Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Climatización e Instalaciones
“La inversión para un sistema adecuado de generación de gases en una planta de producción se amortiza entre 10 y 20 meses”

Entrevista a Pablo Parejo, director de Marketing de Serviaire

Redacción Interempresas12/05/2020

Serviaire es una empresa experta en soluciones globales de aire comprimido, generación de gases, frío industrial y vacío que lleva operando desde hace más de 15 años. Pablo Parejo, director de Marketing de la firma, comenta los diferentes servicios que esta empresa puntera en el sector del aire comprimido ofrece a sus clientes, así como los desafíos a los que tendrán que enfrentarse en el futuro.

¿Qué elementos hay que tener en cuenta para tener un sistema de aire comprimido eficiente?

Para que un sistema de aire comprimido sea eficiente son muchos los factores que influyen. Es fundamental seleccionar una configuración de compresores adecuada, conforme a un estudio de consumos, para obtener el menor consumo específico posible del sistema. Asimismo, se debe ajustar el rango de presión de trabajo y su ancho de banda, recordemos que reducir un bar la presión de trabajo es reducir un 6,5% el consumo de energía eléctrica. También es muy importante minimizar la pérdida de presión del tratamiento de aire comprimido, así como el consumo eléctrico de los secadores. Otro punto a tener en cuenta es el dimensionar correctamente el depósito acumulador y la red de tuberías de aire comprimido para que la pérdida de presión de la instalación sea mínima. Un sistema de aire comprimido bien diseñado supone miles de euros de ahorro cada año.

foto
De izq. a dcha.: José Manuel Costa, Manuel García y Pablo Parejo, equipo directivo de Serviaire.

¿Es muy caro disponer de un sistema de adecuado de generación de gases? ¿Qué beneficios aporta?

Instalar un sistema adecuado de generación de gases en una planta de producción es una inversión que se amortiza entre 10 y 20 meses. Cada día es más habitual encontrar empresas que deciden generar in situ sus propios gases industriales, ya sea nitrógeno u oxígeno. Además, utilizar un generador de gases tiene más ventajas aparte de la económica. En un generador de gases podemos modificar la pureza del gas, ajustando los costes de producción a las necesidades reales de cada aplicación. Se ahorra tiempo y seguridad al no tener que manipular o cambiar depósitos o cilindros externos de alta presión. No existe dependencia de empresas externas que suministren el gas, eliminando pedidos, tiempos de entrega, variaciones de precios, gastos por fugas en trasvases. Se evitan las pérdidas residuales de gas causadas por la merma cuando la presión de la botella es más baja que la de uso y no se puede utilizar.

foto
“Cada día es más habitual encontrar empresas que deciden generar in situ sus propios gases industriales, ya sea nitrógeno u oxígeno”, apunta Pablo Parejo.

¿Exigen un gran mantenimiento en los sistemas de frio industrial?

Los sistemas de frío industrial precisan de un mantenimiento preventivo con sus correspondientes revisiones programadas. Los mantenimientos deben ser personalizados para cada instalación con el fin de reducir los costes de mantenimiento y alargar la vida útil de los equipos. Además, con un programa de mantenimiento adecuado como los que realiza Serviaire ayudamos a preservar el medio ambiente.

Disponen de un servicio técnico para todos sus clientes, ¿qué disponibilidad ofrecen y qué beneficios aportan?

Serviaire dispone de un servicio integral de asistencia técnica desarrollado para adaptarse a las necesidades de cada cliente. Nuestro objetivo es ser un aliado estratégico de nuestros clientes con el fin de mejorar su productividad. Los contratos de mantenimiento Serviaire proporcionan, entre otras ventajas, la cobertura de posibles averías entre revisiones, así como el acceso gratuito al SAT 24 horas los 365 días del año. En cada instalación se realiza un programa de asistencia a medida, cubriendo inspecciones, mantenimientos y averías, reduciendo los costes operativos con contratos de mantenimiento adecuados para cada planta.

foto
Además de ofrecer un Plan Renove o la posibilidad de renting personalizado a sus clientes, Serviaire también dispone de una flota de alquiler de compresores y secadores industriales para aquellas situaciones de emergencia que lo requieran.

¿Cómo prevén el futuro del sector tras la COVID-19?

En Serviaire mantenemos contacto diario con clientes y proveedores que abarcan todos los sectores industriales. Y aunque existe mucha preocupación en algunos sectores como como puede ser el de automoción, hay que reconocer que en otros sectores como son las industrias químicas, farmacéuticas o de alimentación, se están acometiendo nuevas inversiones y proyectos de ampliación.

¿Tienen algún sistema de financiación para ayudar a sus clientes en estos tiempos duros?

En tiempos difíciles, como el que estamos viviendo, es necesario ofrecer fuentes de financiación que ayuden a las empresas a acometer las inversiones necesarias para mantener su competitividad. Serviaire ofrece a todos sus clientes la posibilidad de financiar sus inversiones mediante un Plan Renove, o bien, directamente mediante un renting personalizado conforme a las necesidades de cada empresa. Serviaire también dispone de una flota de alquiler de compresores y secadores industriales para aquellas situaciones de emergencia que lo requieran. Además, siempre que un cliente realiza una nueva inversión en equipos, Serviaire realiza un estudio para que con la nueva instalación se obtenga la mejor eficiencia energética y el mayor ahorro económico posible.

¿Qué medidas de seguridad han adoptado con sus empleados y clientes?

Serviaire presta servicio a empresas con Actividades Esenciales, por lo que durante todos estos días difíciles de Estado de Alarma ha mantenido su actividad incluyendo el SAT 24 horas, lo que nos ha obligado a adoptar todas las medidas de seguridad y recomendaciones del Ministerio de Sanidad. Entre las medidas se encuentran, el teletrabajo para puestos de los departamentos de ingeniería, contabilidad o administración, el uso de material sanitario de prevención por los técnicos (mascarillas, guantes de látex, líquido antibacteriano), mantener las distancias de seguridad… El objetivo de Serviaire es mantener la máxima calidad en nuestro servicio preservando la salud de nuestros empleados y de todos nuestros clientes con los que debamos mantener contacto.

foto
Ante cada proyecto, la firma realiza un estudio para que con la nueva instalación se obtenga la mejor eficiencia energética y el mayor ahorro económico posible.

Acuerdo entre Serviaire y Kaeser Kompressoren

El rápido crecimiento en los últimos años experimentado por Serviaire se vio de nuevo impulsado por uno de los acuerdos más importantes producidos en el sector del aire comprimido en el pasado 2019.

El Grupo Empresarial Serviaire, afincado en la localidad madrileña de San Fernando de Henares, Madrid, y la multinacional alemana Kaeser Kompressoren, llegaron a un acuerdo para que el primero distribuyera y comercializara los productos del gigante alemán relacionados con los sistemas de aire comprimido. Serviaire, especialistas en aire comprimido, generación de gases, frío industrial, climatización y vacío, y un referente en el mercado nacional desde hace más de 15 años, dio un paso de gigante en su política de expansión que comenzó con la apertura de sus dos nuevas delegaciones en Valladolid y Ciudad Real en el verano de 2019.

Serviaire cuenta con todo el apoyo e infraestructura de Kaeser Kompressoren con relación a compresores rotativos de tornillo, compresores de pistón, tratamiento del aire comprimido, controladores maestros de aire comprimido, bombas de vacío, asesoramiento y planificación, análisis de demanda de aire comprimido y servicio técnico.

foto

Cómo elegir el tamaño de un compresor

Seleccionar el tamaño adecuado de un compresor es una decisión que puede suponer a nuestra empresa un ahorro de miles de euros cada año, o de otra forma, un gasto innecesario de miles de euros.

Puntos a tener en cuenta en la elección de un compresor

• Determinar la presión máxima de trabajo del compresor

Por ejemplo, si se necesita una presión máxima de 6,5 bar(g) en los puntos de trabajo y se instala un compresor que trabaje a una presión de 10,0 bar(g), con presión máxima de trabajo de 12,0 bar(g), en lugar de un compresor que trabaje a 7,5 bar(g), con presión máxima de trabajo de 8,5 bar(g), se trabajará con un consumo específico superior en 0,94 kW/m3/min. En el caso de una empresa que trabaje 6.000 h/año con un consumo medio de 10,0 m3/min y un coste energético de 0,12 €/kW·h, instalando el compresor de 8,5 bar(g) se obtendría un ahorro de 6.750 €/año. Otra cuestión a la hora de determinar la presión máxima de trabajo del compresor es que siempre hay que tener en cuenta la pérdida de presión del sistema de tratamiento del aire comprimido y la posible pérdida de presión de la red general.

• Definir cuál es el caudal que debe producir el compresor para abastecer las distintas demandas de aire comprimido que pueda tener la planta.

Para ello, es necesario conocer los caudales de consumo máximo, medio y mínimo, así como los períodos de uso de dichos consumos, y si van a ser muy variables o continuados, aplicando los índices de simultaneidad de uso de los puntos de consumo. De esta forma, de determina el caudal máximo del compresor, si éste debe ser de caudal variable o fijo, e incluso si es más eficiente el instalar varios compresores de menor potencia que sólo una unidad para el total del caudal.

Puede ocurrir también que el nuevo compresor se disponga para ampliar una instalación ya existente. A la hora de definir la duplicidad de equipos y el dimensionamiento en caudal de los mismos se debe considerar la importancia de una parada imprevista del compresor, con el consiguiente coste que generaría una parada de la producción.

Ejemplo de aplicación real

Como ejemplo real, cabe analizar el caso de una empresa metalúrgica nacional que trabaja a 3 turnos, donde el aire comprimido se utiliza en las líneas de producción con un consumo variable entre 6 m3/min y 19 m3/min en función del turno.

La presión en los puntos de consumo varía entre 3,5 bar(g) y 6,0 bar(g), excepto en un punto de consumo donde se necesita una presión de 11,0 bar(g) con un caudal de consumo de 0,5 m3/min. Para abastecer esta demanda de aire comprimido esta planta contaba con 2 compresores rotativos de tornillo de 110 kW de potencia nominal, con un suministro de caudal de 14 m3/min y presión máxima de trabajo de 13,0 bar(g).

A primera vista, con esta solución de compresores esta empresa cubría sus necesidades, ya que se obtenía un caudal total de 28 m3/min con una presión de trabajo superior a 11,0 bar(g). Pero es evidente que este sistema de compresores desde el punto de vista energético era muy deficiente, y desde el punto de vista de seguridad de suministro también, ya que en el caso de parada de uno de los dos compresores el otro no era capaz de suministrar los caudales de consumo elevados de la planta, lo que originaba la parada de parte de la producción de la empresa.

Para corregir estas deficiencias fue necesario realizar un nuevo diseño del sistema de compresores procediendo a la sustitución de las dos unidades existentes.

La nueva configuración está compuesta por tres compresores con una presión máxima de 8,5 bar(g) trabajando con una presión de consigna de 7,0 bar(g). Dos de las unidades son de velocidad fija, siendo la tercera unidad de flujo variable. Los caudales están dimensionados para que con cualquier combinación de dos compresores se pueda abastecer el consumo máximo de la planta, y además está diseñado para evitar los agujeros de caudal cuando esté funcionando el compresor de velocidad variable y sea necesario que entré en funcionamiento un compresor de los de velocidad fija.

De esta forma, obtenemos la máxima eficiencia energética y los mayores ahorros económicos. Para el punto de consumo con presión de trabajo de 11,0 bar(g) se ha instalado un compresor Booster, multiplicador de presión, con un pequeño depósito de 300 litros. Con esta solución, y después de algo más de 1 año de trabajo, se ha comprobado en la práctica que este sistema de compresores ha generado unos ahorros anuales que superan los 28.000 €.

Resumiendo, para saber cómo elegir el tamaño de un compresor y obtener los mayores ahorros energéticos y económicos, será necesaria la colaboración de un experto en aire comprimido. Tanto si es para una instalación nueva, como si es para ejecutar la ampliación de una instalación ya existente.

foto

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fundació Ecotic reciclando para crearInstituto Tecnológico HoteleroMatelec inspiración y negocio construyendo futuro

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS