Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Minería y perforación

El fabricante australiano AML3D es el creador de la impresora 3D Arcemy que combina la fabricación aditiva con la soldadura robótica

La impresión 3D en metal australiana pisa el acelerador

Redacción Interempresas12/05/2021

El fabricante de alta tecnología del sur de Australia, AML3D, está aumentando la producción de sus unidades de impresión 3D y soldadura robótica para satisfacer la creciente demanda mundial. La empresa, con sede en Adelaida, también está aumentando su producción por contrato en sus instalaciones de Edinburgh Parks, en el norte de la ciudad, ya que clientes de todo el mundo utilizan la tecnología para producir componentes para las industrias marina, de defensa y minera.

Recientemente se presentó una de las unidades Arcemy de AML3D en Rowlands Metalworks, al sur de Adelaida, que, según el fabricante de chapas metálicas, es clave para ampliar su trabajo de defensa a nivel nacional.

La unidad Arcemy es capaz de producir hasta 10 kg de producto por hora y se utilizará para diversificar la oferta de productos de Rowlands y ayudarle a satisfacer las demandas de los proyectos de defensa de próxima generación en el sur de Australia y a nivel nacional.

Este lanzamiento sigue a la exportación de una unidad Arcemy a Singapur el año pasado. También se enviará una unidad a la empresa australiana IKAD Engineering.

foto
Arcemy, de AML3D, combina la tecnología de impresión aditiva de capas de metal en 3D con las técnicas de soldadura robótica.
El director general de AML3D, Andy Sales, afirmó que existe un creciente interés en todo el mundo por la tecnología de impresión aditiva de metales en 3D. “Algunas de estas empresas de fabricación y manufactureras se están dando cuenta de que tienen que diversificarse, por lo que están comprando nueva maquinaria y desarrollando nuevas capacidades”, dijo Sales.

“Inicialmente, Rowlands la compró (Arcemy) para soldar con la idea de pasar a la impresión 3D, pero creo que cuanto más la han investigado, más están pensando en utilizarla para imprimir en 3D todo lo que puedan. Hay mucho mercado para este proceso, muchos de los principales están empezando a considerar esto ahora”.

Y sigue: “Hemos tenido bastante interés en los últimos seis meses y estamos trabajando en la producción de una media docena más durante el próximo año entre tres o cuatro clientes”.

AML3D también tiene siete unidades propias de Arcemy en producción para atender sus pedidos por encargo. La empresa, que cotiza en bolsa, cuenta con casi 30 empleados, frente a los ocho de hace un año.

Sales afirmó que la empresa también está aumentando su negocio de fabricación por contrato y que ha suscitado un gran interés en Asia y Oriente Medio, sobre todo para trabajos en el sector marítimo.

El director general de AML3D añadió además que las instalaciones de 3.000 metros cuadrados de Edinburgh Parks, adyacentes al lugar donde Brabham Automotive construye su superdeportivo BT62, cuentan con 1.000 metros cuadrados de espacio adicional capaz de aumentar la capacidad para atender a los contratos adicionales que pretende conseguir. “Tenemos capacidad para unas 30 toneladas al año si lo hacemos funcionar las 24 horas del día, y eso se ha ido incrementando poco a poco”, dijo Sales. “Solo llevamos un par de meses funcionando con los siete, así que hemos estado sentando las bases últimamente y ahora estamos empezando a equiparnos”.

Sales formó AML3D en 2014 y la empresa cotizó en la Bolsa de Valores de Australia en abril de 2020.

foto
Foto: Cameron Bloom.
Sales afirmó que AML3D es “un líder mundial en la impresión 3D aditiva por capas de metal a gran escala” y, a diferencia de la mayoría de los otros competidores que utilizan principalmente materiales de alta gama como el titanio o se centran en la venta de impresoras o en la fabricación por contrato, su empresa era más diversa.

“Vamos a por todas —eso no suena muy estratégico—, pero hay una gran estrategia detrás y parte de ella es que cuando vi por primera vez esta técnica de impresión 3D hace varios años me di cuenta de que no hay ninguna razón por la que no se pueda hacer con todos los materiales. El uso de esta técnica tiene enormes ventajas en cuanto a costes y hay otras razones además del coste: hay una ventaja de tiempo de entrega y existe la oportunidad de comprar estas unidades Arcemy y ponerlas en zonas remotas”.

AML3D anunció a sus accionistas la semana pasada que está trabajando en la próxima generación de impresoras 3D, que serán capaces de producir hasta 30 kg por hora para componentes de mayor escala. También está en proceso de asegurar la protección global de la propiedad intelectual y las patentes para su tecnología.

“No hay muchos de nuestros colegas, especialmente en Australia, que tengan una patente para su propio proceso de impresión en 3D, especialmente un proceso que es muy común ahora”, dijo Sales. “Una de las razones por las que es muy común ahora es porque se basa en un proceso de soldadura estándar que existe desde hace unos 100 años. La soldadura por arco es una ciencia bien entendida, sólo que la utilizamos de forma diferente para poder controlar el tamaño de las gotas, el control de los cordones para construir capa sobre capa y el uso de la robótica es la mejor forma de controlarlo”.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

CITOP

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS