Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
LIFE MySOIL, un proyecto coordinado por Eurecat

Desarrollo de una tecnología competitiva e innovadora para demostrar la viabilidad de la micorremediación en suelos contaminados

Jofre Herrero, coordinador técnico de LIFE MySOIL e investigador de la Unidad de Agua, Aire y Suelo de Eurecat

26/05/2022
Una de las principales amenazas para la salud de los ecosistemas edáficos en Europa es la contaminación del suelo, por su grado de complejidad, toxicidad y recalcitrancia. La Unión Europea estima que actualmente 650.000 emplazamientos necesitan ser saneados, de entre los 3 millones potencialmente contaminados en el continente. Sin embargo, entre ellos, solo lo han sido cerca de 100.000.
foto
Los aceites minerales y los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) suponen un valor medio estimado del 35% del total de contaminantes presentes en el suelo europeo.

Los aceites minerales y los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), también conocidos como hidrocarburos totales del petróleo (HTP), suponen un valor medio estimado del 35% del total de contaminantes presentes en el suelo europeo. Un porcentaje que aumenta hasta el 50% si se incluyen los compuestos orgánicos volátiles (COV) y los compuestos BTEX (benceno, tolueno, etilbenceno y xileno).

Para lidiar con esta problemática, hoy en día existen diferentes tecnologías de remediación del suelo en el mercado. Su uso varía entre los países europeos, pero consisten principalmente en vertederos (30% de media), tratamientos físicos (como la desorción térmica) (50% de media) y biorremediación convencional (5-40%).

Las dos primeras tecnologías suponen planteamientos costosos y de alto consumo energético. Por su lado, la biorremediación puede realizarse in situ en suelos excavados dispuestos en pilas (150-1.000 m3 de suelo cada una). Esta tecnología de remediación es la solución más respetuosa con el medioambiente que existe hasta ahora, ya que no tiene ningún impacto perjudicial en las propiedades del suelo y requiere menos energía (solo es necesaria para la ventilación del suelo y la excavación).

foto
Suelo contaminado por petróleo.
El proyecto LIFE MySOIL desarrolla una tecnología competitiva e innovadora para demostrar la viabilidad de la micorremediación para la eliminación de los compuestos orgánicos derivados del petróleo de los suelos industriales contaminados.

Se trata de un proyecto coordinado por el centro tecnológico Eurecat, que está financiado en parte por el programa LIFE de la Unión Europea con un presupuesto de 2.937.155 de euros y que busca desarrollar un tratamiento de micorremediación adecuado, rentable y sostenible para la valorización de suelos contaminados.

El consorcio del proyecto LIFE MySOIL cuenta, además de Eurecat, con la participación de siete socios: la Universidad Autónoma de Madrid y la ingeniería KEPLER (España), la Universidad de Tuscia y la empresa ambiental Eni Rewind (Italia), la empresa de remediación VALGO (Francia), la empresa de biotecnología ambiental Novobiom (Bélgica) y la consultora ambiental que presta servicios de monitorización Isodetect (Alemania).

Micorremediación: inóculos de hongos para degradar contaminantes

La micorremediación es un tipo de biorremediación que utiliza inóculos de hongos para degradar (o acumular) contaminantes. La ventaja de la micorremediación es que conserva los beneficios de los tratamientos de biorremediación (bajos costes económicos, sociales y medioambientales) al tiempo que permite alcanzar altos niveles de eliminación de contaminantes, todo ello sin los inconvenientes de las estrategias de remediación convencionales (como la incineración y la desorción térmica).

A pesar de que la micorremediación es una tecnología muy estudiada a escala de laboratorio y existen algunos pilotos a pequeña escala, actualmente se dispone de escasa información sobre su transferencia para su posterior comercialización. En este sentido, LIFE MySOIL pretende demostrar la viabilidad de la tecnología de micorremediación a escala piloto para la eliminación de hidrocarburos totales del petróleo (HTP) mediante la obtención de valiosos conocimientos sobre las condiciones que permiten un tratamiento de micorremediación adecuado, rentable y sostenible a escala real.

foto
La micorremediación utiliza inóculos de hongos para degradar contaminantes.

La sostenibilidad como eje central del proyecto

El respeto por la sostenibilidad y por la conservación del medio ambiente es el pilar fundamental de MySOIL. En este sentido, se espera que el proyecto logre eliminar un porcentaje superior al 90% de compuestos orgánicos derivados del petróleo de los suelos industriales contaminados, por debajo de la concentración requerida para la reutilización del suelo según la legislación de cada país.

En paralelo, MySOIL busca reducir el impacto medioambiental en comparación con el escenario de referencia de desorción térmica: reducción del 90% de la energía, del 55% del calentamiento global y del 55-70% de la toxicidad.

Promoviendo la eficacia de la micorremediación como tecnología clave de biorremediación, se promoverá el principio de la economía circular mediante la recuperación del suelo (en lugar del depósito en vertederos) y el uso de subproductos agroindustriales y residuos verdes urbanos.

Una tecnología transferible y replicable en el mercado

MySOIL quiere demostrar la viabilidad de la producción de formulaciones de inóculos de hongos capaces de degradar los HTP a gran escala, así como la aplicación de las biopilas de hongos estáticas ventiladas y la consecución de rendimientos de eliminación satisfactorios.

Con el propósito de que los resultados del proyecto tengan efectos en el mercado y de replicabilidad a otros escenarios europeos, en el marco del proyecto se desarrollarán unas directrices para la implementación de la micorremediación y un estudio de replicabilidad y transferibilidad en otras zonas y otros tipos de contaminantes orgánicos.

foto
Suelo contaminado inoculado en paja de trigo.

Tres emplazamientos de prueba con suelos de diferentes características

El proyecto MySOIL incluye el diseño, la construcción y la operación de diferentes pilotos para pruebas de micorremediación de HTP en tres lugares diferentes (España, Francia e Italia), donde se hará una caracterización inicial del suelo y de la contaminación, ensayos de biotratabilidad a escala de laboratorio con diferentes inóculos de hongos y un proceso de aumento de la escala de los experimentos hasta llegar a la optimización del ensayo piloto en biopilas.

También se hará una pequeña prueba piloto adicional para estudiar la capacidad de transferencia de la tecnología a la remediación de suelos contaminados con fluidos de transferencia de calor (HTF, por sus siglas en inglés).

Cada emplazamiento presenta características distintas, no solo respecto a la contaminación del suelo, sino también respecto a la legislación y la propiedad local, lo que refleja diferentes necesidades de permisos administrativos y legales.

El emplazamiento en España contaminado con HTP se encuentra en las instalaciones de CEPSA en Palos de la Frontera (Huelva). Cuenta con un área de almacenamiento de suelos contaminados donde se depositan los suelos afectados por pequeños derrames. Estos suelos son muy heterogéneos en cuanto a tipo y concentración de contaminantes, por lo que se han mezclado para lograr una matriz lo más homogénea posible. La textura del suelo es arenosa y los principales contaminantes presentes en el suelo son hidrocarburos totales de petróleo de cadena larga (HTP C12-C30).
foto
Emplazamiento de prueba de MySOIL en España.
El emplazamiento en Francia se encuentra a la vera del río Sena, en los suburbios industriales de Rouen, al norte del país. Se trata de una antigua refinería propiedad de Shell y Petroplus, que ha sido rehabilitada por Valgo. El emplazamiento se sitúa sobre las arenas, gravas y limos que componen un acuífero profundo de los materiales aluviales, en el que tuvieron lugar diversos derrames de petróleo provenientes de una antigua red de tuberías. La zona muestreada para proyecto es un limo arenoso fino que contiene pedernales y los principales contaminantes presentes son HTP de cadena larga (C12-C35).
foto
Área industrial en el sur de Rouen donde se ubicará el sitio piloto.
Por último, las pruebas en Italia se realizan con suelo de una gasolinera propiedad de Eni Spa en Borgo Faiti, un pueblo en las inmediaciones de Roma. Por motivos logísticos, el test no se llevará a cabo en el recinto de la estación de servicio, sino en una planta de tratamiento. El suelo muestreado para el proyecto se compone principalmente de arcilla con limo y arena, que está afectado por una contaminación de hidrocarburos de cadena larga (C12-C40). Este tipo de contaminación es típica de muchas gasolineras. Por este motivo, se espera que los resultados del proyecto LIFE MySOIL se puedan aprovechar para evaluar la transferibilidad de las técnicas de micoremediación a otros suelos contaminados en gasolineras.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2023ExpoquimiaProcesses to know solutions to go

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS