Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Grandes cultivos

Alivio y alegría en el sector agrario por la continuidad de Planas al frente del Ministerio de Agricultura, al que le piden que ‘se ponga las pilas’ porque hay muchos retos urgentes

Redacción laagriculturadigital.com10/01/2020

El agrario sector agrario valora positivamente la continuidad de Luis Planas al frente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación porque cuenta con la ventaja de conocer las problemáticas actuales y una capacidad negociadora contrastada, aunque le piden urgencia para afrontar algunos problemas, que resultan urgentes y que están deteriorando los resultados de algunos sectores fundamentales para la agricultura y la ganadería españolas.

Las organizaciones profesionales agrarias ASAJA, COAG y UPA, la organización de las cooperativas agrarias y algunas de las principales organizaciones sectoriales han asegurado que resulta un alivio la confirmación por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, porque en los últimos días se habían barajado hipótesis descabelladas, que hablaban incluso de que se eliminara el Ministerio o de que quedara en manos de otros responsables que descompensarán la orientación medioambiental en relación con los aspectos productivos y la competitividad.
En concreto, desde Cooperativas Agro-alimentarias, su director general, Agustín Herrero, ve "positivo" que siga al frente de este Departamento por el trabajo que ha llevado a cabo y por los retos que tiene el campo. A Cooperativas le "satisface" que continúe porque "conoce perfectamente" el sector. Para Herrero, es "importante" contar con un ministro y un equipo que "pueda defender" al sector español en un momento en el que la futura Política Agraria Común (PAC) está en "discusión".

Desde Asaja, su presidente, Pedro Barato, ha afirmado que Planas conoce los "problemas" de este área y "tiene que ponerse manos a la obra para solucionarlos". En el terreno comunitario, las negociaciones sobre la nueva PAC; la amenaza de recortes en el Marco Financiero Plurianual; los aranceles impuestos por EE.UU. a las producciones europeas; el Brexit; la nueva estrategia “Del campo a la mesa” del Pacto Verde Europeo o la política de tratados comerciales de la UE que, como en el caso de Mercosur, lesiona los intereses de los productores agrarios europeos y por ende españoles, van a ser asuntos de mucho calado en los que el ministro Planas deberá emplearse a fondo para lograr resultados satisfactorios para los intereses de los agricultores y ganaderos españoles.

En plano de la política nacional, no son menos los asuntos que requieren dedicación plena. Los bajos precios percibidos por los productores en sectores como el aceite de oliva, las frutas o la leche son una muestra de lo que ocurre en el sector. Nos preocupan los desequilibrios que aún persisten entre los distintos eslabones de la cadena en la conformación de los precios. La realidad es que el productor sigue siendo el eslabón más débil y soportan bajos precios en origen y unos altos costes de los factores de producción.

De igual forma, es prioritario que este Gobierno afronte el reto de vertebrar España mediante obras hidráulicas porque donde hay agua hay futuro, riqueza y la población está arraigada. En materia de vertebración del medio rural es necesario mejorar las dotaciones de infraestructuras y servicios, digitalizar el medio rural y poner en marcha políticas de incentivos para lograr el asentamiento poblacional. Y en todos estos asuntos, como en otros (bienestar animal, innovación, comercio, cambio climático…) que serán competencia compartida o exclusiva de otros ministerios el ministro Planas deberá hacer valer los intereses del sector productor.

Por último, pero no menos importante, es necesario dignificar la figura del empresario agrario. Ante los reiterados ataques de movimientos radicales ecologistas, veganos y antiespecistas contra el modelo de producción europeo es necesario reivindicar la figura del agricultor y el ganadero que proporcionan alimentos sanos y de calidad a toda la sociedad y son la única garantía de supervivencia de un mundo rural que contribuye de forma decisiva a la sostenibilidad y actúa como mitigación del cambio climático.

El secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha considerado una ventaja que Planas continúe en el cargo porque conoce "cuáles son las políticas que hay que desarrollar".
Blanco ha incidido en que Planas tendrá que enfrentarse a crisis como los bajos precios en origen de "muchos sectores", los efectos del "brexit", el desarrollo de la nueva PAC y "entrar a fondo" en una renovación de la Ley para la mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria.
"Conoce el sector, su problemática y no parte de cero sino de un conocimiento y de un trabajo que nos permite o debería permitirnos avanzar", ha concluido.

Para UPA, la noticia de la confirmación del socialista Luis Planas Puchades como ministro de Agricultura ha sido recogida con optimismo por parte de los pequeños agricultores y ganaderos. UPA ha manifestado su satisfacción por que finalmente exista un Ministerio de Agricultura en el nuevo Gobierno de coalición.

Los agricultores han deseado suerte a Planas tras su nombramiento, y le han recordado la urgencia de los retos que debe afrontar, como la actualización de la Ley de la cadena agroalimentaria, la reforma de la Política Agraria Común europea, la estrategia frente a la imposición de barreras comerciales a los productos españoles o el “muy necesario” impulso que necesita el sistema de seguros agrarios ante el reto del cambio climático.

UPA ha mostrado su disposición a seguir colaborando con el Ministerio dirigido por Planas, en coordinación con los otros estamentos e instituciones que se van conociendo del nuevo Ejecutivo. “Para nosotros el Ministerio de Agricultura es la referencia institucional. Algo irrenunciable. Un Ministerio que debe estar a la vanguardia de nuestra defensa como protagonistas del futuro”, ha explicado Lorenzo Ramos, secretario general de esta organización agraria.

La federación hortofrutícola Fepex, que representa al sector más importante en la producción del campo español, y al que tiene mayor peso en las exportaciones y en la imagen de los alimentos de España a nivel internacional, se valora la continuidad de Luis Planas como ministro de Agricultura, de quien destaca su "profundo conocimiento" de la realidad productiva y social del sector agrario y del funcionamiento de las instituciones de la Unión Europea (UE).

En un comunicado, fuentes de la principal organización de productores y exportadores de frutas y hortalizas han apuntado que su mantenimiento en el cargo "contribuirá a superar los retos" del campo español y "permitirá impulsar la adopción de las medidas que requiere la situación" actual.
"La globalización del mercado nacional y comunitario exige la adopción urgente de medidas de mejora de la competitividad" para poder transitar "hacia un modelo de explotación que cumpla los objetivos medioambientales y de acción por el clima del nuevo Gobierno y de la Política Agraria Común" (PAC), han añadido.

A su juicio, "en 2020 el sector deberá afrontar los retos derivados del Brexit, de las graves crisis existentes en los mercados de algunos productos y de la aplicación de la nueva PAC