Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Reciclaje y gestión de residuos
La recogida neumática se ha convertido en un estándar de servicio para las necesidades presentes y futuras

Recogida sostenible de residuos para ciudades inteligentes

Carlos Bernad, presidente de Envac Iberia

23/05/2022
El hecho de que los núcleos urbanos sean responsables del 50% de los desechos globales que se generan y causantes del 60 al 80% de los gases de efecto invernadero, constituye un grave problema medioambiental y plantea un desafío de primera magnitud para los responsables políticos en los distintos niveles de la Administración.
Con el fin de corregir esta situación, en los últimos años se han desarrollado una serie de iniciativas encaminadas a mejorar la eficiencia de los sistemas de recogida de residuos mediante procedimientos tradicionales, que siguen estando presentes en la mayor parte de las ciudades. De esta forma, hemos visto cómo los camiones recolectores han evolucionado hacia modelos bimodales o eléctricos, con el fin de mejorar su eficiencia energética, o cómo se han incorporado a los contenedores sensores con el fin de anticiparse a su desbordamiento.
foto
Carlos Bernad, presidente de Envac Iberia.
Todos estos avances, sin embargo, no han permitido eliminar una serie de problemas intrínsecos al propio concepto de recogida tradicional. Es más, en muchos casos, como consecuencia de que los ayuntamientos se ven obligados a separar y recoger nuevas fracciones de residuos, algunas de estas disfunciones se han agravado.
Nos referimos, por ejemplo, al incremento de rutas de recogida que la cobertura de estas nuevas necesidades implica; a la proliferación del número de contenedores en la calle, cada vez de mayor tamaño, por cierto, para intentar reducir las rutas, o la falta de elasticidad que, desde el punto de vista de la gestión, supone tener que atender diariamente la recogida de las fracciones resto u orgánica, sobre todo en climas mediterráneos como en España.
A la vista de esta realidad, parece oportuno plantearse cómo deberían ser los sistemas de recogida de residuos en las ciudades del futuro, máxime si, como prevén las estadísticas, su crecimiento será imparable en el horizonte de los próximos veinte o treinta años y, en este contexto, cuáles serían los requerimientos que una ciudad que se llame sostenible debería demandar a un servicio básico como el de la retirada de residuos.

A nuestro juicio, estos requerimientos básicos, que permitirían satisfacer las necesidades de los ciudadanos dentro de unos estándares de confort y en unas condiciones de sostenibilidad ambiental, serían, en primer lugar, la disponibilidad constante del sistema de recogida. Es decir, que el usuario pueda deshacerse de la basura a cualquier hora del día o de la noche los 365 días del año mediante un sistema no invasivo de las vías públicas que se sitúe de forma accesible y cercana al ciudadano, ya sea en el propio edificio o en la calle, y que contribuya a la economía circular, precisamente porque aumenta las tasas de reciclaje.

foto
La disponibilidad constante del sistema de recogida será uno de los requisitos en la recogida de residuos de las ciudades inteligentes.
Asimismo, el sistema debería permitir la retirada de los residuos del punto de vertido varias veces al día, garantizando una ocupación mínima de espacio en la vía pública, y facilitar el reporte de información operacional a los propios gestores del servicio para optimizar su gestión.

En relación con este último punto, aludimos a la capacidad del sistema de identificar al usuario y determinar la frecuencia de uso del mismo; o bien de registrar datos tales como la hora de vertido o el tipo de residuo depositado, con el fin de poder llegar a facturar a los usuarios por la utilización del sistema, si así se decidiera en un futuro.

Pues bien, el manejo de toda esta información, junto con la posibilidad de equiparar la recogida de residuos urbanos a un servicio básico más, como el alcantarillado, el abastecimiento de agua, energía o gas, sería lo que realmente diferenciaría una gestión eficiente y sostenible con respecto a los sistemas tradicionales, que siguen centrando su servicio en el envío de camiones.

Hoy por hoy, y a la vista del panorama que presenta la gestión de los residuos en la mayor parte de las ciudades, solo los sistemas neumáticos de recogida y transporte de residuos pueden ofrecer este estándar de servicio propio de las ciudades sostenibles e inteligentes al que aspiramos los ciudadanos.

Por eso, no es casualidad que la recogida neumática se haya convertido en un estándar de servicio para las necesidades presentes y futuras de 44 ciudades de todo el mundo. Las autoridades de estas ciudades han visto en esta tecnología la solución limpia y eficiente para abordar los crecientes volúmenes de desechos generados por una población en aumento en un entorno con menor disponibilidad de espacio. En este sentido, es paradigmático el caso de Singapur, donde es obligatorio por ley la implementación de tecnología neumática en todo desarrollo residencial con más de 500 unidades/ viviendas.
foto
El sistema de recogida de residuos debería permitir la retirada de los residuos del punto de vertido varias veces al día.
Hay que decir, además, que la incorporación de la Inteligencia Artificial en los sistemas de control de las instalaciones de recogida neumática ha permitido mejoras extraordinarias desde el punto de vista de la eficiencia energética, en tanto que es el propio sistema el que, mediante algoritmos, “aprende” de las pautas de uso de los ciudadanos y planifica las operaciones con un criterio de economía.

El concepto de sostenibilidad, tan utilizado en los años 90, ha terminado calando afortunadamente en las sociedades avanzadas, de manera que la conciencia medioambiental es creciente y, en especial, en los estratos jóvenes, donde la preocupación por la vida en nuestro planeta resulta cada vez más intensa. Este mismo sentimiento, ha arraigado también en las empresas, que han asumido los Objetivos de Desarrollo Sostenible que propugna la ONU como una hoja de ruta que conduce al más amplio concepto de excelencia.

Por tanto, si los serios desafíos medioambientales a los que se enfrenta la sociedad aconsejan la construcción de ciudades sostenibles e inteligentes, es evidente que, en consonancia, necesitamos disponer de sistemas que “realmente” sean inteligentes. Y hoy por hoy, a tenor del estado de la tecnología disponible, los únicos dispositivos que conceptualmente van a poder proporcionar esa funcionalidad en el ámbito de los residuos urbanos son los sistemas de transporte neumático.

Estamos convencidos de que en un futuro que presumimos cercano, los sistemas neumáticos de gestión de residuos urbanos experimentarás una explosión de aceptabilidad y demanda, no solo por parte de los responsables municipales, sino fundamentalmente por la demanda de los usuarios, que no querrán volver a los sistemas tradicionales con sus habituales inconvenientes.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Ecofira - Feria Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS