Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Grandes cultivos

Bruselas sigue recortando el uso de insecticidas y complicando el control de plagas en algunos cultivos importantes como el trigo, el maíz o la patata

Redacción laagriculturadigital.com14/01/2020

Colonia de pulgones. Foto ITACYL

LA AUTORIDAD EUROPEA PARA LA SALUD ALIMENTARIA CONSIDERA thiacloprid y clorpirifos PELIGROSOS PARA ANIMALES Y HUMANOS

THIACLOPRID.- La Comisión Europea (CE) prohibió ayer la renovación del thiacloprid, un pesticida que, según la Autoridad Europea para la Salud Alimentaria (AESA o EFSA), es peligroso para humanos y animales y supone un riesgo para el medio ambiente.
El thiacloprid forma parte de los neonicotinoides, sustancias derivadas de la nicotina que la AESA ha relacionado con la mortalidad de las abejas.
Se trata del cuarto neocotinoide que Bruselas prohibirá desde 2013, tras el veto al imidacloprid, al clothianidin y al thiamethoxam.
La comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, recordó en un comunicado que las recomendaciones científicas de la agencia europea son claras ya que "hay preocupación por el uso de este pesticida" desde el punto de vista medioambiental, "particularmente en relación con su impacto sobre el agua, aunque también con la salud humana".
Según la CE, este veto adoptado hoy es una "clara muestra" del compromiso de la CE por proteger la salud de los ciudadanos europeos y el entorno.
La decisión adoptada este lunes se publicará en el Diario Oficial de la UE en los próximos días.

El thiacloprid con actividad insecticida por vía sistémica y residual; actúa por contacto e ingestión sobre insectos chupadores y masticadores, por lo que se ha utilizado sobre todo en productos fitosanitarios dedicados al control de plagas como mosquita blanca (Trialeurodes vaporariorum), pulgones y paratrioza, y sobre algunas larvas de Lepidópteros. Puede utilizarse en cultivos y plantaciones de algodón , algunas flores, manzano , ornamentales , patata. Es absorbido por las hojas por lo que debe ser aplicado en aspersión foliar. Actúa como agonístico sobre el receptor nicotínico de la acetilcolina del sistema central, primero estimulando las membranas postsinápticas y después paralizando la conducción nerviosa. Sus propiedades insecticidas se basan en la activación y siguiente bloqueo de los impulsos nerviosos en los receptores acetilcolínicos postsinápticos lo que produce la muerte de los insectos. Es transportado por la savia bruta y distribuido por las hojas conforme va desarrollándose la planta.

Esta prohibición marca un nuevo capítulo en la prohibición de varios insecticidas neonicotinoides peligrosos. Anteriormente, en 2018, la UE ya había prohibido el uso al aire libre de tres sustancias altamente controvertidas, la clothianidina, el imidacloprid y el tiametoxam [1]. Después de su prohibición, la Comisión enumeró al tiacloprid como candidato para la sustitución, pero las nuevas conclusiones de la EFSA llevaron a una dirección diferente.
Los riesgos del tiacloprid ya estaban en discusión hace varios años. BeeLife ya había denunciado los riesgos de la sustancia e incluso había pedido la prohibición de todos los neonicotinoides.

A principios de 2019, la EFSA presentó su conclusión sobre los efectos del tiacloprid en la salud humana y de las abejas [3]. Primero, con respecto a las abejas, declara que "los efectos retardados o los efectos subletales relevantes sobre las abejas en concentraciones relativamente bajas no pueden ser excluidos". La autoridad observa, sin embargo, que no realizó una evaluación completa del riesgo de abejas de acuerdo con el Documento de Orientación de la Abeja EFSA 2013 [4], que incluye la metodología de vanguardia (Lee también Una nueva oportunidad para adoptar el Documento guía sobre abejas de la EFSA).

Por otro lado, la EFSA concluyó que el tiacloprid presenta riesgos importantes para la salud humana. El tiacloprid presenta riesgos para la fertilidad y el desarrollo prenatal, formalmente clasificado como "Repro 1B, H360FD ('Puede dañar la fertilidad. Se sospecha que daña al feto')". Además, también tiene riesgos como cancerígeno, clasificado como "Carc. 2 H351 ('Se sospecha que causa cáncer')".

CLORPIRIFOS Y CLORPIRIFOS-METIL.- La Comisión Europea (CE) ha decidido por otra parte no renovar la aprobación de las sustancias activas clorpirifos y clorpirifos-metil utilizadas en la elaboración de productos fitosanitarios, según los reglamentos de ejecución 2020/17 y 2020/18 que ayer publicó el Diario Oficial de la Unión Europea (UE).

Es un insecticida organofosforado muy usado en el control de plagas de cultivos como soja, maíz, trigo y girasol. Actúa inhibiendo la acetilcolinesterasa y causando envenenamiento por colapso del sistema nervioso del insecto.

En la Unión Europea, el cloropirifós se autorizó por primera vez en 2006 y ahora tenía que ser renovada esa autorización, pero los informes de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) han precipitado esta decisión.

Las normativas indican que los Estados miembros retirarán las autorizaciones de los fitosanitarios que contengan alguna de ambas sustancias activas a más tardar el 16 de febrero de 2020, aunque añade que existe un periodo de gracia para ello al que pueden optar los países comunitarios que expira el 16 de abril de 2020.
La CE, en un principio, había prorrogado el período de aprobación del clorpirifos y del clorpirifos-metil en plaguicidas hasta el 31 de enero de 2020.
Pero en su última declaración, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés), concluyó en su evaluación sobre dichas sustancias en la salud humana que existen ámbitos críticos de preocupación por su potencial genotóxico y neurotóxico.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS