica de sus titulares. Recientemente el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital amplió en 78 millones de euros la dotación inicial de 125,6 millones de euros del programa, puesto que los fondos se habían agotado en tan sólo una semana tras su publicación en febrero.

La eficiencia energética no es sólo una cuestión de sostenibilidad sino también de rentabilidad

Además de la necesidad de avanzar hacia una mayor sostenibilidad de las infraestructuras, la eficiencia energética también tiene un impacto en su rentabilidad, especialmente en algunos sectores en los que existe actualmente una gran competencia. José Antonio Afonso, responsable del segmento Commercial-Building de Eaton España, comenta al respecto “Si nos fijamos en sectores como, por ejemplo, el hotelero en el que el precio de las habitaciones y otros servicios son cada vez más ajustados a causa de la competencia que vive actualmente ese sector, la eficiencia energética se plantea como una forma esencial de ahorrar costes y hacer esas infraestructuras más rentables”.

Eaton, referente en gestión de energía, cuenta con soluciones que contribuyen a mejorar la eficiencia energética de todo tipo de infraestructuras. Destacan entre ellas las soluciones de almacenamiento de energía, como xStorage, que permiten almacenar energía cuando hay disponibilidad de energías renovables, por ejemplo, durante un día soleado, o en las horas en las que la energía eléctrica es más barata, y hacer uso de dicha energía en horas de máxima demanda. Además, poseen otro tipo de soluciones, por ejemplo, de luminaria, que permiten que sus clientes puedan conocer en detalle cuánto consume cada sistema gracias a una mayor monitorización de sus consumos y, por tanto, implementar medidas en consecuencia.