Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Kodiser, S.C. - Otros accesorios para máquina-herramienta

Formdrill

Taladrado térmico: se sirve de la fricción

Foto de Taladrado térmico
El taladrado térmico Formdrill de Kodiser es un proceso que se sirve de la fricción para producir casquillos en tubos metálicos o láminas planas. Este sistema utiliza el mismo material de la pieza para hacer un casquillo incrementando la longitud del roscado en 2 o 3 veces. En vez de cortar el material y tirarlo como desecho con esta técnica se utiliza para realizar una fuerte conexión.

Se trata de una combinación de dos operaciones: taladrado térmico y roscado.

La combinación de la rotación y la fuerza axial de una herramienta especial Formdrill logra producir calor mediante fricción. la temperatura puede alcanzar 900° en la pieza y 700° en el útil. El calor ablanda la pieza y permite al útil crear un casquillo con el material desplazado. Este casquillo es tres veces de largo el espesor de la chapa.

El sistema se puede usar en la mayoría de los metales ferrosos y no ferrosos incluyendo acero, inox, cobre, bronce y aluminio con espesor de hasta 12 mm. En general, todos los materiales maleables pueden taladrarse térmicamente. Los útiles estándar están disponibles para hecer agujeros hasta 25,4 mm o 1 pulgada de diámetro.

Además, no se requiere de un equipamiento especial, con un taladro, fresadora o centro de mecanizado es suficiente. Formdrill es ideal para automatización ya que se trata de un proceso sencillo, produce agujeros bien hechos y dispone de una gran duración. También es apropiado para series cortas o prototipos porque es de manejo sencillo.

Como ventajas Formdrill ofrece uniones más fuertes y seguras sin necesidad de máquinas especiales. Tampoco no se usan elementos externos y es un sistema que requiere poca inversión.