Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Reciclaje y gestión de residuos
Tribuna de opinión

La competitividad del sector requiere un contexto normativo único

Manuel Fernández, presidente de Repacar

12/02/2021
Las empresas españolas tienen que hacer frente a una gran cantidad de obstáculos burocráticos y cargas administrativas de gran complejidad que limitan su competitividad. Contamos con un abultado y denso marco normativo que no para de crecer - centenares de nuevos textos se publican en el BOE cada año -, y que ahoga en enormes montañas de trabas y papeleo tanto a empresas, como a particulares. Y es que España, según denunciaba la CEOE en un informe sobre la producción normativa ya en 2018, es uno de los países con más burocracia del mundo.

En un mundo globalizado en el que las fronteras cada vez son más pequeñas y, más aún, en un contexto excepcional marcado por la crisis sanitaria, no podemos permitir que la legislación, que es la que debe impulsar la riqueza económica sea el factor que la limite. Por ello, Bruselas ya ha recalcado la importancia de articular a corto plazo el cambio definitivo a un modelo económico circular real, a una economía sostenible que nos permita evolucionar como sociedad. Un cambio en el que la industria del papel y cartón recuperado juega un papel estratégico.

foto
Manuel Fernández, presidente de Repacar.

Entonces, ¿qué más nos hace falta? ¿Por qué los legisladores continúan fomentando la hiperregulación y un mercado fragmentado? En Repacar venimos señalando desde hace mucho tiempo el problema que nuestras empresas encuentran a la hora de desempeñar su actividad. Los obstáculos administrativos les restan competitividad y proyección. No obstante, cada vez que se articula una nueva norma encontramos el mismo problema: la burocracia.

Nuestras empresas, que se adaptan, que luchan, que generan riqueza y empleo verde de nuevo se dan de frente con la Administración. Un problema generado por aquel que debería aportar la solución.

En este sentido, hemos presentado ante el Ministerio Para la Transición Ecológica nuestras alegaciones en su consulta pública sobre el Proyecto de Real Decreto por el que se desarrolla la ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados. Y es que la nueva norma no contempla cambios respecto a la Ley 22/2011 que deja en manos de las comunidades autónomas (CC.AA.) la elaboración de los planes autonómicos de gestión de residuos.

Y es que nuestra industria necesita un contexto normativo uniforme, una legislación armonizada, que facilite el funcionamiento de los procesos de gestión de residuos.

foto

Lo cierto es que la hiperregulación y la burocracia son uno de nuestros enemigos primigenios. El pasado día 19 de junio, se publicó en el BOE el RD 553/2020, por el que se regula el traslado de residuos en el interior del territorio del Estado, una norma en la que también hemos trabajado intensamente para conseguir aliviar las excesivas cargas burocráticas de difícil cumplimiento que presentaba. No obstante, la norma no está exenta de obstáculos administrativos y seguimos trabajando para mejorarla.

Pero, ¿cuáles son las causas del problema de la burocracia en España? Podemos apuntar varias. La falta de medios para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos, una organización ineficaz, una lenta digitalización de la administración pública que no sigue el ritmo a un mercado competitivo - más aún en este contexto de supervivencia en el que nos encontramos - y que choca de bruces con una sociedad en la que palabras como big data, innovación y competitividad están en boca de todos... En definitiva, debemos luchar contra una hiperregulación que limita y entorpece el desarrollo de una sociedad más circular.

Una economía competitiva tiene entre sus características un marco normativo uniforme algo que, como podemos comprobar, no sucede en España. Y esto no lo decimos solo nosotros, los protagonistas, los que quedamos sepultados bajo el peso de los millones de palabras publicadas por el BOE cada año. El Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) o incluso la Comisión Europea ya han alertado del problema de la hiperregulación en España asegurando que los “diferentes y complejos marcos regulatorios a nivel nacional, regional y local tienen un impacto negativo”.

Nacional, regional y local. Repetimos estas tres palabras porque aquí se encuentra una de las principales causas de la hiperregulación: la disparidad de criterios y normativas entre comunidades autónomas.

La fragmentación del mercado nos impide aprovechar la economía de escala

Para entender el problema, en primer lugar, hay que destacar que la Constitución española contempla las comunidades autónomas como entidades territoriales dotadas de autonomía que cuentan con instituciones y representantes propios, así como con determinadas competencias ejecutivas, legislativas y administrativas transferidas. Y si ya esto de por sí supone un problema - cada comunidad puede aplicar sus propias reglas -, dentro de estas transferencias algunas cuentan con más competencias que otras. ¿El resultado? Un marco normativo desigual con ventajas para unos y desventajas para otros.

foto

Para hacer frente a esta situación, el BOE publicaba la Ley 20/2013 de 9 de diciembre, de Garantía de la Unidad de Mercado (LGUM). Su objetivo era hacer cumplir el principio de Mercado Único en todo el territorio nacional eliminando trabas burocráticas y administrativas para que las empresas españolas pudieran realizar sus operaciones con las diferentes CC.AA. sin la necesidad de cumplir una normativa diferente en función de cada una de ellas. Su aplicación abarca a toda la actividad económica y a la libre circulación de bienes en todo nuestro territorio.

¿Qué sucede con la garantía de la unidad de mercado?

Esta ley prometía poner punto final a todas estas trabas, pero lo cierto es que ha sido ineficaz. El mercado español continúa fragmentado y, hasta el momento, los esfuerzos por solucionar esta situación han sido insuficientes.

Lo cierto es que el principio de unidad de mercado se encuentra recogido en nuestra Constitución y hasta la fecha se han puesto en marcha sin suerte diferentes medidas para hacer que se aplique. Las razones para que no consiga aplicarse son variadas y entre ellas destacamos una: requisitos discriminatorios y excesivos para los operadores (de nuevo entra en juego la burocracia).

La realidad a día de hoy es que esta fragmentación, entre otras cosas, dificulta la competencia efectiva, desincentiva la inversión, limita el crecimiento de nuestras empresas e impide aprovechar las economías de escala.

La transformación digital está llegando a nuestras empresas y cada vez son más las que incorporan procesos ágiles en su gestión, un camino difícil en el que tratamos de ayudarles desde Repacar con aplicaciones como Valora, sesiones formativas… Ahora necesitamos que esos esfuerzos realizados por nuestro tejido empresarial, e incluso por los propios ciudadanos cuando se ven abocados a lidiar con un mar de gestiones, también sean aplicados por la Administración.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Anmopyc Construyes!Fundación para el Reciclaje de Aparatos de Iluminación

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS