Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Feria Virtual
Medición y control

Hach - Ingeniería y consultoría para la gestión del agua

Hach Claros: Water Intelligence System

Software para gestión del agua: gestión de instrumentos, de datos y de procesos

Foto de Software para gestión del agua
Claros representa un gran adelanto en lo que se refiere a tecnologías digitales para el sector del agua, puesto que ofrece un conjunto de soluciones de software que ayuda a los operadores de planta a optimizar sus instalaciones.

Claros ofrece orientación en tres aspectos críticos: gestión de instrumentos, gestión de datos y gestión de procesos. El software Claros y los dispositivos habilitados para éste se han diseñado para proporcionar a los operadores y a los responsables una visión completa de su planta, así como para generar confianza a la hora de tomar decisiones con el fin de garantizar el cumplimiento normativo, reducir el consumo de energía, ahorrar dinero y optimizar el tiempo de trabajo del personal.

Claros consigue que los datos ayuden a tomar decisiones. Con la incesante modificación de las normativas, el aumento de los costes energéticos y el constante afán de optimización, los operadores necesitan una solución para garantizar que sus plantas funcionen sin problemas. Claros es esa solución.

Los productos habilitados para Claros y los productos compatibles con éste, como Prognosys (diagnóstico predictivo), MSM (Mobile Sensor Management) y RTC (controladores en tiempo real), han permitido que las plantas de tratamiento de aguas puedan ahorrar costes en energía y reactivos sin dejar de alcanzar sus objetivos de cumplimiento normativo. Algunas de las plantas en las que se utiliza Claros han experimentado reducciones de fósforo en efluente del 45 %*, reducciones de Ntot en efluente superiores al 60 %*, así como reducciones del consumo energético superiores al 65 %*. El lanzamiento de Claros a nivel internacional ofrece potencial de transformación para las plantas de agua de todo el mundo.

*Los resultados varían en función de la configuración de la planta concreta.