Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Esta casa es una ruina, ¿no?

Josep Tomás, jefe de Ventas Iberia de Saint Genis, S.A. (Inofix)09/05/2022
foto
Como en 1986 nos mostraba Tom Hanks en aquella divertida película de una casa, ganga del siglo, que al ser comprada era una verdadera ruina… pues bien, yo creo que ni esta economía y mercado es la ganga del siglo, ni tampoco es la gran ruina.

Me explico: durante las dos últimos años se han vendido lo que ni en los mejores sueños de una tienda de pinturas y bricolaje hubiese imaginado nunca. No había dónde ir, no había qué hacer; bares cerrados, hoteles cerrados, aeropuertos a los que no se podía ir. Pues vamos a pintar la casa, a cambiar los muebles, a descubrir cosas que no sabíamos que teníamos ni espacios que se hubieran explorado nunca de nuestro hogar, de nuestro jardín.

Fue una ola encima de una tabla de surf que parecía que nunca iba a tocar tierra. Que subía, que subía cada vez más. Aunque igualmente oíamos quejas, “que no tengo personal, que si el ERTE, que si no es todos los días”... Vamos que en el ADN ferretero, bricolajero y pinturero nunca es suficiente; 180 días de sol para decir que el verano ya ha llegado.

Ahora que parece que se ha nublado un poco, ya saltan todas las alarmas. No estamos contentos. Pero seamos realistas: el espejismo en medio del desierto duró demasiado; esto es lo normal, no lo otro. Ya se han pintado más casas en 2 años que en los últimos 10. Faltaba cultura de reforma en este país, poco impulsada por la cultura del pelotazo del ladrillo. ¿Para qué reformar si puedes comprar? Comprar, pero si no puedes pagar tenemos un problema y luego una crisis.

Se ha fomentado poco el poder aprovechar lo que tenemos, es más lógico, ecológico, real, a la altura de las posibilidades del país. Porque, una casa reformada es algo bello, que se valora, como nos muestran ahora cientos de programas en infinidad de cadenas. Pero lo malo es que ni Tom Hanks ni nosotros podemos tener a los gemelos de turno, ni a esos decoradores para poder decirnos qué hacer. Aun así, hay infinidad de soluciones e ideas por parte de múltiples videos, cursos online o centros especializados que nos pueden ayudar.

Yo creo que debemos volver a enamorarnos de nuestros hogares, siguen estando ahí. Demos una oportunidad a lo que no hicimos o no empezamos. Que sí, que está bien por fin poder viajar a esa playa o esa montaña. Pero si no cuidamos dónde vivimos, y a la vez a quienes dan negocio, no vamos a tener mucho más. Faltan materias primas, falta poder tener una cadena de suministro más lógica, menos localizada. Pero si damos nuestra industria a terceros, por ser más baratos, luego no podemos pedir que nuestra industria, nuestro comercial, sea quien tire del carro.

Hemos de salir, ver las opciones para dar color, calidez a nuestros lugares de descanso. Sabemos que hay una guerra injustificable, que eso nos afecta. Pero seamos conscientes que hay gente aquí que nos necesita: nuestros comerciantes, esa ferretería, ese bricolaje, esa tienda de pinturas. Ellos también están en guerra contra la crisis, contra el día a día, para que cuando queramos ir a poner ese toque personal en nuestro salón, o colgar ese cuadro, podamos hacerlo. Ahora hay cientos de ofertas, de ideas, de sugerencias; no dejemos pasar esta oportunidad de inundar de primavera la vida de cada día.

foto

Seamos razonables, sabemos de precios altos de luz, gas, gasolina, etc. Pero hay una oportunidad de poder acabar ese proyecto, de poder dar a esa habitación ese color que lo llevamos pidiendo mucho tiempo. Hay cuadros sin poner, estanterías sin colocar. No dejemos que guíen nuestras vidas desde el extremo del mundo, o desde un frio territorio, no podemos estar en manos de quienes ni nos conocen, ni nos van a tomar en consideración.

La mejor actitud, el mejor gesto, es seguir adelante. Y mejor hacerlo con un nuevo color, con un nuevo proyecto en nuestras vidas. Pinta de color esa sonrisa y vive. Solo se vive una vez, y que esa casa, que es nuestro sector, no sea una ruina, sino un proyecto que no se acabe nunca por tener miles de ideas.

Solo se vive una vez, y que esa casa, que es nuestro sector, no sea una ruina, sino un proyecto que no se acabe nunca por tener miles de ideas

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

VÍDEOS DESTACADOS

  • PowerPLus - Pro Power
    Ver vídeo PowerPLus - Pro Power

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS