Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

“El material es el que construye nuestra visión sobre la luz, sino la luz es invisible”

Entrevista a Josep Ferrando, arquitecto y docente

Laia Quintana12/06/2019

Para Josep Ferrando, arquitecto por vocación y también docente, la arquitectura es una forma de vivir. Tiene una idea muy clara de su trabajo, basado en los materiales, la geometría y la eficiencia, independientemente de la envergadura del proyecto al que se enfrente. Muestra, además, una especial sensibilidad por la luz, llegando a afirmar que "la luz no existe sin materia, es una relación indivisible".

foto

Josep Ferrando.

Para empezar, ¿cuáles son sus inicios en la arquitectura? ¿Por qué arquitectura?

Desde bien pequeño decidí hacer arquitectura, siempre me gustaba dibujar, hacer maquetas, trabajar sobre el espacio… De hecho, no tengo consciencia de cuando empecé a pensar/sentir ser arquitecto. Por otro lado, ha salido a la luz en alguna entrevista previa la posible influencia que tuvo la profesión de mi madre, que era modista, y la abundancia de papeles vegetales sobre las mesas de casa, llenos de dibujos, llenos de patrones, llenos de geometrías que acaban construyendo espacios, en ese caso espacios/vestidos. Siempre había ejemplares también de la revista Burda, una revista de patrones en la que había esas hojas completas de líneas de colores, que eran como laberintos invisibles a partir de los que, si seguías según qué color, aparecía también como una determinada espacialidad en esas líneas. Creo que todo esto pudo influir en la decisión de ser arquitecto.

foto

Hotel en 8 Quebradas, Chile.

En su estudio utilizan mucho la maqueta de trabajo como forma experimental de proyectar ¿Por qué? ¿Qué conexión existe entre la maqueta y el resultado final?

Sí, utilizamos mucho las maquetas, pero hay dos tipos. Por un lado, hay unas maquetas que son más maquetas boceto, es decir, más experimentales. Y, por otro lado, están otras maquetas que no son tan boceto, sino que son maquetas que pasan al estado de construcción. Si utilizamos la palabra en inglés, en lugar de ‘to make models’ sería ‘to build models’. Son maquetas que ya son de otra medida, incluso de otro peso, y que se trabajan con un solo material como hormigón, vidrio, cerámica, etc. Las de vidrio, por ejemplo, pueden llegar a pesar 250 kilos. En estas, lo que se hace es trabajar sobre el material, entender cómo se trabaja, como se manipula, como se corta o como se moldea. Por tanto, son maquetas que no representan solo una espacialidad, sino que en realidad hablan sobre un sistema constructivo. Es un paso intermedio entre la maqueta a escala y la construcción a escala 1:1.

foto
Casa 8+1 en 8 Quebradas, Chile.

¿Cómo definiría el estilo de sus proyectos? ¿Y su forma de trabajar?

Hay tres elementos que para mí son importantes en nuestro trabajo. Por un lado, está la materialidad, es decir, trabajar con los mínimos materiales posibles para conseguir lo máximo posible. Para responder a la mayor complejidad posible desde la estrategia más sencilla. Utilizar el mínimo de materiales posibles lo que hace es que el material no reduzca su función a la de una mera de piel, sino que el material se convierta en un elemento mucho más importante, pasa a ser esqueleto, cerramiento y espacialidad al mismo tiempo. Trabajar con un solo material hace que cada vez investigues más sobre ese material y entiendas su propio comportamiento, que trabaje el material como él precisa. El material debe ser estructura y espacio al mismo tiempo, no son cosas que se separen unas de las otras.

Por otro lado, otro tema importante sería la eficiencia, trabajar los materiales en relación a sus medidas, para que no haya residuos. Si se trabaja de una manera eficiente, con sentido común, respetamos la sostenibilidad. Pero me gusta más la palabra eficiencia, porque se puede trabajar de una forma sostenible pero no ser eficiente. En cambio, para mí la eficiencia engloba la sostenibilidad.

El tercer punto sería llevar a cabo un trabajo por geometría. Por ejemplo, un nido de un pájaro, trabaja desde la geometría circular de manera que las ramas de los árboles se ensamblan entre ellas y, solo por geometría, eviten el uso de tornillos, colas o clavos. El trabajo por geometría, igual que ocurre con los nudos japoneses de las estructuras de madera, es un trabajo que no necesita de nuevo de otro elemento, simplemente el vaciado de la unidad que se repite le permite ser junta al mismo tiempo. El trabajo por geometría también responde, a la vez, a la idea de eficiencia.

Por tanto, la monomaterialidad, la eficiencia y la geometría son tres elementos importantes.

foto
Casa E+M en Sant Cugat del Vallès, Barcelona. Foto: Adrià Goula.

Por tanto, en un proyecto debe existir una comunicación entre los materiales, ¿no?

Sí, debe existir comunicación. En todo caso, si hubiese más de un material debería haber una dialéctica entre ellos, un diálogo, que no hubiese dos materiales de forma aislada que no tuviesen nada que ver. Ya sea por dialéctica, por complementariedad o por contradicción, debería establecerse un cierto diálogo. Un ejemplo claro está en el diseño de la pasada edición de BBContrumat, con la tracción de las telas y la compresión de las vigas. En este caso son dos materiales diferentes pero que propiamente hablaban de esa dialéctica por contraposición. Lo ligero frente a lo pesado, lo translucido o transparente frente a lo opaco, o lo colgado frente a lo apilado.

En sus proyectos muestra siempre una especial sensibilidad por la luz. ¿De dónde surge esa inquietud?

En cuanto a la luz, hay una frase de un arquitecto de Madrid, Eduardo de Miguel, que dice: “La arquitectura es la encargada de hacer morir dignamente la luz”. Es una frase muy bonita que sirve para entender lo que significa la arquitectura frente a la luz. De hecho, la luz, en el momento que toca una superficie, desaparece, muere. Cuando entramos en una iglesia, por ejemplo, decimos “¡qué bonita es la luz!”, o cuando entramos incluso en una cueva, no hace falta que sea arquitectura, o viendo como los rayos de luz atraviesan la arboleda de un bosque, hablamos de la belleza de la luz, pero no es tanto la luz sino como la superficie la transforma. La luz es muy importante, pero está en relación, también, a lo material. El material es el que construye nuestra visión sobre la luz, sino la luz es invisible. Por tanto, la relación entre luz y material vuelve a ser indivisible, para entender una y otra como arquitectura.

foto
Futura escuela de diseño en Río de Janeiro, Brasil.

Uniendo lo anterior, en su libro Matter & Light habla de “la obra arquitectónica como suma de materia y luz” y afirma que “sin materia no habría luz”. ¿Qué une a materia y la luz? ¿Cómo lo trabaja?

Materia y luz están unidas, incidiendo en lo que hablaba, porque la luz es invisible hasta el momento en el que toca la materia. Entonces, es nuestra responsabilidad entender si lo que queremos es que la luz sea luz de volumen, luz de superficie o luz puntual. Dependiendo de cómo la tratamos o como la hacemos llegar al espacio, tenemos una percepción de un lugar infinito, un lugar que parece flotar, un lugar claustrofóbico, un lugar muy amplio, etc. Nosotros no podemos tocar la luz, pero sí que la podemos manipular para transformar la percepción que tenemos del espacio.

¿Qué debe aportar la luz artificial a la luz natural?

La luz artificial respecto a la luz natural debería aportar más o menos lo mismo. Deberíamos entender luz artificial también como un juego sobre la luz y el material. Otro tema es el artefacto, que artefacto o que luminaria utilizamos para poder conseguir esa luz. Pero antes de pensar sobre que artefacto elegimos, deberíamos pensar qué queremos explicar con la luz artificial y eso es lo mismo que ocurre con la luz natural.

foto
Exposición 'Matter&Light' en Berlín.

Bajo su criterio, ¿cómo definiría la luz perfecta?

No, la luz perfecta depende de lo que queramos explicar. Es decir, no existe la perfección, solo existe la coherencia. En un proyecto hay que ser coherente con lo que se quiere contar. Si nosotros queremos que un espacio parezca que flota, por ejemplo, la luz tiene que ser rasante por el suelo, porque la luz hará desaparecer las esquinas inferiores y parecerá que el espacio flota. O si queremos que el espacio parezca infinito, tenemos que concentrar la luz en las esquinas porque las aristas son las que nos hacen percibir los límites de un lugar. Con ello, no es que cada una de las iluminaciones sea perfecta, sino que es perfecta en relación a la coherencia entre lo que se hace y lo que se quiere percibir.

Ha participado en proyectos muy diversos, desde mobiliario hasta edificios de gran envergadura. ¿Qué tienen en común proyectos tan diferentes? ¿Se afrontan de distinta forma?

Todos los proyectos, sea a la escala que sea, se afrontan de la misma manera, siempre entendiéndolos como arquitectura. Cuando hago una silla la pienso como arquitectura, igual que podría decir que si hago un edificio lo pienso como un mueble. Todo está en relación a la escala humana, a la escala del lugar, pero al mismo tiempo todo se piensa desde la arquitectura: desde el material, desde la geometría y desde la eficiencia. Esos tres puntos que comentaba anteriormente existen a cualquier escala, incluso en el proyecto de una joya.

foto
Feria BBConstrumat 2019 en Barcelona.

Vivimos en una época de cambios, llena de innovaciones y tecnología. ¿Qué supone para la arquitectura?

Uno de los elementos importantes, y que tiene que ver con la eficiencia, es la industrialización. Casi todos los proyectos que trabajamos tienen que ver también con la repetición y los patrones. Y la repetición y el patronaje están en relación con la industrialización. Del edificio que hemos terminado recientemente en Buenos Aires, la mayor parte es industrializada. ¿Qué significa industrializar? No solo abaratar costes, porque haces un elemento que lo repites varias veces, sino que a la vez permite otra cosa importante que es la perfectibilidad. La perfectibilidad en relación a la impermeabilidad al agua y a su estanqueidad al exterior. Es algo que, como no haces in situ, no haces la fachada en el lugar, sino que lo haces en taller, la puedes testar de forma más fácil, y en el momento en que la impermeabilidad y la estanqueidad están garantizadas ya repites este mismo elemento las veces que sean necesarias. Por lo tanto, la innovación y la tecnología, en relación a la industrialización, son esenciales en el presente y en el futuro de la arquitectura.

Una de las innovaciones tecnológicas que está marcando los últimos tiempos de la arquitectura y del diseño de iluminación es la irrupción del LED: ¿Qué ventajas aporta? ¿Y algún inconveniente?

Toda la tecnología LED vuelve a ser muy importante en relación a la eficiencia, para respetar la arquitectura del siglo XXI que es una arquitectura basada en la sostenibilidad. Por tanto, cualquier tecnología de ahorro energético es bienvenida.

foto

Silla 'Biennale'. Foto: Francesc Arnó.

Ha trabajado mucho en Latinoamérica. ¿Existen diferencias a la hora de trabajar y de llevar a cabo un proyecto?

Hay diferencias dependiendo del país, he trabajado en Buenos Aires, en Brasil, en Chile, etc. y depende de cada uno. En Chile, por ejemplo, la tecnología de la madera es muy importante y se puede construir mucho con madera, simplemente porque es un país con muchos terremotos, igual que le ocurre a Japón. La construcción en madera es importante, no solo porque tienen un parque forestal importante para poder construir con ello, sino que además entienden la relación de lo efímero de la construcción con los desastres naturales y los terremotos, y que la madera es un material que se puede reciclar después de un terremoto, se puede volver a utilizar para la construcción. En cambio, en Brasil es importante la tecnología del hormigón. Desde los años 50, la arquitectura de Brasil se asocia a dicho material y se convirtió, prácticamente, en la arquitectura que representaba a su sociedad. Por otra parte, en Buenos Aires, y en Argentina en general, la construcción en madera no tiene reglamentación, casi no existe construcción en madera.

Lo importante es saber en qué lugar estas y entender cuáles son los recursos de cada uno de los lugares y cómo trabajar con esos recursos.

Además de arquitecto, también es docente. A nivel personal, ¿qué le aporta la docencia?

La docencia para mí siempre ha sido muy importante. Justo antes de acabar la carrera, en el último año, ya empecé a dar clases, hace ya 20 años, y además en diferentes universidades. Siempre me ha ayudado en el mundo profesional, igual que el mundo profesional me ha ayudado en el mundo académico. Siempre digo que en el ámbito académico intento ser profesional y en el ámbito profesional intento ser académico. Intento ser muy didáctico incluso conmigo mismo, con las obras que hago.

A parte de conocimiento, ¿qué intenta transmitir a sus alumnos?

Actitud. Entender que la arquitectura es una forma de vivir, es una forma de ver el mundo y que, por tanto, se basa en una actitud, que lo importante no es lo que sabes, sino tu capacidad de aprender. Y eso es lo que les digo el primer día, que no les voy a enseñar soluciones, sino que les voy a enseñar a aprender.

foto
Universidad Torcuato di Tella en Buenos Aires, Argentina.

Recientemente ha participado en el diseño de los espacios comunes de la última edición de BBConstrumat. Al final, ¿Cuál ha sido el resultado y la acogida del proyecto?

La acogida ha sido muy buena. Estoy muy contento porque los tres objetivos que quería conseguir con el proyecto.

En primer lugar, es una instalación hecha para una feria de la construcción. Por tanto, la instalación, la intervención, quería contar algo, que el 100% de las construcciones se basan en dos sistemas, el de tracción y el de compresión, y es lo que mostraban las telas colgadas y las vigas apiladas.

En segundo lugar, aparte de ser didáctico, quería explicar la idea de monumentalidad en relación a la escala del edificio, pero, al mismo tiempo, a la escala de las personas. Por tanto, la pieza debía tener la capacidad de leer esa doble escala y lo conseguía con unas piezas colgadas desde 6,5 metros que construían la escala del edificio, al mismo tiempo que recogían “cuevas” o espacios cavernosos en su interior a la escala de las personas. Y la monumentalidad se entendía desde el silencio. En un lugar donde todas las personas gritan quien destaca es quien está en silencio, y aquí sucedió lo mismo. En un lugar con cientos de stands, cada uno con sus tipografías, materiales, colores, etc. el que está en silencio, interpretado como un material único, neutro, continuo, homogéneo, es el que se diferencia. Monumentalidad, por tanto, entendida desde el silencio.

En tercer lugar, aparece de nuevo la eficiencia, en este caso la eficiencia es la generación de cero residuos. Si ya es un tema primordial en general, debía serlo más en una instalación efímera. No puede ser que una instalación efímera, que dura 4 días, genere residuos. Todas las telas de geotextil van a ser reusadas a posteriori y todas las vigas metálicas venían de un uso anterior y se volverán a usar. Por tanto, buscar perfectamente ese residuo cero tenía sentido en una construcción de 3.500 metros cuadrados para un evento efímero de cuatro días.

Habla de sostenibilidad, consumir los mínimos recursos y utilizar lo preexistente. ¿Qué beneficios aporta a la arquitectura? ¿Cree que falta concienciación en materia de sostenibilidad?

Sí, yo creo que falta en general concienciación sobre sostenibilidad. Cada lugar en su medida. A veces, cuando vas a según que países ves que están peor, pero también cuando vas a según que otros ves que están mejor. Cada cultura va a su ritmo, pero claramente falta concienciación en relación a la sostenibilidad, pero no solo en la arquitectura, sino en la educación de las personas.

Para terminar, ¿algún proyecto importante en mente que nos pueda adelantar?

Ahora mismo estoy trabajando en un proyecto que me hace mucha ilusión, en Río de Janeiro. Es para el reúso de un antiguo casino que está en ruinas y convertirlo en escuela de diseño. En este proyecto lo que estamos haciendo es poner en valor la idea de ruina y no entenderlo como un estado peyorativo. La ruina es la que ha permitido que la luz natural entre en lugares donde no entraba o que tengamos visuales hacia el paisaje que no teníamos anteriormente. Usamos la ruina como uno de los procesos de espacialidad y lo único que haremos es intervenir en ese espacio con andamios, haciendo una construcción permanente efímera.

“Nosotros no podemos tocar la luz, pero sí que la podemos manipular para transformar la percepción que tenemos sobre el espacio”

“La innovación y la tecnología en relación a la industrialización es esencial en el presente y en el futuro de la arquitectura”

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Feria Hábitat ValenciaInterLumi: Del 25 al 27 de julio de 2019Secartys 27/06/2019Nebext - RebuildInterempresas Media, S.L.U.: Opinión, tendencias y actualidad

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

El sol del ‘out-view’

La contemplación de los primeros rayos de sol de la mañana y los últimos de la tarde aporta una mente positiva

Una luz familiar

"Nos centramos en el comportamiento con la luz natural como elemento característico de la arquitectura"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS