Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Feria Virtual
Mantenimiento industrial

Hertell, S.Coop. - Válvulas de guillotina

Hertell LAU o BURU

Válvulas de tajadera: para cisternas de vacío

Foto de Válvulas de tajadera
Las válvulas de tajadera Hertell son cierres de compuerta en fundición nodular adecuados para cisternas de vacío. Estas válvulas garantizan primeramente el cierre de todo el sistema de vacío para que el trabajo del depresor sea eficiente, y por otra parte son las encargadas de mantener la apertura necesaria para que el flujo de entrada o salida del líquido de carga sea el necesario.

Las válvulas de tajadera se suelen suministrar principalmente en versión manual o hidráulica. Una de las principales características del cilindro hidráulico de las tajaderas Hertell en sus modelos Buru o Lau es que este accionamiento hidráulico es de doble efecto, tanto para apertura como para cierre, garantizando con ello que la operación que se quiera llevar a cabo se ejecute sin fallo posible por parte del operario de la máquina.

Una de las principales demandas de los fabricantes y usuarios de cisternas de vacío ha sido durante los últimos años el poder disponer de un sistema que indique al operario cuándo la válvula hidráulica está abierta y cuándo está cerrada.

Esta demanda se ha hecho hoy en día más necesaria en la medida en que las cisternas de vacío vienen equipadas cada vez con mayor asiduidad con brazos de carga para facilitar el proceso de llenado sin necesidad de que el operario baje del tractor.

Es por ello que en Hertell hemos diseñado un kit visor hidráulico que puede ser montado en cualquier válvula hidráulica Hertell de 150 ó 200 mm de diámetro.

Básicamente consta de un cilindro abierto y provisto de un vástago que lleva unido una arandela de indicación. Este cilindro abierto se coloca entre la válvula y el cilindro hidráulico. La arandela de indicación es la encargada de informar al operario de la posición en la que la válvula hidráulica está en un momento dado, abierta o cerrada, evitando con ello posibles errores de identificación y garantizando un funcionamiento óptimo de la cisterna.