Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Grandes cultivos

Anna Pedrós (DEKALB): Llevamos 4 años con ensayos en los que adaptamos la dosis de siembra de cada híbrido de maíz al potencial productivo de las zonas de la parcela y de la variedad

Redacción laagriculturadigital.com17/10/2019

ENTREVISTA

ANNA PEDRÓS | Responsable de desarrollo de producto de la zona noroeste en Dekalb

LA AGRICULTURA DIGITAL.- Por su experiencia, ¿Qué características principales son las que buscan los agricultores a la hora de elegir la variedad de maíz que van a sembrar?

ANNA PEDRÓS.- Lo que se busca principalmente es la productividad y cuanta más producción se pueda sacar por hectárea, mucho mejor. No obstante observamos que como no todas las parcelas son iguales ni tienen el mismo potencial productivo, lo que el agricultor quiere también es una estabilidad en los rendimientos y que las condiciones climáticas desfavorables que se puedan producir no mermen excesivamente la cosecha final. La otra característica que más se valora es la sanidad y la protección ante eventuales plagas y enfermedades.

L.A.D.- ¿En qué consiste el trabajo de campo desarrollado por DEKALB en parcelas comerciales como la que hemos visitado en Villamarciel (Valladolid)?

A.P.- En DEKALB nuestro cometido es ensayar las nuevas variedades que salen al mercado para comprobar, principalmente, su adaptación a las distintas zonas de cultivo. Se analizan varios parámetros, entre los que destacan los rendimientos y la sanidad vegetal de los nuevos híbridos.

L.A.D.- ¿Con qué objetivo se ha organizado desde DEKALB esta jornada de campo?

A.P.- La jornada de Villamarciel se ha organizado con el objetivo de presentar nuestro catálogo de productos, entre los que destaca el nuevo maíz DKC5685 de ciclo 500 especialmente adaptado a la zona de Valladolid en concreto y con un gran potencial productivo.

Por otro lado también hemos presentado la variedad DKC4974, un nuevo ciclo 400 corto adaptado a esta zona –está sembrado en la parcela en la que se ha desarrollado la jornada de campo- y que cuenta con un altísimo potencial productivo y un rápido secado. Esta variedad en concreto ha funcionado bastante bien este año ante los problemas de disponibilidad de agua que ha habido.

Por último presentamos la variedad estrella para la zona del Duero que es la DKC5363. Se trata de un ciclo 400 más completo, con un tallo excepcional y muy productivo ya que nos ofrece el potencial de un ciclo 500.

L.A.D.- En lo que respecta a las nuevas tecnologías y las herramientas de agricultura digital que ofrece BAYER para el cultivo de maíz, ¿Cuáles son las posibilidades que tiene los agricultores en estos momentos?

A.P.- La segunda parte de la jornada ha consistido en comprobar en tiempo real la cosecha de esta parcela con el ciclo DKC4974. Gracias a la herramienta Climate FieldViewTM es posible conocer el rendimiento medio que se obtiene a medida que la máquina avanza por distintas zonas de la parcela.

Asimismo hemos explicado el trabajo que estamos desarrollando en un proyecto muy ambicioso centrado sobre todo en la siembra variable en el cultivo de maíz. Llevamos cuatro años desarrollando ensayos en los que adaptamos la dosis de siembra de cada uno de los híbridos en función del potencial productivo de la parcela y de la variedad. En la campaña actual hemos llevado a cabo estos ensayos en un total de 70 parcelas en la península ibérica, destacando las zonas del Valle del Ebro y del Duero por la superficie de cultivo que ocupa actualmente el maíz en los regadíos.

L.A.D.- ¿Cómo se puede acceder a la herramienta Climate FieldViewTM y que servicios es capaz de prestar a los agricultores?

A.P.- Esta es una herramienta que tiene bastantes opciones, destacando la posibilidad de monitorear todo el desarrollo del cultivo a través de imágenes obtenidas vía satélite. Esta información nos permite conocer el consumo de agua del cultivo así como las zonas de la parcela con un mayor potencial productivo, gracias a la interpretación de estas imágenes que podemos consultar con una frecuencia semanal. Además, mediante el geo posicionamiento que facilita Climate FieldViewTM, podemos acudir al punto exacto de la parcela donde puede estar ocurriendo un problema con el cultivo en un determinado momento.

Esta herramienta ofrece también otras funciones como pueden ser los mapas de siembra, de cosecha, densidades de siembra… permitiendo unificar toda la información que recogemos del cultivo incluso si trabajamos con equipos y maquinaria de diferentes fabricantes. Por lo tanto, la herramienta Climate FieldViewTM lo que nos permite es sacar conclusiones y adelantarnos a lo que puede ocurrir para tomar las mejores decisiones en nuestra explotación.

Esta herramienta está disponible de forma gratuita para todos los agricultores que suscriban el contrato de ‘Semilla Segura’ con DEKALB y para todos aquellos que lo deseen, para lo cual tienen que ponerse en contacto con los asesores técnicos de DEKALB o a través de nuestros compañeros de Climate FieldViewTM que les van a informar de cómo conseguirla.

L.A.D.- ¿Climate FieldViewTM está ya disponible en el mercado? ¿Qué coste puede tener este servicio?

A.P.- La herramienta se ha probado ya este año en condiciones reales con los agricultores que tenían contratada la modalidad de ‘Semilla Segura’ y que han podido disfrutar durante esta campaña del monitoreo de sus parcelas, a través de la información que han recibido en sus teléfonos móviles.

En lo que respecta a los mapas de siembra y de cosecha y el resto de funciones de Climate FieldViewTM, aunque ya se han estado probando este año, será en la próxima campaña cuando estén disponibles en el mercado bajo unas condiciones aún por determinar.

L.A.D.- ¿Qué resultados está dando Climate FieldViewTM en otros países en los que la herramienta lleva ya varios años funcionando?

A.P.- La herramienta Climate FieldViewTM está perfectamente implantada en Estados Unidos desde hace tiempo, incluso como una tecnología que se utiliza para predecir la producción y establecer aforos de cara a los seguros y las coberturas que hacen los agricultores antes de recoger la cosecha y que les protege ante los imprevistos.

En Europa, dado que existe una mayor diversidad climática, la tecnología Climate FieldViewTM ha llegado algo más tarde pero ya se ha extendido por todo el continente, sobre todo en los últimos 3 años. Es una herramienta que funciona especialmente bien en grandes superficies debido a que supone un apoyo muy importante para el agricultor en la gestión de su explotación.